viernes, 17 de julio de 2015

MERCEDES 150 SPORT ROADSTER (1935)

Desde la mismísima aparición del pequeño sedán 130 de motor trasero, los ingenieros de Mercedes tenían la idea de derivar de él un coche deportivo.



En 1935 se construyó el 150 Sport roadster. Mientras que el 130 tenía un 1,3 litros en ubicación trasera, el 150 lo tenía en posición central, y era ahora un 1,5 litros.  Su nueva posición daba mayor equilibrio y estabilidad al chasis.



En lugar de las válvulas laterales del 1,3, el 1,5 tenía válvulas en cabeza. Producía 55 caballos de fuerza, con un carburador Solex de dos barriles.



El chasis partía de la base del desarrollado para el 130. La carrocería a modo de fuselaje era muy aerodinámica. Presentaba una “boat tail” que disminuía suavemente y en su parte posterior tenía rejillas para permitir la ventilación del impulsor.



Su característica más llamativa era el faro central, poco habitual para coches de la época. Tenía dos ruedas de repuesto laterales y parabrisas en “V”.



Aunque Nercedes tenía muchas expectativas en el proyecto, algunas de sus características atentaron contra su éxito: La ubicación del motor y la corta distancia entre ejes impidió agregar plazas posteriores. El tanque de combustible ubicado en el morro ocupaba gran parte del lugar del equipaje, y el precio doblaba al de un sedán 130 básico.



Aunque Mercedes lo publicitó como un “coche deportivo de espíritu” a los compradores no le interesó demasiado. El 150 Sport Roadster se mantuvo en catálogo todo 1936, pero pocos fueron vendidos.



Incluso la propia Mercedes Benz no sabe con exactitud cuántos fueron producidos. Se dice que fueron no más de 20 unidades, mientras que alguien afirma que nunca salieron de fábrica mas de 5 ejemplares. Se conservan documentos que prueban la venta de sólo dos coches, uno de los cuales fue adquirido por Damiler AG en olos años 50 y es el único ejemplar sobreviviente, de color rojo, tal como lo representa Ixo en esta miniatura.

CRUISER





11 comentarios:

  1. ¡ Es un adefesio absolutamente precioso ! No me extraña que se haya vendido muy poco , porque me parece un vehículo absolutamente inútil , ¡ pero que hermosa miniatura ! Debe ser un gusto contemplarla . . .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es absolutamente maravillosa, Pablo, porque es de coleccionable. Entonces uno se pregunta por qué ésto se conseguía en los kioscos a 10 dólares en su momento, junto con el fascículo, y otra igual que ésta en caja, en las tiendas valía tres o cuatro veces mas? Es un ejemplo de que a los coleccionistas nos corren por el lado flaco, mientras haya quien está dispuesto a pagarlas las cobrarán lo que ellos quieran....
      Saludos!

      Eliminar
  2. La trompa y la cola terminada en punta (y larga), lo hacen un coche, para mi gusto, hermoso; se ve que los posibles compradores no compartían mi punto de vista...
    Como sea, no puedo creer lo que hemos retrocedido en cuanto a diseño en 80 años de historia...
    Hermosa miniatura; ojalá a alguna de esas unidades que Mercedes no puede reconocer como fabricadas o no, alguien la haya puesto un número y se haya largado a correr por las rutas europeas de preguerra...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido Juanh, aquellos experimentos aerodinámicos, como dije mas de una vez en tu blog, habían llegado tempranamente a rozar la perfección, lo que vino después en algunos casos eran marcha atrás respecto a los logros de antaño. Imagino para dar sólo un ejemplo, la moda de líneas rectas y cuadradas de los años 70s y 80s, que aparentaban ser racionalistas aunque eran en verdad totalmente irracionales al ofrecer resistencia al avance, y en consiguiente mayor gasto de combustible, que es lo que se debería tener como prioridad evitar en pos de que la movilidad sea barata.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Como no tenemos que preocuparnos hoy de que costara el doble que el sedán, vamos a disfrutar de la vista de este coche extraño y de los proyectos de los inquietos ingenieros de Mercedes, que debieron disfrutar lo suyo cambiando el motor de sitio, montando una trasera náutica y poniendo en la delantera un faro más, por si había que apuntarse a alguna competición nocturna. Suscribo la ponencia de Juan de colocarle un número y a por todas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de una época en la que todo estaba aún por inventarse, y los experimentos eran alentados por las compañias. Aún no se había encontrado la "fórmula vendedora perfecta" a la que lamentablemente sí se llegó hoy, por eso tenemos tanto auto de diseño estándar y anodino en las calles. En aquellos años aún no se sabía si los motores definitivamente se ubicarían atrás o adelante, de ahí la experimentación constante.
      Saludos!

      Eliminar
  4. es muy extraño, imagino que debió ser un autazo.

    ResponderEliminar
  5. Interesante este 130 y mas en versión Coupé.

    Lástima no poder ver uno de ellos por las carreteras (O rutas como llaman ustedes), está muy bien y es una lástima que no fuera de producción en serie.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hermosa miniatura, la verdad parece mas un Minichamps que un Ixo!

    ResponderEliminar
  7. Màs me gusta la miniatura que el real, pero seguro que si lo viese en el museo no pensaría lo mismo...
    Y es que se me hace extraño ver un veterano en color rojo.

    La miniatura se ve preciosa!

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. La cola parece mas la trompa que la trompa misma, muy extraño aun en esos años.
    Pero me gusta, es muy curioso. Gran miniatura.

    Saludos !!

    ResponderEliminar