lunes, 11 de marzo de 2013

VOLKSWAGEN BRASILIA (1973)


El Brasilia fue un modelo de Volkswagen de Brasil, destinado a ocupar un lugar entre el “Escarabajo” y el furgón Kombi. Se construyó sobre la plataforma y motorización del “Fusca”, aunque su configuración de utilitario de tres puertas le brindó mayor capacidad interior y versatilidad.



Se bautizó en honor a la novísima capital brasilera, inaugurada 13 años antes. Su carrocería presentó discusiones a la hora de catalogarlo como “auto” o “camioneta”. A menudo se lo llamaba “La Brasilia” en lugar de “El Brasilia”. En Brasil se dio a conocer este modelo como una "mini-camioneta", esto se debe a que las "camionetas" estaban sujetas a menores cargas de impuestos, aunque no muy significantes, no obstante, en la realidad se trata de un hatchback que marcó el camino a modelos como Gol, Polo o Golf. Para algunos expertos esta forma de clasificación y comercialización de Volkswagen en su inicio pudo haber obstaculizado las ventas del modelo en los años subsecuentes.


El motor trasero del Brasilia era un boxer cuatro cilindros de 1.584cc. de 44 CV. Su apariencia recordaba al Volkswagen 412 Variant alemán, del cual tomaba su estilo, aunque el Brasilia fue diseñado y construido por Volkswagen de Brasil, y fue uno de los primeros Volkswagen en el mundo en ser diseñado y construido fuera de Alemania.

La producción total del Brasilia superó el millón de vehículos. El éxito en ventas fue instantáneo de modo que en 1975 se produjeron 126,000 unidades. Era buscado principalmente por jóvenes y familias pequeñas. En 1976, se adopta para Brasil el motor para ser alimentado por dos carburadores, que aumentaron su potencia a 65 CV. Su principal problema, al igual que con el Volkswagen Sedán, era el ruido interior, que con estos cambios se incrementó.



Se presentaron algunas versiones con acabados más lujosos, que si bien reducían el ruido, nunca lograron acabar con este problema. En 1977 el Brasilia recibe el sistema de frenos de doble circuito (delantero y trasero) y la columna de dirección colapsable. En 1978, recibe nuevas luces traseras con muescas que mejoraban la visibilidad (Copiadas de Mercedes Benz), y un desempañador trasero opcional.



Además de Brasil, el modelo se fabricó en México, aunque con gran cantidad de componentes brasileños. Allí se ensamblaron hasta 1982 un total de 72.377 unidades. En Brasil la cifra alcanzó los casi dos millones de ejemplares, vendiéndose también en otros países de América del Sur, a excepción de Argentina donde este modelo nunca se vendió, pero lo hemos visto en cantidades asombrosas en viajes a Brasil.



La corrosión de la carrocería fue el factor que hizo que relativamente muy pocos Brasilia llegaran a nuestros días en buen estado de conservación. En Brasil fue reemplazado por el Volkswagen Gol, y en México fue canibalizado por la primera generación del Golf.



La miniatura es de la colección “Carros inesquesiveis do Brasil”, con mínimos retoques.





En la última foto, un trabajo de pintado en los interiores. 



CRUISER


12 comentarios:

  1. Precioso "El Brasilia", así en rojo gana mucho mas esta noble pieza que con los mínimos retoques queda otra nueva y que no parece para nada de un coleccionable.

    Un saludo y gracias por mostrarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. IXO viene editando estos coleccionables del mundo con algunas mejoras bajo las marcas Premium X o IST. Por supuesto, a precios mucho mayores, por lo cual es buena opción conseguir estas ediciones y retocarlas un poco.
      Saludos!

      Eliminar

  2. Otro interesante modelo de esta colección brasileña, que ojalá podamos adquirir también por aquí aunque los modelos son muy exóticos. Ya se ve que el mercado brasileño es muy importante para VW, hasta tal punto que diseñaron vehículos específicos.

    La miniatura me parece muy buena y me agrada estéticamente. Te felicito por su adquisición y te mando un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que si se quiso suplantar el "Escarabajo", esta pasada en limpio manteniendo el concepto y la mecánica había sido muy felíz, por algo vendió nada menos que 2 millones. Pero como suele pasar, el "Fusca" los sobrevivió...
      Saludos!

      Eliminar
  3. Bueno veo que llego bien a destino, y esos retoques en los faros traseros lo levantan muchísimo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad que todo en rojo se veía muy básico. Con un poquito de retoque se ve mejor.
      Saludos!

      Eliminar
  4. pusiste la foto pero no tengo tan presente al original,
    me parece que este modelo está como "inflado", muy redondito,
    como hecho a las apuradas.
    esta vez paso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, entonces no te lo vendo nada... Jajajajajaaaa!!!
      Saludos!

      Eliminar
  5. Si, en Brasil hay una variedad enorme de VW's
    Y la mayoria ,aqui, nos los hemos perdido...
    Excepcional la pieza,toda una joya,que engrandece aun mas colecciones como la tuya
    Gracias por compartir la miniatura
    Salu2
    Joserra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto le representó a VW las ventas en Brasil sobre las ventas globales que ahí se explica la importancia que le dieron a ese mercado. Los productos VW eran pocos y obsoletos para el mercado europeo, pero para este lado del mundo eran deseables por lo rústicos e irrompibles. En los años 70s entre Escarabajos y Kombis, fácilmente representaban el 80% del parque rodante brasileño.
      Saludos!

      Eliminar
  6. Me trae recuerdos.. de chico tuvimos una en casa por aquellos años de color amarillo. En una ocasión se nos incendió del motor por un fuga de combustible que goteó sobre el generador, pero la repararon. Buen susto pero aun así le teníamos cariño. Gracias por presentarla. Buen modelo.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HAs visto Eddie... te refieres al coche como "La Brasilia"... jajaja!!
      Gracias por el recuerdo.
      Saludos!

      Eliminar