jueves, 4 de julio de 2019

FIAT DUNA S (1988)

El Fiat Duna fue un coche del segmento B producido en Italia y Sudamérica, y vendido en mercados de Agrentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Venezuela e Italia. En Algunos países fue llamado Fiat Premio. Existió en versiones de dos y cuatro puertas, y era un derivado directo del Fiat Uno, en la práctica, se trataba de un Uno tricuerpo. También estaba la versión “Weekend”, que era una rural de cinco puertas, y al final de su vida comercial se agregó una pickup, aunque algunos la consideran derivada del Uno y no del Duna, que para el caso la diferencia sería imposible de determinar.



Una particularidad del Duna en Argentina fue que aquí fue presentado con anterioridad al Fiat Uno (En Italia el Uno se vendía desde 1983) por lo cual el público no lo consideró “un Uno con cola” sino que al Uno lo tomó en su momento como “Un Duna sin cola”.



Se destacaba por su silueta en cuña, y por ser el primer auto de la década de los 80s en presentar la línea de “baúl alto”, lo que provocó que su particular silueta no fuera del agrado de todos, y que necesitara de un acostumbramiento del público a la misma, cosa que ocurrió luego de que la modalidad se impusiera en muchos coches de finales de esa década y principios de la de los 90s, y fuera regla en caso de sedanes regionales derivados de bicuerpos de origen europeo.



El baúl alto le confería una excelente capacidad (insólitos 503 litros), y fue uno de los ítems en los que el Duna se destacó. Otra de sus características eran la amplitud interior, apta para cuatro pasajeros cómodamente instalados, y la buena visibilidad hacia delante y los costados que proporcionaba su gran superficie acristalada. La única escobilla limpiaparabrisas era una novedad y cumplía adecuadamente su función.




En Argentina el Duna sólo se produjo en su versión de cuatro puertas, en diferentes variantes de equipamiento. Fue producido por SEVEL, y venía a reemplazar al veterano Fiat 128 Super Europa. De este coche tomaba su motor, el confiable y aún moderno 1.300cc. con el cual también se vendía en Italia. Su presentación al público en Italia fue en 1986, y se fabricó allá hasta 1991. En Argentina se presentó en 1988 y se produjo hasta 2001, adaptando aquí dos restylings sucesivos que no se vieron en el Viejo Continente, uno en 1992 y el último en 1997.



La versión que estamos viendo en la miniatura de la colección “Autos Inolvidables Argentinos” de Salvat corresponde al Duna S, que era la base de la oferta, complementada con los SC y SCV. (“Super”, “Super Confort” y “Super Confort Veloce”). Existía además la SD que era un S pero con motor Diesel también de 1300cc. La versión SCV fue reemplazada mas adelante por la SCR.



El Duna S era el caballo de batalla de SEVEL, que por aquellos años peleaba el mercado de autos chicos con Fiat y de medianos con Peugeot, a excepción del Regatta, que era un mediano de Fiat. Nuevas versiones y motorizaciones fueron apareciendo en el transcurso del tiempo. El Duna S era básico, carecía de cuentavueltas y de medidor de temperatura del motor, además de no tener aire acondicionado ni espejo retrovisor derecho. Todos esos elementos aparecían en la versión SC.



El coeficiente de penetración aerodinámica del Duna era muy bueno (Cx 0,34) y eso favorecía su velocidad máxima y su consumo contenido. El motor había sido muy probado y mejorado durante la extensa vida del 128 y se mostraba muy adecuado para el nuevo coche. Aceleraba de 0 a 100 en 15 segundos y llegaba a una máxima de 150 km/h.



A la miniatura de origen IXO se le debe reconocer la fineza y exactitud del molde, y la cantidad de detalles tenidos en cuenta para replicar la versión argentina del modelo. Falla en los interiores totalmente negro, como es norma en esta colección. Los he pintado y retocado también los agujeros en llantas, al tiempo que pinté el escape de color plata.

CRUISER



8 comentarios:

  1. Excelente miniatura del Fiat Duna, supero al de Norev en todos los sentidos. Incluso le he encontrado errores a este ultimo, al no tener otro para comparar.

    Este Ixo es perfecto, me encanto. No puedo decir lo mismo del Regatta de esta colección, es a la inversa: El de Norev es perfecto, el Ixo es un desastre.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el dunita, hasta le respetaron las llantas!
    Ojalá hicieran todos así.

    ResponderEliminar
  3. Se podrá dudar de su estética, pero no su utilidad. Parece que Fiat, por norma, prefiere buscar la habitabilidad en sus coches en detrimento del maletero. Para salvar ambos problemas, apoyándose en una amplia distancia entre ejes, se le añade un tercer volumen y además con tapa alta de maletero.
    Un modelo que pude ver en la Argentina en el 92 y en Italia en años sucesivos, donde no tenía mucha aceptación, al menos en el sur. Parece que el Uno dio buen resultado en tu país, a juzgar por los comentarios de unos amigos que me pasearon por Buenos Aires y alrededores en el inolvidable Enero del 92.
    La miniatura está muy bien. Te has lucido con los tapacubos de las ruedas.
    Saludos.
    Si

    ResponderEliminar
  4. Muy proporcionado el dunita, poniéndome en exquisito, y, siendo que sos de meterle mano a las miniaturas, trataría de agregarle la segunda línea cromada que, inexplicablemente, se olvidaron en el paragolpes delantero. saludos. Luis

    ResponderEliminar
  5. Lo que más me sorprende del Duna es que, siendo uno de los autos más vendidos de los 90, hoy sea muy raro verlos en las calles. Lo mismo ocurre con los Gol "redondos" y los Escort/Orion del 95 en adelante.
    Estos son los modelos en los que el modelista de IXO pareció tener un día inspirado: es impecable por donde se lo vea. Hasta dan ganas de que sea el único Duna que salga, no sea cosa que lo arruinen como con la ZX.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Bardzo ładna miniatura. W Polsce występował w pojedynczych egzemplarzach z prywatnego importu. Oficjalnie nigdy nie był tutaj sprzedawany. Dopiero jego następca Siena odniósł tutaj duży sukces, ale aktualnie praktycznie nie występuje z racji niskiej trwałości.

    Pozdrawiam;)

    ResponderEliminar
  7. Salió muy linda esta miniatura, solo las ruedas estan mal replicadas ya que el S traía una tacita central mas chica, al estilo Fiat Super Europa pero en vez de chata era abombada, en cambio las que trae dan la sensación de una taza plástica integral. Los motores nafteros fueron al principio 2, el 1300 del S y SC y el 1500 del SCV, luego con el restyling adoptaron todos el Tipo 1.4. Para mi los primera serie (nacionales) fueron los mejores Duna, muchísimo mejores que los (como siempre) restylings brasileros de dudoso gusto y baja calidad, que son los que luego lamentablemente perduran en la memoria cuando uno habla de estos autos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Gracias por sus comentarios, amigos. por cuestiones de salud he debido pasar unos cuantos días en reposo y no he podido comentar todo, pero agradezco siempre vuestros valiosos aportes a las entradas. Saludos!

    ResponderEliminar