viernes, 17 de mayo de 2019

FORD FALCON GHIA 3.6 (1982)

En 1982 el destino del Ford Falcon era muy incierto. Ya se vislumbraba el final de la vida comercial del veterano modelo, cuyas líneas principales poco habían cambiado desde su lanzamiento local, en 1962.



A pesar de su antigüedad, el Falcon seguía siendo el coche mas vendedor de Ford y uno de los “top seller” del país. No tenía competencia en su segmento, ya que era un nicho en desaparición para esa época. Sus grandes rivales de la década anterior, como Chevrolet sedán, Torino y Dodge Coronado ya se habían dejado de fabricar, sin reemplazantes. Los modelos importados que habían entrado al país a principios de la década eran en su gran mayoría de motorizaciones de cuatro cilindros, por lo cual el Falcon con su configuración de seis en línea prácticamente era un fósil mecánico viviente.



En 1982 aparece el sexto restyling del modelo. Restyling como los que nos tenía acostumbrados a ver el Falcon, es decir, pequeños cambios estéticos en su exterior, que afectaba principalmente a faros y parrilla. Tales retoques provocaban que sus detractores insistieran en que se trataba del mismo auto que fuera concebido a finales de la década de los 50s.




Pero sus defensores argumentaban que detrás de esos cambios estéticos menores había dos décadas de desarrollo y perfeccionamiento de su maquinaria, lo que hacía que el producto pudiera exhibir pergaminos que lo acreditaban como el auto más probado y confiable del mercado.



El rediseño de 1982 estaba basado en la imagen del nuevo Taunus, presentado en el país el año anterior. No sólo inspirado sino que lisa y llanamente tomaba los mismos elementos de aquél, en el caso de las ópticas traseras, por ejemplo. El Taunus europeo derivaba del Ford Granada, y de éste tomaba también las llantas de aleación, que fueron utilizadas también en el Falcon modelo 1982. Los espejos retrovisores también eran idénticos a los del Taunus.



Presentaba paragolpes cromados con punteras plásticas y topes de goma. La parrilla era de barras plásticas longitudinales. Los faros delanteros rectangulares estaban flanqueados por pilotos de giro color naranja. Las manijas de las puertas eran embutidas, como en la serie precendente. 



Juntamente con las versiones mas equipadas del Taunus, eran los dos únicos modelos que ofrecían techo vinílico en Argentina, modalidad que estaba cayendo en desuso en esos años. El techo de vinilo estaba disponible en tres colores, bronce, negro y azul.



Perdía los ventiletes en las ventanas delanteras, y ganaba una luneta térmica. En el sector trasero las ópticas heredadas del Taunus estaban unidas por una plancha de color negro. El tope de gama se llamó “Falcon Ghia”, ocupando el lugar que hasta la generación anterior tenía el “Futura”. Aparecían elementos plásticos a manera de ventiletes en el parante “C”. Cumplían la función de deflectores para intentar mejorar mínimamente la pobre aerodinamia del coche.



Puertas adentro todo era nuevo. Tablero, asientos, tapizados. Los espejos retrovisores eran de comando interior. La dirección era servoasistida y mejoraba la performance de la dirección hidráulica de la generación anterior, especialmente en ruta y a altas velocidades. El aire acondicionado era opcional aún en las versiones Ghia y las suspensiones traseras eran de elásticos, siendo el único auto del mercado en ofrecer en ese año tan antigua configuración.



El motor del Falcon Ghia era el de 3,6 litros de 132 HP. Otras versiones equiparon el 3.0, el 2.3 de cuatro cilindros del Taunus ofrecido sólo en 1983 e incluso un raro 2,4 Diesel de origen italiano cuya provisión por parte del autopartistas era deficiente, lo que hizo a que muy pocas unidades salieran de fábrica con ese impulsor, cuya potencia era además insuficiente para mover el peso del coche.



Gracias al cambio de imagen, y a pesar de los malos pronósticos en cuanto a su performance comercial frente a la competencia, en 1983 el Falcon se transformó por quinta vez en su historia en el auto mas vendido de Argentina. En 1985 sus ventas comenzaron a decaer, por lo cual Ford comenzó a eliminar elementos costosos de su equipamiento. Así, sucesivamente fueron desapareciendo el motor 221 (3,6 litros), los tapizados de cuero, las manijas cromadas y el techo vinílico. Para la época de Autolatina (fusión regional con Volkswagen) Ford sigue restando calidad al Falcon. Desaparecen las llantas de aleación y aparecen tazas plásticas similares a la del Sierra. Para 1990 se eliminan todos los cromados y el modelo Ghia pierde las butacas delanteras, presentando un anacrónico asiento enterizo. En Setiembre de 1991 sale de la fábrica de General Pacheco el último Falcon argentino, luego de ser producidas 494.209 unidades en 30 años.



La miniatura de la colección “Autos Inolvidables Argentinos 80/90s” es de muy buena factura, y le he hecho algunas modificaciones. Levanté un poco las suspensiones ya que la llanta trasera no era completamente visible tras el guardabarros. El tren delantero viene un poco atrasado y también queda la rueda parcialmente tapada, por lo cual lo adelanté un tanto. Pinté los interiores, el escape, agregué antena y desempañador trasero.



CRUISER


18 comentarios:

  1. Muy buen post, quedaron muy buenas las modificaciones, sobre todo el desempañador, me gustaría que viniesen esos detalles de fábrica. El diorama donde presentás me gusta mucho, en el fondo hay un Ford 36 abandonado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fran! Gracias! Sí, ese Ford abandonado supo ser en un tiempo el Taxi de Chicago de Altaya.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Esperaba este post. El modelo es excelente, para mi gusto el segundo mejor de la colección hasta ahora, después del Renault 12 Alpine.
    Con respecto a este modelo en particular, ya hemos hablado bastante por Whatsapp, como sabrás y te comente, este Falcon yo lo tengo desde el mes de Febrero por medio de una persona que me lo consiguió en Ebay. Hay muchas diferencias de calidad y terminaciones, entre este que salio el mes pasado en los kioscos y el que yo poseo. La mas notoria es el techo vinilico, donde en el mio se observa una pintura mas brillosa, ademas en cromados, pintado y terminaciones de luces delanteras y traseras y alguna cosita mas. De hecho en mi muro de FB hice un post con fotos comparativas y las diferencias son mas que elocuentes. Sera que el que compre yo es de una pre-serie Europea ? El amigo Juan Arrighi comento que también le toco un Falcon igual al mio con las características que mencione antes. O lanzaron dos partidas distintas....? Vaya uno a saber.....
    Como sea, me encanta esta miniatura, también le hice los acostumbrados retoques y desplace el tren trasero para afuera como vos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mauro. De hecho, gracias por haberme conseguido ésta y otras miniaturas!!
      Si, por fotos no se aprecian mucho esas diferencias que decís, quizás esté en la calidad de los cromados. Respecto al techo vinílico me parece que está muy bien así, el vinilo era mate o semimate a lo sumo. Pero brillante me parece que no. En la próxima entrada voy a hacer un comparativo entre este Falcon y su inspirador, el Ford Granada. El Granada es de Vanguards, y éste de kiosco, y vas a notar que no hay diferencias en la textura, ni siquiera en el color del techo, que es virtualmente el mismo. Respecto al eje delantero, es fundamenteal hacer ese trabajo, ya que viene muy atrás y queda oculto por el guardabarros. Es un fallo en la base, que desmerece el modelo completo, pero se soluciona con un poco de lima, cañito de hisopo y pegamento.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Por nada, amigo. Seguimos "juntándote" miniaturas entre el amigo Hernán y yo con mucho gusto. En cuanto a las "diferencias" de calidad te aseguro que se notan muchísimo con ambos modelos en mano y el techo vinílico es algo discutible: la textura que tenía el techo en el auto real no está bien lograda en ninguno de los 2 modelos, así que queda a gusto de cada coleccionista según el modelo que le toco.
      El Granada de Vanguards lo conozco, viene en varias versiones incluida la que mencionas.

      Saludos!

      Eliminar
  4. Es para estudiar el fenómeno de las punteras de paragolpes plásticas a principios de los 80. Recuerdo que a estos Falcon, los Taunus y los R12 inevitablemente se les perdía una. A los R18 y a los 504 también, pero no era tan frecuente.
    El modelo está muy bueno, para ser excelente le faltó que el eje delantero estuviera bien ubicado de fábrica.
    Saludos.

    PD: Fui a la entrada del Granada MK II y sorprende que tenga una combinación de colores casi calcada a la de este Ghia, si querías hacerlo a propósito no te sale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Américo. Mañana vas a ver una interesante comparativa. Respecto a los paragolpes del Falcon, parte metal, parte plástico, hay un hecho curioso: hubo de agregársele una banda de goma negra al paragolpes trasero, porque en ruta reflejaban las luces de los coches que venían detrás, ya que en su parte media eran verticales, no curvados, y esta cuestión obligó a la fábrica a solucionar ese problema.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Uno de los mejores de la colección y con los retoques quedo perfecto, quiero el secreto de la luneta térmica, muy bueno diego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laureano. Es muy fácil. Dibujé las líneas en autocad y las imprimí en papel calco al agua. Son líneas contínuas, como un pentagrama musical, obvio, con más cantidad de líneas. Las tengo impresas en forma de tira, y de ahí corto lo que necesito para pegar en las lunetas y las aplico desde el interior. Te digo que en las fotos se ve un efecto "empañado" del vidrio por el plástico interno, pero a simple vista es muy difícil apreciarlo. Es más lo que agrega que lo que quita, el hecho de poner el desempañador.
      Saludos!

      Eliminar
  6. Enhorabuena, porque este modelo es una delicia. Sorprende la finura de tantos detalles (siempre teniendo en cuenta que estamos tratando de una miniatura de quiosco), tales como la antena, los paragolpes, sus cromados y otros cien detalles plasticosos que solían acompañar a estos modelos de inicios de los ochenta.
    Espero con ansia que Salvat lo edite pronto aquí en España, por la internet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo! LA miniatura viene muy bien, con un par de defectillos ya comentados, que no son difíciles de resolver. La antena la agregué yo, olvidé decirlo. Lo extraño es que la matriz no trae siquiera la pequeña protuberancia de la antena escondida. Olvidaron hacerla.
      Saludos!

      Eliminar
  7. Hola Diego, tanto tiempo siempre veo tus interesantes informe sobre las maquetas automotrices. Tengo una duda ..... como envejecistes ese Ford 1936, porque está fenómeno. Esta bien las criticas de los modelos que salgan, pero no sean tan puristas, no son Minichamps, AutoArt, RIO, Brumm. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos. Gracias! TE dejo un link de una entrada que quizás no viste, donde hay un Peugeot con ese mismo tratamiento de "envejecido". En el post y en los comentarios vas a poder leer cómo lo hice.
      Saludos!
      clasicosenescala.blogspot.com/2014/01/peugeot-203-abandonado.html

      Eliminar
  8. Bien por este Falcon, entre los más-mejores de la colección!
    Lástima el tren delantero, ya veo que tendré que retocar también el mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena, porque no mejora solamente "subiendo" la suspensión. Sigue quedando atrasado el eje y oculto por la carrocería. Moviéndolo un milímetro para adelante solucionás el problema.
      Saludos!

      Eliminar
  9. Es un modelo muy logrado, salvo por el bendito eje delantero que ya casi todos corregimos y por las llantas, parecidas pero no iguales, más aún si las pones junto al Granada que sí están bien replicadas. En general toda esta colección de los 90 traen fallos de llantas, Fuego, ZX, Falcon, 405 etc además de cubiertas sobre dimensionadas en todos los casos, como siempre decimos una lástima pues si las hicieron de cero costaba lo mismo hacerlas bien que mal.
    Muy buenos los retoques, como siempre.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, pero el problema no sé si está en las bases plásticas y sus pasos de ejes o en la carrocería. Hay una diferencia en el molde, si lo comparás con el número 1, el Falcon del 62. Entre los guardabarros hay mas distancia en el 82, me refiero a la carrocería, y éso puede determinar que los ejes quedan desplazados. Al correr el eje hacia adelante se soluciona visualmente pero las distancias entre ejes ya no quedan iguales, y deberían serlo entre ambos modelos. Claro, uno no sabe si los diseñadores de las maquetas tienen en cuenta ésto. Uno que trabaja en estas cuestiones medio seguido calcula que teniendo el diseño 3D de un Falcon 62, habría que partir del mismo para lograr un 82, sólo modificando algunas partes, pero al parecer no es así.
      Saludos!

      Eliminar