miércoles, 13 de enero de 2021

VOLKSWAGEN SENDA (1993)

 

A partir de la llegada del Gol a la oferta de Volkswagen Argentina, el modelo Gacel fue paulatinamente reemplazado por su homólogo rebautizado Senda. Originalmente el Senda era la versión menos equipada del Gacel, para luego ser la única denominación para el tricuerpo de la marca, derivado del Gol brasileño.

 


El Senda era el sedán más austero y simple, también el mas barato del mercado argentino en la primera mitad de los años 90s. La marca alemana producía el Gacel localmente, pero aún no alcanzaba los históricos niveles de ventas del discontinuado VW 1500.

 


Para inentar despegarse de la mala performance comercial del Gacel, VW cambió el nombre y posicionó a las versiones menos equipadas de aquél de manera de hacerlos mas convenientes en su relación precio/producto. La poco usual estrategia de cambiar el nombre de un modelo conocido y existente dio sus frutos, ya que el Senda pasó rápidamente a posicionarse como uno de los modelos más exitosos del mercado. Un mercado que no tenía muchas alternativas en ese nicho. 

 


Seguía compartiendo las mismas virtudes y defectos del Gacel. Sus líneas no eran modernas, estaban quedando fuera de moda rápidamente. Su espacio interior y ergonomía no eran de las mejores, y el acceso a sus plazas traseras tampoco era muy fácil, ya que el coche había sido concebido como un dos puertas en Brasil, y la adaptación a cuatro se hizo en Argentina sin modificar mayormente los paneles de carrocería y mucho menos la distancia entre ejes. 

 


Como contrapartida, sin dudas lo mejor del coche era su mecánica confiable y muy robusta. Su éxito de ventas se dio principalmente entre el público joven y los que accedían a su primera motorización cero kilómetro. 

 


Su equipamiento era básico, pero opcionalmente podía ser complementado. Sus rivales en su categoría fueron principalmente los Fiat Duna y Renault 9, ante los cuales el Senda tuvo una digna performance de ventas. 

 


En 1993 precisamente, el motor AP 1600 de VW, que equipaba al Senda, recibió una actualización que llevó sus 76CV originales a 83. Eso le confirió mayor deportividad, lo que sumado a la configuración de sus suspensiones lo llevó a ser más “deportivo” que Duna o Renault 9, de inclinación más familiar. Estaba también disponible un Diesel de 54CV. 

 


La mininatura de Salvat es de una precisión asombrosa, es muy bonita y tiene un color muy acertado, siendo muy representativo de este coche protagonista de las calles en la década del 90. Tiene retoques artesanales de color en su interior.


CRUISER

sábado, 9 de enero de 2021

FORD FALCON CONVERTIBLE – AUTO PRESIDENCIAL (1965)

 

En 1965 Ford Motor Argentina construyó en su fábrica de General Pacheco un modelo Falcon abierto, derivado del modelo Futura en producción. 

 


 

Fue construido especialmente para la Presidencia de la Nación y únicamente utilizado por el entonces primer mandatario Arturo Illia. 

 


Aunque se lo nombra en la colección “Autos Inolvidables de Reparto y Servicios de Salvat “convertible”, de hecho este prototipo no tenía techo de lona, y sólo era apto para ser usado en condiciones de buen tiempo. Al ser el Falcon un coche de estructura monocasco autoportante, la falta del techo provocó debilidad en su integridad. Este convertible estaba dotado de refuerzos estructurales ocultos en los laterales y el piso. El parabrisas era el original de serie, aunque hubo que diseñar un marco específico para contenerlo. 

 


La mecánica y la mayoría de las partes de carrocería eran idénticas a las del Falcon sedán de serie. La mecánica también, y aunque se trataba de un coche familiar, ante una emergencia era apto para realizar maniobras evasivas y de escape. Por esos años hubo algunos magnicidios cometidos sobre autos presidenciales, el mas recordado fue el de J.F Kennedy.

 


El coche fue utilizado en pocas oportunidades para su uso específico, y fue visto en los años 70s como pace car en algunas carreras de automoviloismo nacional. Se desconoce su peradero actual. 

 


La miniatura es de muy buena factura, y es de esperar que sea la base para la fabricación de algún modelo de Falcon nacional de serie de aquellos años, que todavía no ha aparecido en ninguna de las colecciones locales. 

 


CRUISER

 

 

martes, 5 de enero de 2021

FIAT BRIO (1987)

En el marco de una de las tantas crisis económicas de este desgraciado país, en 1987 y por sugerencia del gobierno de turno, las terminales automotrices se abocaron a desarrollar y vender autos económicos a fin de contener los pecios que a la sazón se habían tornados imposibles para los bolsillos de los consumidores. Sevel probó suerte con el luego denominado Brio.

 


El Brio no era mas que la primera generación del Fiat147 brasileño, que nunca había sido vendida en Argentina. En la práctica era una versión básica y rudimentaria de aquél, con la contra de que el diseño se veía notablemente mas antiguo.

 


El interior era completamente falto de gracia y diseño. El tablero era una pieza de metal pintada de negro, atornillada a la carrocería. El único indicador a agujas era un velocímetro central complementado con luces testigo. Los tapizados eran de una cuerina plástica gris muy propensa a cortarse con el uso. Los revestimientos de las contrapuertas eran muy sencillos y de baja calidad, el baúl carecía de ellos y por ende la insonorización dejaba mucho que desear.

 


Las llantas, sin tapacubos, eran gris aluminio o negras. Los faltantes de equipamiento y seguridad y la baja calidad pocas veces vistos en el mercado local, sin embargo lograron que el Brio fuera el auto mas económico del mercado pro aquellos años, aún mas barato que un IES America. No tuvo gastos de desarrollo ya que tomó piezas ya existentes aunque nunca vistas en el país. 

 


Carecía de elementos de seguridad mínimos, como cinturones inerciales. Se comenta que algunas unidades ni siquiera equipaban asientos traseros. La hiperinflación hacía que algunas piezas fueran difíciles de conseguir y los coches salían de fábrica con elementos faltantes que a menudo eran incorporados por las concesionarias en función del stock disponible. 

 


Sin embargo no todas eran contras en el Brio. Lo mejor era su mecánica. El viejo pero conocido motor de 1.116cc le otorgaba 53CV, suficientes para llevar los 735 kg de peso del vehículo bastante eficientemente. La caja era de cinco marchas, y hasta contaba con frenos a discos delanteros. Se las arreglaba para llegar a los 180 km/h. 

 


El Brío se produjo hasta 1989, año en el que se retiró del mercado y fue reemplazado por una versión base del modelo Spazio, llamado “T”. Nunca fue un coche exitoso en ventas. Su diseño no gostaba, su interior tampoco, y con el precio del dólar sin techo alguno, los 5.500 billetes verdes que costaba resultaban excesivos. Pasó con mas pena que gloria por la historia automotriz de nuestro país, pero fue sin dudas un reflejo de la época en la que le tocó existir. 

 


 La miniatura de Salvat es muy bienvenida por su valor histórico, hasta tiene los asientos de cuerina repesentados en color gris. Sin embargo tiene un defecto en el vidrio de portón trasero, ya que corresponde a la versión del 147 brasileño (molde reciclado) en nuestro país la misma era de mayor tamaño y correspondía a la de la segunda generación del modelo.

CRUISER


viernes, 1 de enero de 2021

LE PERCHERON TYPE 25 A (1951)

 

Los tractores franceses Le Percheron tomaron su nombre de una raza de caballos de tiro pesado originarios de la región francesa de Perche, cercana a Normandía.

 


Así como sucedió en Argentina con el caso del tractorPampa fabricado por IAME, el origen del tractor Le Percheron se relaciona con el modelo alemán Lanz Bulldog 7506. Esos tractores tenían muy buena reputación en Francia por lo cual la idea era reproducirlos bajo licencia de la marca.

 


Poco antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial se inició la construcción del modelo de Lanz bajo la marca Le Percheron, a cargo de la empresa SNCAC, en Colombes, cerca de París.

 


El modelo Type 25 fue construído entre 1939 y 1943 con licencia de Lanz. Luego del colapso alemán, en 1947, se siguió fabricando hasta 1955 ahora sin el pago de derechos de licencia como compensación de guerra.

 


El Type 25 (T 25 A) tenía un motor monocilíndrico de 4.764cc y 25CV. Se produjo entre 1939 y 1943 en un número aproximado de 200 unidades. En el tubo ascendente del remolcador se leía “Le Percheron . Systems Lanz”. 

 


Entre 1947 y 1955 se produjo el modelo T 25 R, con idéntica mecánica, aunque en su remolcador se estampó la inscripción “Le Percheron – SNCAC – Colombes”.

 


Tenía caja de velocidades de seis marchas hacia delante y marcha atrás. Medía 2,9 metros de largo, 1,6 de ancho y 2,05 de alto. Su peso era de 2.480 Kg.

 

 

La miniatura es de la marca Universal Hobbies.

CRUISER

lunes, 28 de diciembre de 2020

FORD FALCON RURAL DELUXE (1970)

 

La versión familiar del Falcon fue lanzada en 1968, seis años después de la aparición en el mercado del sedán. Se trataba de un desarrollo local que presentaba algunas diferencias respecto de sus similares estadounidenses y australianos. La versión argentina presentaba la misma distancia entre ejes que el sedán, a diferencia de las extranjeras, que tenían una batalla mayor.

 


El Falcon Rural estuvo disponible en su inicio en versiones Deluxe y Futura, y posteriormente Estándar y Deluxe. Acompañó al modelo durante el resto de su vida comercial, siendo discontinuada en 1991. Desde su aparición se convirtió en un coche elegido por las familias de clase media argentinas.

 


Los modelos Deluxe se distinguían exteriormente por la presencia de varios elemtnos cromados, y cuatro faros principales en la parrilla. Este rediseño fue exclusivo de Argentina.

 


Todas las Rurales tenían dos motorizaciones, las de 188 y 221 pulgadas cúbicas, ambas plantas motrices eran de origen australiano. Ambas mecánicas estaban asociadas a una caja manual de tres velocidades.

El esquema de suspensiones también era desarrollo local y estaba adaptado a los caminos y calles argentinos. El vehículo había logrado un buen balance de robustez y confort, con o sin carga.

La posición de manejo era uno de sus puntos mas criticados, ya que la butaca enteriza carecía de regulaciones y el volante tampoco las tenía.

 


El modelo Rural acompañó las sucesivas modificaciones mecánicas y cambios estéticos que sufrió el coche hasta el cese de su producción. 

 


Los frenos de fábrica eran a tambor, los de discos delanteros eran opcionales. La aceleración de 0 a 100 demoraba 15 segundos y la velocidad máxima era de 155 km/h.

 

La miniatura correponde a la serie “Autos Inolvidables Argentinos” de Salvat, y tiene retoques de color en sus interiores.

 

CRUISER