domingo, 28 de julio de 2019

RENAULT FUEGO GTA MAX (1991)


La coupé Renault Fuego había sido presentada en Francia en 1979, aunque los trabajos de diseño habían dado comienzo tres años antes. En 1981 se presenta importada en Argentina y al año siguiente da inicio su producción local.




La Renault Fuego argentina fue un éxito de ventas y era una pieza aspiracional para los conductores locales, contrastando con su suerte en el propio mercado francés, donde nunca tuvo mayor éxito. Ni siquiera en el resto de los países adonde fue exportada. Su aparición en Argentina coincidió con la desaparición de la coupé Torino, por lo cual heredó la clientela de Renault que añoraba aquel mítico deportivo, y sumó a muchos mas que consideraban a la nueva Fuego como un auto rupturista y futurista.



Luego de varios años de producción local, el diseño de la Fuego fue quedando desfasado respecto a las nuevas tendencias. Sus líneas rectas y su perfil afilado ya estaba comenzando a pasar de moda y eso repercutía en las ventas, resintiéndolas. Para contrarrestar este fenómeno, los directivos de CIADEA (fabricante local de productos Renault) encargaron a un estudio de diseño de California la puesta al día de las líneas de la Fuego, a fin de prolongar su vida comercial y procurar el éxito previo.



En Estados Unidos se reformularon algunas piezas de la carrocería. Se eliminó la profusión de plásticos negros y muchas piezas pasaron a ser pintadas como el resto del coche. Los paragolpes eran ahora envolventes, la parrilla se cubría parcialmente con una nueva máscara. El nuevo diseño mejoró el Cx aerodinámico, llevándolo a 0,347.  Calzaba llantas inéditas, las ópticas traseras eran ahora de color fumé, con una pieza plástica de similar diseño que las uníficaba ocupando todo el ancho de la parte trasera.  Nuevos spoilers y espejos retrovisores complementaban la nueva “cara” del deportivo. la Fuego.






La nueva imagen de la Fuego consiguió el objetivo de “relanzarla” y volver a allamar la atención de los aficionados. La modernización había sido un éxito y el vehículo estaba listo para enfrentar la década de los 90s con nuevas armas. Su nombre pasó a ser “Fuego GTA” significando estas últimas siglas “Gran Turismo Argentino”. En 1991 recibe mejoras mecánicas, ya que no había habido novedades en ese rubro desde su lanzamiento original. El motor pasa a ser de 2,2 litros, íntegramente de aluminio, con ábol de levas a la cabeza y ocho válvulas. Su potencia era de 123 caballos, 7 mas que la anterior GTA.



Las suspensiones también fueron revisadas por los ingenieros de Santa Isabel (Córdoba) y se le introdujeron mejoras que redundaron en mejor tenida a altas velocidades. También ganó frenos a discos traseros. Es de recordar que en Europa la Fuego fue una coupé de escasas prestaciones y de motores de menor cilindrada, por lo cual aquí hubo de adaptarla a la nueva motorización y potencia. En el interior la GTA presentaba nuevo tablero, nuevo volante y nuevos tapizados. La radio con comando satelital también era novedad.



Si bien la GTA Max cumplió con las expectativas –avalada por los éxitos deportivos en el TC 2000- los días del coche estaban contados. En 1992 se dejó de producir, vendiéndose los últimos ejemplares como modelo 1993. La última unidad salidad e fábrica fue embarcada a Francia donde se alojó definitivamente en el Museo Renault.



La miniatura es de la colección “Autos Inolvidables Argentinos 80/90s” de Salvat. Tiene algunos defectos de proporciones, y traté de enmendar mínimamente algunos, el más importante fue el limado de la parte baja del spoiler delantero, que le confería mucha pesadez y desproporción. Tiene pintura en los interiores también.


CRUISER

12 comentarios:

  1. Para no perder la costumbre, muy buenos los retoques, si querés intercambiale las cubiertas con las del 505 y mejoran ambos. Si mal no recuerdo, el motor 2.2 apareció con el segundo retoquecito (primero le pusieron las llantas del gtx II y posteriormente se las volvieron a cambiar, junto con una parrilla frontal nueva, parcialmente pintada color carrocería creo que un spoiler posterior modificado y unos apéndices aerodinámicos, muy poco prolijos, frente a los guardabarros traseros) y junto con este cambio de motorización, ya pasó a traer discos en las cuatro ruedas. Estéticamente cambió bastante, ahí si, con la GTA, y, mecánicamente, le hicieron varios toques para el canto del cisne que fué la max. Saludos. Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis! Estas gomas están cambiadas, no recuerdo por cuáles, tengo un "banco de ruedas" cual banco de órganos, y de ahí voy sacando y cambiando. Incluso veo ahora en las fotos que a alguna no la calcé bien y quedó medio chueca.
      Gracias por los aportes.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Hermoso auto, fue un restyling totalmente acertado para este auto, asi como el del Peugeot 505 SRI de esta misma época.
    No me gusto para nada esta miniatura, mas allá de las desproporciones que están a la vista, se parece mas a un juguete que a un Ixo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la única que tendremos, así que con algunos retoquecitos zafa...
      Saludos!

      Eliminar
  3. Hace un tiempo destrocé este modelo en un comparativo con la Fuego verde.
    Ahora mirando la tuya, quizás por tu intervención en la trompa o tal vez por no tener la Fuego al lado, no se ve tan terrible.
    No sé qué decir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si le ponés la otra al lado hace agua, pero así sola mucho no se nota. El limado de la parte baja del spoiler le quita bastante de la pesadez que trae el modelo desde el blister.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Recuerdo haberla visto de chico y verle reminiscencias al Pontiac Firebird del Auto Fantástico, especialmente en la trasera donde buscaban integrar los faros con el panel trasero. Tenía cinco años, sepan ser piadosos.
    En cuanto al modelito, parece más un Alfa SZ (el ladrillo) que a una GTA; prefiero la GTO by Cruiser.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaaja!!!
      Cuántos años tenés, Américo?

      Eliminar
    2. Ups! Tal vez debí decir Firebird de tercera generación para disimular un poco.

      Eliminar
  5. Jajaja!! No, yo digo porque cuando miraba el Auto Fantástico andaba por los 20 pirulos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo 33, lo que debí ver de chico debió ser la repetición de la repetición. El "parecido" era por las luces traseras y la luneta y un poco por el paragolpes trasero. Ojo. siempre hablamos de la GTA, no de la Fuego original.

      Eliminar
  6. Hermoso, auto supergaláctico para esos años.
    Y más para mi que pronto la vería corriendo en el TC2000.
    Abrazo!

    ResponderEliminar