domingo, 24 de junio de 2012

SANFORD SPORT (1927)


Cuando el inglés Stewart Sandford se afincó en París, encontró un trabajo como vendedor de automóviles Morgan. El Morgan tenía una ventaja de precio sobre muchos otros de los automóviles de los de la época, ya que tributaba impuestos equivalentes a los de una motocicleta por poseer tres ruedas y motor de moto.


Cuando los clientes empezaron a pedir “ciclo-coches” con un motor más potente, Sandford vio la oportunidad de satisfacer sus demandas. 


El triciclo de Sandford, de motor de cuatro tiempos llegó al mercado en 1922 y tomó su inspiración del diseño de los Morgan. 


Hubo diferencias, como la estructura de acero del Sandford en lugar de la estructura de madera de Morgan. El motor de cuatro cilindros, creado por Ruby, estaba disponible tanto en forma de aspiración natural como sobrealimentado. Tenía 1098cc y 35 caballos de fuerza.  


Al igual que en el Morgan, sa energía producida por el motor se enviaba a la rueda trasera a través de un sistema de dos cadenas. El interior Tenía espacio para un conductor y un pasajero, que venía bien para contrapesar.  La velocidad máxima superaba los 120 kilómetros por hora, y era muy peligroso a la hora de encarar las curvas


Los Sandford se producían en cantidades limitadas, con alrededor de 50 ejemplares por año.


En 1936 la compañía de Motores Ruby fue comprada por un competidor de Sanford, lo que provocó que en poco tiempo quedara fuera del negocio y terminara de esa manera con su corta historia de fabricante.

Las miniaturas marca Brumm representan las versiones abierta y con techo de lona.

CRUISER

8 comentarios:

  1. Muy buenos !!
    Me imagino lo bien que quedan este tipo de replicas en la vitrina.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. No imagino como cambiarían el nuemático trasero a la hora de una ponchadura, jaá !! Los modelos están increíbles, me quedo con el dorado.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, aunque seguramente serían muy livianos como para elevarlos de atrás, ya que la mayor parte del peso recaía sobre el tren delantero.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Muy lindos los dos (aunque el con capota me parece que se luce más aun); tenía la ventaja de que su motor no estaba al aire libre como en los Morgan y Darmont, lo que seguramente le daba más protección al motor. Gran trilogía Diego.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que ambos modelos son distintos en lo que respecta a la cubierta, si bien el abierto tiene la lona atrás, su parabrisas es distinto, seguramente serían versiones de techos diferentes.
      Saludos!

      Eliminar
  4. A mí me gusto el cabrio un auto que se presume liviano y con aires deportivos pide a gritos que se le saque la capota!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad tanto estas miniaturas como las de los Morgan y Darmont que vimos antes vienen en las dos versiones, con techo y sin él. Me pareció que al que mejor le queda la capota puesta es al Sanford por ser más parecido a un auto de verdad, y por ser más estilizado, a los demás no los favorece mucho estéticamente.
      Saludos!

      Eliminar