miércoles, 29 de julio de 2020

BABIOLE SUPER BABI 203 (1954)

Babiole era una marca de tractores francesa. Su fundador era Lucien Babiole, que comenzó a producir un modelo de tractor pequeño entre 1953 y 1959.





El llamado Super Babi tenía motor de Peugeot 203, de 20 caballos de fuerza. De esa mecánica el tractor tomaba su nombre.



En el año 1955 se introdujeron versiones equipadas con motores Diesel de la marca Perkins.



Los modelos producidos eran Super Babi y Multi Babi, en 1953 y 1954. Posteriormente las mecánicas del Peugeot 203 dejaron paso a las del 403.



La pequeña compañía Babiole, que había logrado alcanzar el tercer puesto entre los constructores franceses de tractores, enfrentó grandes dificultades logísticas y de gestión, que su pequeña escala no fue capaz de sortear, y fue a la quiebra en 1955.



Los modelos Babiole fuero sin embargo producidos por otra compañía hasta el año 1959, y en total fueron fabricadas 3.300 unidades de esta marca.




La miniatura es de la marca Universal Hobbies.



CRUISER



sábado, 25 de julio de 2020

PICK UP FORD F100 (1982)

La exitosa camioneta F100 de Ford, que se venía fabricando en Argentina desde 1959, presentó localmente una nueva generación en 1982. El modelo presentado aquí en ese año correspondió a la producción nacional de la versión que había aparecido en Estados Unidos en 1980.



Muchas unidades habían entrado vía importación con el nombre de “Ranger” y se vendían como tope de gama, coexistiendo en la oferta local con la generación anterior. La nueva Ranger tenía líneas más rectas y angulosas, y se basaba en una nueva plataforma, por primera vez desde 1965.



A partir de 1982 la nueva generación se fabricó localmente, aunque sus principales cambios eran estéticos. Los elementos mecánicos prácticamente eran los mismos que el utilitario venía ofreciendo en anteriores generaciones.



Cuatro motorizaciones estaban disponibles: El motor V8 (que también compartía con el recientemente discontinuado Fairlane). Ese motor tenía 4.785cc, con una potencia de 180 HP. El motor de seis cilindros también estaba disponible, que compartía con el Falcon. Se trataba del impulsor de 3.620cc de 120 HP. Y por último, estaba disponible un Diesel Perkins de cuatro cilindros y 3.333cc, de 68CV.



La caja de velocidades era de tres marchas, la suspensión delantera tenía el conocido sistema “Twin I Beam” y resortes helicoidales, la trasera de eje rígido con elásticos longitudinales. La capacidad de carga era de 500 kilogramos, que ya empezaban a resultar escasos en relación a camionetas de segmentos inferiores.



Esta generación de la F100 se produjo hasta 1987.



La miniatura es de la colección “Autos Inolvidables Argentinos” de Salvat, de los 80s y 90s. Tiene retoques de pintura en interiores, escapes, máscaras de ópticas y pilotos delanteros.



CRUISER


martes, 21 de julio de 2020

ISARD T-400 (1963)

El microcupé que se fabricó en Argentina bajo el nombre de Isard T-400 tuvo su origen en Alemania, en la factoría de Hans Glas en Dingolfing, a orillas del río Isar. De ese río tomó su nombre la compañía Isard Argentina. La marca “Isard” reemplazó originariamente a la marca “Goggomobil” de Glas, porque en Francia el término “Goggo” significa “tonto” y no era comercialmente viable.



El modelo T-400 presenta un generoso espacio interior en contenidas dimensiones exteriores. El motor que llegó a Argentina era el de 400cc que había reemplazado al original de 300 que había montado en sus primeras versiones. Era de dos tiempos de ubicación trasera. Cargaba mezcla de nafta y aceite en proporción 1:25.



El motorcito tenía una compresión de apenas 6:1 y rendía 18,5HP. La rotación de las piezas internas era la misma que la del eje trasero, al estilo de las motos. El impulsor estaba inclinado hacia atrás, de manera que el conjunto caja-diferencial coincidía con el eje, y el resto se ubicaba tras la línea de éste, para lograr equilibrio en el reparto de pesos entre ambos trenes.



Como solía pasar, en todos los casos de coches como éste, la comba de las ruedas era “positiva”, quiere decir que las puntas superiores de las ruedas estaban más separados que las inferiores, a la inversa de los coches preparados para competición que las suelen tener “negativas”.



En versiones posteriores el modelo incorporó una toma de aire delantera que mejoraba la refrigeración del motor. La dirección era de piñón y cremallera. Era ágil y liviana en función de la desmultiplicación del conjunto. La batería era de 12V. Las bujías eran de un tipo para invierno y de otro para verano, o sea que había que cambiarlas con el cambio de estación. La batería era de ubicación trasera, junto con el motor. La rueda de auxilio estaba colocada adelante, en la zona de la pedalera.



La carrocería del T-400 era autoportante y la velocidad máxima del cochecito era de 100 km/h. En nuestro país se fabricaron tanto los modelos T-300 como T-400. Este último presentaba mínimas variaciones estéticas exteriores, una de ellas era faros de mayor tamaño. Salieron de fábrica 1132 unidades del primero y 1490 del segundo.



El modelo T-400 se fabricó entre 1960 y 1961. Fue reemplazado al término de su fabricación por el modelo T-700.



La miniatura es de la serie “Autos Inolvidables Argentinos” de Salvat, y presenta los acostumbrados retoques.

CRUISER


viernes, 17 de julio de 2020

FIAT SUPER EUROPA 1.5 (1983)

El Fiat 128 había sido un coche revolucionario cuando hizo su aparición en el mercado argentino, allá por 1971, a pocos meses de haberse presentado en Italia y paralelamente con su premiación como “Coche del año” europeo. Su tecnología de avanzada anticipaba muchos de los adelantos técnicos y mecánicos que serían comunes a los autos que lo secundarían, aún hasta el día de hoy. El motor delantero transversal combinado con tracción delantera y el amplio espacio interior en reducidas dimensiones externas, fueron conceptos inéditos para el contexto de la industria local.



Para 1983 la realidad era otra. El coche ya había sufrido en 1977 un restyling que lo modernizó exteriormente, pero sus líneas ya acusaban el paso del tiempo. Discontinuado en Italia, ya no había un rediseño europeo que copiar y trasladar aquí. Tampoco la realidad económica permitía un reemplazo por otro modelo. Por lo tanto Sevel (el fabricante local de Fiat y Peugeot) decidió recurrir al recurso muy de moda del “facelift” utilizando algunos recursos ortodoxos y otros no tanto, llamando al producto “Fiat Super Europa”, dejando de lado la denominación “128”.



En el frontal, se recurrió a la configuración más usual de los 80s, que era las luces de giro a cada lateral de las principales, las cuales pasaron a ser rectangulares y de mayor tamaño. Ambos conjuntos flanqueaban una parrilla plástica de lamas horizontales. Pocos autos había en esos años que no contaran con ese diseño prácticamente estandarizado. Para no modificar las piezas de carrocería involucradas, se recurrió al truco de realizar un falso frente, con otro ángulo de inclinación, que se colocó por encima de las mismas piezas de chapa que tenía el modelo “Europa”. Grandes y desproporcionados tapajuntas de goma se encargaban de disimular los encuentros entre piezas.



En el sector trasero se reutilizó el mismo recurso. Una nueva pieza de chapa con nueva inclinación alojaba el portapatentes, y era flanqueada por dos acrílicos, que eran nada menos que los mismos del modelo anterior, pero invertidos 180 grados. Al lado de los mismos sendos pilotos de giro de forma triangular, muy similares a los delanteros, por lo cual muchos detractores en tono de burla decían que no se sabía si el coche “iba o venía”. Los paragolpes tanto delanteros como traseros eran de combinación de metal, plástico y goma, con los bajos de carrocería también diseñados para ocupar los espacios que quedaban entre la vieja carrocería y los nuevos elementos estéticos.



Los motores de 1.300cc eran los que equipaban a la gama Europa, pero se agregó como novedad un nuevo impulsor de 1.500cc de origen Lancia, que en Italia equipaba a los modelos Ritmo, Lancia Delta y Lancia Prisma. El nuevo impulsor sumado a un rediseño de la cámara de combustión y múltiple de admisión mas la incorporación de un carburador de doble cuerpo incrementaron la potencia un 38%. El motor, de cinco bancadas, erogaba 82CV, tenía árbol de levas a la cabeza, comandado por correa dentada.



La caja era de cinco marchas, y e acuerdo a la potencia del nuevo motor, la estructura había sido reforzada en partes críticas. El confort interior había sido mejorado, con nuevos tapizados y comandos. La suspensión delantera era independiente y la trasera de ballesta transversal con barras estabilizadoras. El tren delantero era de nueva geometría, con brazos de reacción y barra estabilizadora también. Los frenos delanteros eran a discos y los traseros de tambor.



En teoría el nuevo motor sería menos contaminante y económico, pero en la práctica el 1,5 era muy gastador, debido a que como todo Fiat, lograba torque en base a revoluciones. Se salía de punto muy a menudo, por carecer de encendido electrónico, que hubiera merecido tener para el mejor aprovechamiento de esa mecánica.



Alcanzaba los 163 km/h., aceleraba de 0 a 100 km/h en 11 segundos. En el ámbito deportivo el Super Europa fue el coche a batir durante muchos años, y prácticamente el dominador absoluto de la categoría Turismo Nacional Clase 2 hasta 1.500cc. El motor 1,5 equipó también al Regatta 85, que convivió en la oferta de Sevel con el Super Europa por algunos años.



La miniatura es de la colección “Autos Inolvidables Argentinos” de Salvat, y tiene retoques en los tapizados interiores.


CRUISER

lunes, 13 de julio de 2020

LESA TITANO (1954)

La marca de tractores italiana LESA había tenido origen en la inventiva y el empuje visionario de los agricultores Alceo Leoni y Nello Salsapariglia, de Reggio Emilia. El nombre de la empresa surgió de combinar las dos primeras letras de los apellidos de ambos.



Dedicados inicialmente a la reparación de maquinaria agrícola y toda clase de vehículos, ambos jóvenes deciden diseñar un modelo de tractor, al que llamaron Falco. El Falco había sido un exitoso modelo, con gran capacidad de trabajo y buenas ventas.



A partir de 1952 al Falco se le equipa con un motor Diésel de 17 caballos de potencia, y se le cambia el nombre por el de “Titano”. Así nació el llamado Titano A. Una mejora posterior al motor, que recibió inyección directa de gas oil, hizo que se bautizara la versión como Titano B. 



Al principio la fábrica se nutría de insumos militares sobrantes de la Segunda Guerra, como diferenciales, trenes y cajas. Cuando esos stocks se fueron acabando los socios recurrieron a diseños propios.



El modelo Titano C, que es el de la presente entrada, estaba destinado a trabajos menores en chacras de pequeña extensión.



Su motor Diesel de inyección directa tenía 1.336cc, era de la marca Slanzi, refrigeraba con agua y tenía una potencia de 17 caballos. La caja tenía ocho marchas y dos reversas.



La miniatura es de Universal Hobbies.


CRUISER

jueves, 9 de julio de 2020

MERCEDES 170 D PICKUP (1954)

Habiendo sido importado por muchos años, el Mercedes 170D ya era un “habitante” de las calles de las ciudades argentinas, al momento en que el mítico coche fue comenzado a ser ensamblado localmente, a partir de chasis, mecánica y piezas de carrocería importados desde Alemania.



Otro derivado del Mercedes 170D que se produjo en argentina fue el utilitario pickup, convirtiéndose en una da las primeras de este tipo. Su principal competencia era el Rastrojero, vehículo que siempre llevó la delantera en ventas debido a su menor precio. Se complementaba en la oferta con el Furgón



La camioneta de Mercedes era realmente un muy buen producto, a pesar de estar basado en una tecnología de Preguerra. La clave de su eficiencia era el probadísimo e indestructible motor 1,8 Diesel que entregaba prestaciones muy buenas con escaso consumo de combustible.



Producida en San Martín, provincia de Buenos Aires, fue la primera camioneta de la marca fabricada fuera de Alemania. Su mecánica sencilla la hacía fácil de reparar en caso de necesidad, y la red de repuestos y services era muy amplia.



Se hacía a partir de un chasis de largueros con cabina importados con algunas partes incompletas que terminaban de fabricarse aquí, como la caja de carga. Tampoco se trataba de un único diseño de caja sino que además de las de chapa también las había de madera.



Las cualidades de la camioneta la hacían muy apta para los trabajos rurales y su uso en caminos de barro. Su bajo peso y la ductilidad de su caja la hacía poder salir de los pantanos en segunda marcha a fin de optimizar el torque del motor Diesel.



El motor Diesel tenía 1.767cc, de cuatro cilindros a inyección directa de gas oil, con una relación de compresión de 19 a 1. Tenía una potencia de 40HP. La caja era de cuatro marchas con palanca al volante. Los frenos en las cuatro ruedas eran de tambor, las suspensiones de elásticos transversales complementados con amortiguadores telescópicos, las traseras de eje oscilante con amortiguadores y resortes helicoidales.



La miniatura es de la colección “Autos Inolvidables Argentinos” de Salvat, con retoques de color en interiores.




CRUISER

domingo, 5 de julio de 2020

MERCEDES BENZ 170D FURGON (1954)

El Mercedes 170 fue producido en Argentina mediante el ensamblado de partes importadas desde Alemania. Forjó su fama como vehículo de trabajo, debido a la confiabilidad y economía de su motor Diesel, siendo uno de los primeros vehículos de gran serie en contar con ese tipo de impulsor. Su estructura y mecánica constituían un conjunto, muy confiable a pesar de datar de los años 30s, y fue muy utilizado como taxi tanto en Alemania como en Argentina. Aquellas unidades destinadas al servicio público se merecieron el apodo de “hormigas negras”.



La versión “station wagon” o “rural” del Mercedes 170 también se produjo en Argentina, entre los años 1952 y 1955. Existían varias versiones, ya que estaba disponible en opciones de dos  y tres puertas, esta última contaba con dos delanteras y una sola trasera, en la derecha. En su interior se podían acomodar varios pasajeros en función de su asiento delantero enterizo, y contaba además con un generoso espacio de carga. Algunas unidades fueron equipadas y utilizadas como ambulancias.



Las versiones familiares y furgones poseían un mayor porcentaje de trabajo local, ya que se terminaban aquí partiendo de los chasis importados de Alemania, que no incluían los estampados de carrocería que estos vehículos demandaban.



El furgón estaba construído sobre la versión familiar del 170. La fábrica producía las partes principales y carroceros provados le realizaban las terminaciones, de ahí que los sectores traseras de las unidades fabricadas no fueran todas iguales, y difirieran en algunas partes de carrocería e incluso en los portones.



Juan Manuel Fangio, siempre muy relacionado con la marca de la Estrella, tuvo una concesionaria y un furgón dedicado al reparto de repuestos.



El motor Diesel tenía 1.767cc, de cuatro cilindros a inyección directa de gas oil, con una relación de compresión de 19 a 1. Tenía una potencia de 40HP. La caja era de cuatro marchas con palanca al volante. 




Los frenos en las cuatro ruedas eran de tambor, las suspensiones de elásticos transversales complementados con amortiguadores telescópicos, las traseras de eje oscilante con amortiguadores y resortes helicoidales.


La miniatura es de la serie de vehículos de reparto y servicios de Salvat, y no tiene retoque alguno, se muestra tal cual sale del blister. 



CRUISER


miércoles, 1 de julio de 2020

VOLKSWAGEN JETTA GX (1987)

El primer Volkswagen Jetta fue construído a partir del exitoso modelo Golf, e ideado principalmente para el mercado de los Estados Unidos, donde los tricuerpos tradicionalmente eran mejores vendedores que los bicuerpos, a diferencia de Europa. Compartía plataforma, motores, varias piezas de carrocería, y demás elementos con su hermano Golf.



En México no se utilizó el nombre Jetta sino que se lo fabricó y conoció como VolkswagenAtlantic. Derivaba del modelo Caribe que a su vez era la versión local del Golf. El nombre Jetta también fue reemplazado en otros países de latinoamérica por asimilarse esa palabra con “yeta” que significa “mala suerte”. Pero para la segunda generación el Atlantic mexicano dejó de llamarse así y adoptó el nombre global del modelo, así en 1987 sale a la venta el primer Jetta mexicano, que era en realidad el Jetta 2 europeo.



El motor era un 1,8 litros de 72 HP, que luego llevó su potencia a los 90 caballos. La caja de velocidades en las versiones básicas era de cuatro marchas y opcional de cinco. También existía una versión con caja automática de tres velocidades.



El Jetta fue un éxito en Estados Unidos, llegando a duplicar las ventas del de por sí exitoso Golf II. Respecto a su antecesor, utilizaba plataforma nueva y había aumentado su distancia entre ejes en 66mm. Era 100mm mas largo y 56mm mas ancho. La aerodinámica mejoró considerablemente logrando un Cx de 0,36. La capacidad del baúl era de increíbles 660 litros, compitiendo de igual a igual con los grandes autos estadounidenses. La prensa elogiaba a este nuevo producto de VW, y lo ubicaba como una alternativa menos costosa a los BMW y Audi. 



En México sólo se construyó la variante de cuatro puertas. Existían originalmente dos versiones: LX y GX, que es la que estamos viendo en esta entrada. Este último tenía motor 1,8 de 90 caballos, caja manual de cinco marchas o automática de tres, apoyacabezas delanteros y traseros, vidrios tonalizados, cierre centralizado, levantavidrios eléctricos, molduras exteriores, llantas de acero con tazas plásticas, dirección hidráulica y aire acondicionado opcional.



Posteriormente aparecieron nuevas versiones, incluso una más equipada y lujosa llamada Jetta Carat, para situarse cerca del nicho que dejaría vacío la discontinuidad del modelo Corsar. Se fabricaron en México las unidades que la marca vendía a Estados Unidos y Canadá, con especificaciones distintas a las que ofrecía en el mercado interno del país azteca. Cuando las ventas en Estados Unidos experimentaron una caída, los remanentes fueron vendidos en el mercado local mexicano.



En marzo de 1992 aparece la tercera generación del Golf, por lo tanto los días del Jetta II estaban contados, tanto en Europa como en México. Su reemplazante fue conocido como “Vento” aunque siguió utilizando el nombre “Jetta” en Estados Unidos, Canadá y Sudáfrica.



La miniatura es de la colección Volkswagen aparecida en Argentina.

CRUISER