martes, 16 de julio de 2019

FIAT 133 L (1977)

En un contexto de crisis económica y pocas novedades en el mercado, el Fiat 133 hace su aparición en Argentina en 1977. Inevitablemente asociado al Fiat 600 por su concepto, no venía a remplazarlo, sino a situarse en un nicho intermedio entre aquél y el Fiat 128.



Su precio era bastante superior al del 600, que aún se producía localmente, pero el nicho era el mismo, por lo cual los compradores tenían que pensar muy bien si la diferencia económica se traducía en grandes ventajas respecto del mítico cochecito. Y de hecho diferencias había, y varias.



El 133 compartía el concepto de “Todo atrás” con el 600, incluso su motor, que era casi el mismo (53cc más para el 133). Pero tenía mejor habitabilidad, más capacidad en el baúl, y mejor visibilidad que aquél.



El 133 era en realidad un SEAT español, incluso sus partes de chapa llegaban al país importadas desde Barcelona y aquí se ensamblaban, por parte de Fiat Concord. Se ofreció en Argentina en dos versiones, básica y de lujo (L). Esta última traía una máscara de plástico negro en su frontal.



Los principales puntos a favor que los usuarios y la prensa destacaban del 133 eran su maniobrabilidad excelente en tránsito urbano y su bajo consumo. La elasticidad, el frenado y el pique del cochecito también eran ponderados. Entre las contras destacaban su precio relativo bastante elevado, su escasa velocidad máxima y su pobre desempeño en ruta, en épocas en que la mayoría de los usuarios no poseía dos coches sino que buscaba uno que pudiera ser utilizado en ambos contextos, ciudad y carretera. 



También era famosa su tendencia al recalentamiento, ya que sus formas cuadrangulares dificultaban el ingreso del aire al vano motor, por lo cual se decía que “calentaba más que el 600”, y eso ya era demasiado.



El motor era de 903cc de ubicación trasera, que rendía 37CV. Los frenos delanteros eran de discos. La caja de cuatro marchas y reversa. El largo total era de 3.490mm, y la distancia entre ejes de 2.025mm. Las puertas contaban con ventiletes y los vidrios traseros eran fijos.



El 133 contó con versiones deportivas como los 133 IAVA Y 133 TOP, que se basaban en la gran agilidad y el bajo peso del auto para lograr comportamientos “picantes”. A pesar de aquello, la imagen del 133 nunca fue descollante en nuestro país, y su éxito, que se hacía esperar, nunca llegó. El concepto “todo atrás” ya no vendía, y el 133 hubo de ser reemplazado por el 147, modelo del mismo segmento pero de concepto totalmente distinto y mucho mas moderno.



Se produjeron localmente tan sólo 15.821 unidades de Fiat 133 en todas sus variantes, entre 1977 y 1982, contra las 232.000 unidades que vendió su sucesor, el 147. La miniatura es de la serie “Autos Inolvidables Argentinos” de Salvat, con retoques de color en sus interiores.



CRUISER


18 comentarios:

  1. En España se fabricó con el motor del 850, mientras que el motor argentino de 903 cc debía ser el del 127. No tuvimos versiones deportivas.
    En el año 1976 me saqué el carné de conducir en uno de ellos. Era el coche "oficial" de las autoescuelas junto a los últimos 600. Ese fue mi contacto con el auto y nunca lo eché de menos, pues era malo de solemnidad. Seat insistía en su condición de diseño propio.
    Lo mejor que hizo Seat al concluir la producción nacional, fue endosar el modelo, con cadena de producción incluída, a los incautos egipcios, que ya lo fabricaban en CDK:
    https://elpais.com/diario/1980/04/17/economia/324770413_850215.html
    Sacarle tanto jugo a semejante trasto fue, sin duda, una jugada de trileros. Supongo que los Fiat argentinos darían mejor resultado. Al fin y al cabo eran Fiat.
    La miniatura es muy alegre con su color azul y sus bonitas llantas. El color negro en la calandra y la parte trasera hace un buen contraste. También en esto es distinto al español-
    Saludos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bernardo. Aquí usó el motor del 600, que para ese entonces había evolucionado bastante en cuanto a cilindrada. Nunca tuvimos el 127 aquí, al menos hasta la aparición del 147 que era la versión sudamericana del coche. De todos modos el 133 no fue un auto exitoso y no pudo reemplazar al 600 que seguía siendo casi lo mismo pero más barato.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Hermoso este Fiat 133, y con ese color celestito bien Argentino! Me acuerdo cuando solo podíamos aspirar al Seat 133 de la colección Española y por cierto, nos salia bastante caro.....ahora eso quedo atrás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está mucho mas lindo también que el SEAT, Mauro. Aún no los puse lado a lado pero pareciera un molde mejorado, al estilo de otros tantos que recibieron nuevos moldes. Realmente está muy linda esta maqueta, y sí, se trata del 133 definitivo. Ahora sólo faltan los IAVA y Top.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Muy buena reseña, la historia de este auto siempre me pareció curiosa, es un invento español basado en otros Fiat de la época y que lo hayan vendido como Fiat en Argentina me llamaba la atención. Leí que le decían "Intendente" porque había uno por pueblo y nadie lo quería, je! El modelo me gusta mucho, aún no lo pude conseguir, pero lo haré. Me causa también curiosidad la versión IAVA y la TOP (un amigo de mi viejo tenía este último y parece que andaba bien) que es tan rara de ver como el Sorpasso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto el IAVA como el Top como el Sorpasso merecerían su lugar en la colección, Fran. A estos Fiat se los recuerda mucho por sus versiones más picantes. Y a juzgar por los modelos "raros" que están saliendo en los fascículos, debemos tener esperanzas en que aquellos verán la luz también. Saludos!

      Eliminar
  4. Un bicho raro, partiendo de que el motor giraba en sentido antihorario. Estando el 127 con un concepto de ingenieria mucho más moderno, no se entiende qué quiso inventar Seat. También son raras las llantas, de diseño similar a las del 600 pero más convexas; debían raspar cordones de lo lindo.
    El modelo es fiel, hasta muestra una combinación de colores muy común en estos autos. Si tuviera que criticar algo, es que los talones de las llantas son un poco gruesos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Américo. Apareció en un momento en el que el concepto "Todo atrás" ya había pasado a la historia. Y como bien decís, con un modelo tan moderno y avanzado como el "supermini" 127 no se explica mucho el esfuerzo puesto en este coche. La miniatura es encantadora.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Hombre, es que picaban en categoráis diferentes... un 127 al lado de un 133 se ve mucho más coche. Era solo un vehículo barato pensado para cubrir el hueco dejado por el 600, solo eso. Posteriormente se vendieron las matrices y se exportaron unidades a países de baja economía, como Egipto.

      Eliminar
  5. Me gusta mucho, por qué no habrán dado el Taunus cupé a este chino?
    Es increíble que la misma empresa tenga productos de calidad tan distinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pareciera que en IXO le tienen bronca a los autos más deportivos y se los dan al Chavo del 8 para que los diseñe

      Eliminar
    2. A la Taunus coupé la tengo todavía en la gatera, ni le metí mano, porque el error que tiene es insalvable, por ahí algo se puede disimular, pero no es mucho. Ya me ocuparé de ella. Es una lástima porque sin dudas está en el podio de las miniaturas mas esperadas para una colección local, y fue otro fiasco.
      Saludos!

      Eliminar
    3. La cupe Taunus exige cirugía mayor, quizás un cut and paste, empalmando con pedazos de un Taunus donante, quizás alguien con experiencia en empalmar techos de Liebres...

      Eliminar
    4. El problema son los calcos, imposible recrearlos....

      Eliminar
    5. No me afloje Don Cruiser, no es nada que un calcomanista matriculado no pueda hacer.
      Le digo más, en cualquier momento aparecen calcomanistas de ocasión ofreciendo calcos para los que gusten repintar su Taunus.
      Y si San Diecast quiere, quizás pueda pegar los calcos sin problemas el el Taunus reformulado porque la longitud sería igual, o en el peor de los casos, usar dos juegos empalmados.
      ‎Usted puede!

      Eliminar
    6. Por lo que he visto, parece ser más práctico conseguir la Taunus de Galgo y pasarle lo de la Inolvidable que salvarla haciendo cirugía. Financieramente poco viable, pero para meter mano es peor.

      Eliminar
  6. Otra miniatura para el mundo del 133! Este es el hermanito argentino, español disfrazado de italiano al que poca gente recordará si no es para echarle un juramento encima y escupir en la tierra, jajaja!

    Sin embargo lo que venía a cubrir era el hueco dejado por el 600. La cosa no salió tan mal, llegaron a exportarse a Egipto y ustedes lo fabricaron como CKD. De todas formas no se le podía pedir la misma experiencia que tenía FIAT a SEAT, los ingenieros de automoción dicen que es más complicado diseñar un turismo que un superdeportivo y yo lo creo firmemente.

    La miniatura me deja un poco frío, primero por que ese frontal nos suena muy extraño y no veo que le pegue mucho, aunque esto seguro que es por costumbre de haberlo visto como lo concebimos en España. El color tampoco me gusta, este coche solo lo asocio al blanco o como mucho al rojo.

    Y en cuanto al molde, juraría que partieron de nuestro nacional:

    https://asivianes.blogspot.com/2012/07/seat-133-especial-de-ixoaltaya.html

    Si bien no es perfecto, creo que el modelo de Altaya tiene mejores interiores y parece mejor tratado (observen los limpias). Pero está lejos de ser una buena réplica, aunque de lejos y medio cerrando los ojos, cuela.

    Bienvenida en todo caso tu réplica, si ya era raro en el mundo un 133 no te digo ya nada uno argentino!

    Saludos.

    ResponderEliminar