viernes, 1 de marzo de 2019

TC – IKA TORINO “LIEBRE MK III” – GASTÓN PERKINS (1969)

La Liebre III era una evolución del modelo anterior, que sólo presentaba cambios mecánicos menores respecto a aquél. Sus diferencias se centraban más en el aspecto exterior. El coche ya no parecía tanto un hatchback utilitario sino un verdadero auto de carreras. Sus líneas se habían vuelto mas fluídas, y su silueta parecía la de un semifastback. 




Carecía de ventanas laterales traseras, las tomas dinámicas de los frenos delanteros habían migrado desde la parte baja de la trompa a la parte superior de los pasarruedas, y en el sector lateral trasero aparecían dos tomas nuevas. 



En el centro del capó había una generosa hendidura para salida del aire que había entrado por la toma frontal, luego de enfriar el radiador. En el interior se reubicaron las butacas y el torpedo, de manera de lograr un raparto de pesos de 50 y 50% entre ambos ejes.



Las puertas seguían siendo las de la coupé Torino, pero el parabrisas y el techo habían cambiado su diseño respecto del de la Liebre II. Mecánicamente no existían diferencias. El motor seguía siendo el Tornado 4 bancadas de 3.980cc y 275HP, sobre un chasis de Torino acortado y complemento de estructura de acero tubular. Originalmente la carrocería era de fibra de vidrio, pero al ser descalificado en un par de carreras debido a esa circunstancia, las piezas hubieron de ser reemplazadas por otras hechas en aluminio.



Las suspensiones seguían siendo las del Torino aunque configurables según se corriera en circuitos o rutas. Los frenos eran a discos en las cuatro ruedas. La concepción técnica de la Liebre III le permitía cumplir reglamentariamente tanto con la categoría TC como con la incipiente SP.  Por lo tanto disputaba ambos campeonatos en paralelo.



Medía 4,10m de largo, con una distancia entre ejes de 2,72m. Su ancho era de 1,71m y su altura de 1,15m. Pesaba 950 kg. Tenía caja ZF de cuatro marchas hacia delante. Construida en los talleres de Heriberto Pronello con la preparación de motores de Oreste Berta, la Liebre III no tardó en seguir la senda de éxito de su predecesor. Pronello construyó pequeñas series para equipos de competición independiente, y las llegó a haber con motores Chevrolet 250 y Ford F100.



La Liebre III dominó a voluntad el campeonato de Turismo Carretera de 1969, alzándose con la corona, a manos de Gastón Perkins. Perkins era otro de los pilotos de alta alcurnia del automovilismo argentino. 



De familia de estancieros de la pampa húmeda, Perkins debutó a los 23 años en el automovilismo deportivo y se coronó campeón en la categoría Turismo Nacional entre 1963 y 1965, acomodando su 1,90m de estatura dentro del habitáculo de un RenaultGordini. Solamente cinco victorias en toda su carrera de TC le alcanzaron para alzarse con un campeonato y para ligar indisolublemente su nombre al de la Liebre. Al punto de que por aquellos años muchos hijos de padres aficionados al automovilismo fueron bautizados con el nombre Gastón.



Los vertiginosos cambios técnicos y reglamentarios de esos años hicieron que aún este moderno coche quedara desactualizado en poco tiempo. La dualidad de ser un coche tanto de pista como de caminos mixtos o de montaña hizo que la Liebre III perdiera terreno en la categoría Sport Prototipo respecto de máquinas que ya estaban siendo diseñadas con el solo fin de correr en autódromos. Pronello tenía listos los planos de su sucesor, el “Liebre IV”, pero canceló su relación con IKA y firmó con Ford. La Liebre IV nunca se llamó así pero se construyó y compitió, fue el famoso modelo Huayra, el cual merece su miniatura y su historia en una futura entrada. Ojalá así sea.



La maqueta de la colección TC de Planeta DeAgostini es una de las mas hermosas de la serie. Impecable por donde se la mire, quizás sus únicas contras sean las proporciones de la luneta trasera y la falta de color negro en las tomas de aire de los guardabarros, las que tuve que pintar a mano. 




También hubiera sido deseable que viniera de fábrica con los neumáticos traseros de mayor diámetro pero no fue así, se los reemplacé por otros de un donante a la vez que estiré un par de milímetros ambas trochas, y quedó a mi juicio mucho mas bonita y fiel a la realidad. También pinté el aro del volante en color madera y y los interiores color aluminio y con eso terminé los retoques.



CRUISER


18 comentarios:

  1. Esta liebre no me gusta nada, el modelo esta muy bien logrado y ojalá sigan sacando modelos legendarios de la categoría, muy bueno diego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laureano. Y bueno, sobre gustos...! A la mayoría le parece que ésta es la Liebre mas linda de todas.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Una delicia, demasiado linda, quizás más linda que el original.
    Y ese es precisamente el problema.
    De todos modos tus cambios, sobre todo a nivel calzado, la mejoraron mucho.

    ResponderEliminar
  3. Me resultaría curioso ver la reacción de un aficionado europeo al modelismo que contemple etas miniaturas en un mercadillo de los de aquí. No tengo ni idea lo que podría pensar de estos coches, que nos resultan demasiado desconocidos por acá. Puede que sean demasiado autóctonos o quizás simplemente se los llevaría por ser llamativos y miniaturas muy aceptables?

    En todo caso no puedo más que limitarme a mirar y aprender de lo que ustedes comentan de estos coches. Siempre está por encima mi amor a los automóviles sean de donde sean.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me despierta curiosidad la reacción de ustedes, ya que estos miembros de la "fauna" automotriz local son extraños y desconocidos fuera de aquí. Son representantes de una época efímera pero explosiva en cuanto a tecnología y creatividad. Parece mentira, en una categoría que luego se tornó tan conservadora como el TC, al punto de utilizar aún hoy siluetas de coches de los años 60s. Es increíble.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Hermosa Liebre, también al recibir el modelo noté que deberé pintar de color negro esas entradas de aire sobre los guardabarros delanteros. Investigué y el modelo con esta decoración no pertenece a 1969, sino que es el usado por Perkins el 8 de marzo de 1970 en el Gran Premio de la Montaña en Córdoba.
    Hay pocas fotos, y todas en blanco y negro...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen dato Juanh. En mi caso, no pude encontrar fotos idénticas al modelo, la que elegí tiene otras publicidades, pero bueno, como mi blog no es específico como el tuyo, con reseñar mínimamente el modelo me alcanza. Igual, en ésto de los coches de carreras, es posible que el mismo modelo haya tenido presentaciones disímiles en cada una de las carreras de la temporada.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Un campeón en un año caótico de la categoría, con pocas fechas y escándalos reglamentarios. Más allá de eso, es notable el dominio de Pronello en ese año: de diez carreras, las Liebres se impusieron en nueve (seis para las III -incluyendo el Nova Naranja de Pairetti, que tenía motor Chevrolet-, una para la Liebre II y una para la 1 1/2). Evidentemente, fue el esplendor de lo tecnológico, muy en desmedro de la categoría.
    Acompaño las palabras del Gaucho, auténtico especialista en Liebres: está más linda que la original, pero el cambio de trocha y las gomas traseras más patonas le suman realismo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un exponente de una época en la que nuestros diseñadores, ingenieros y preparadores estaban a la altura de los mejores del mundo. No digo que ahora no sea así, pero quizás no tienen forma de mostrarlo en una categoría tan atípica y extraña como el TC actual.
      Saludos!

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Bárbaro. Habrá que buscar una miniatura de éstas, donde sea. Y hoy descubro que el primer Huayra (había leído que era el nombre de un viento sudamericano, nada más) era un auto argentino. Y además Huayra está relacionado con la Pachamama... El maestro Pronello (otro gran descubrimiento) debía ser poeta entre otras cosas. 
    Pero también me entero de que el ingeniero Pagani no es italiano, sino argentino, otro De Tomaso que pisa fuerte para dejar su sello personal, inolvidable en la historia universal del automóvil deportivo.
    ¿Qué más puedo decir? Que a primera vista esta Liebre me ha recordado al Ferrari "Breadvan" que he visto correr en clásicos en el Jarama (https://www.diariomotor.com/competicion/2016/09/02/un-ferrari-de-carreras-para-repartir-el-pan/) sólo que este Torino presenta una línea mucho más armoniosa. Seguro que, con la mitad de cilindros del Ferrari, sonaba muy bien para redondear el espectáculo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola, por si no lo viste ya, te conmino a que investigues sobre el primer Huayra, te dejo el links.
      Con techo, versión Sport Prototipo https://66.media.tumblr.com/5bc05deb0d0f9cfe7605562c69675df3/tumblr_nti0fbrur21upu6ndo1_1280.jpg

      Con techo, versión Turismo Carretera https://3.bp.blogspot.com/_6ekeZsieInA/TC1iOb6eAtI/AAAAAAAAB-o/Ii559GOqo2Y/s400/huayra+ford+1969.jpg

      Versión Spider (sin techo), usado en Sport Prototipo https://1.bp.blogspot.com/-u9eS3ZO0Xpg/WDywug-VK8I/AAAAAAAAC8E/buL4_OvIxrwIG9Tfu0T69pdo7xVvImKqACLcB/s640/unnamed.jpg

      Y acá una foto de familia https://i.pinimg.com/originals/30/26/bd/3026bd87196c82d8b63ed117f23bc5d4.jpg

      Por favor discúlpame la intromisión pero mi entusiasmo puede más que mi educación, y mi tristeza por el pasado perdido es mayor que mi orgullo y mi (como ya lo habrás notado) sentido de la oportunidad.

      Estos autos no fueron campeones ni corrían en Turismo Carretera, por lo que no creo que los tengamos en diecast.
      Yo tengo algunas reproducciones pero son artesanales, hechas en cantidades ínfimas.

      Eliminar
    2. Por favor amigo Gaucho, pase y comente cuando quiera, está en su casa!! Y gracias por los aportes!!

      Eliminar
    3. Muchas gracias, Gaucho, por la información. Qué bueno el prototipo con el alerón alto, y el posterior spider, siempre con el motor frente al piloto. Y, como siempre, gracias Diego por darme acceso a tanta maravilla desconocidad.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Otro de los emblemáticos modelos que esperábamos, y muy bien resuelto salvo por los neumáticos que con tu mejora quedó excelente.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julián. Por suerte pude encontrar ese par trasero que calzaron a la perfección en las llantas. Pareciera que estaban esperando a esta Liebre!!
      Saludos!

      Eliminar