lunes, 14 de octubre de 2019

FIAT 800 COUPE (1966)

La década de los 60s marcó el comienzo de la larga historia de Fiat produciendo en Argentina. Su primer modelo fue el emblemático 600”, pero no tardaron en aparecer otros que conquistaron el corazón de los aficionados locales al automotor.



En 1965 se lanzó la coupé Fiat 770, intentando llegar a la franja mas joven de usuarios. Estaba desarrollado sobre la base del modelo “850 Vignale”, presentado por la casa turinesa en Europa. En el viejo continente éste fue uno de los varios modelos que reemplazaron al Fiat 600, pero aquí en Argentina el viejo “Bolita” los sobrevivió a todos, produciéndose hasta 1982 sin grandes cambios.



El modelo 770 tenía un impulsor mejorado correspondiente al 600, de 767cc, misma transmisiones e idéntico esquema de suspensiones. A partir del lanzamiento del modelo “600E” el 770 heredó sus mejoras mecánicas, y pasó a equipar el impulsor de 797cc, denominándose de ahí en mas “Fiat 800 Coupé”.



Mediante mejoras en carburador y múltiple de escape, su potencia se elevó de 36 a 40HP. Combinado todo con un nuevo relacionamiento de la caja de transmisión, el pequeño bólido alcanzaba la velocidad de 120 km/h.



Su tablero también había sido rediseñado, ahora presentaba detalles en madera que combinaban con la cuerina negra de los tapizados, y cuatro relojes principales, con información sobre velocidad, cuentavueltas, temperatura del agua y nivel del combustible. Esa información se complementaba con testigos luminosos de carga de dínamo, presión de aceite, luces de posición, altas y de giro.



Tenía dos pequeñas butacas delanteras, aunque cómodas, y la sensación del interior del habitáculo era de amplitud. Las plazas traseras eran muy pequeñas, lo que lo convertía en la práctica en un “2 + 2”. La visibilidad era muy buena gracias a su parabrisas curvo, sus grandes ventanillas laterales y luneta. Para complementar la gama, Fiat ofreció una versión Spider, la primera y única producida en serie en toda la historia automotriz nacional.



El motor y la transmisión eran traseros. Las suspensiones, independientes en las cuatro ruedas, lo que le brindaba gran confort de marcha. Medía 3,68m. de largo, 1,483 de ancho, y su distancia entre ejes era de 2 metros. Pesaba 695kg y su tanque de nafta podía cargar 30 litros. Redía un promedio de 11,6 km/l.




Un total de 9.000 unidades de este coche salieron de fábrica entre 1965 y 1970. Se lo reconoce hoy como uno de los Fiat más lindos que jamás hayan sido fabricados en nuestro país.



El modelo pertenece a la colección “Autos Inolvidables Argentinos” de Salvat y presenta retoques en llantas neumáticos, escapes y tablero interior.

CRUISER


5 comentarios:

  1. Hermoso autito, recuerdo haber hecho la cerrejería a una de estas en el taller de mi viejo, parecían de juguete.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, es como una pequeña joya, más que a la vitrina, lo mandaría a un pequeño pedestal.

    ResponderEliminar
  3. Una preciosura de suyo y de modelo. Es probable que tenga defectos, pero es una de mis autitos predilectos...el color es estupendo. Y qué golazo sería que lancen el spider. Tan representativo como pocos

    ResponderEliminar
  4. Hermoso Fiat y hermosa miniatura, tiene alguna "pega" (el parabrisas un poco alto, típico de Ixo) pero es una boludez, me encanta!

    ResponderEliminar
  5. Todos coincidimos en que es una muy linda réplica, de las inéditas hasta ahora y por suerte la hicieron bastaaaante bien.
    No me convence como le quedan las bandas blancas, yo solo le detallé las llantas pero le corregí la trocha, angostándola, porque este auto era así medio finito de abajo respecto a la carrocería.
    Saludos

    ResponderEliminar