lunes, 4 de febrero de 2019

IKA JEEP (1964)

Industrias Kaiser Argentina se instaló en Santa Isabel, Córdoba, en 1955. A partir de 1956 comenzó a producir el primer vehículo nacional de serie, el Jeep.



Basado en el modelo Willys CJ5, el Jeep argentino tenía algunas diferencias de diseño y una multiplicidad de configuraciones, muchas de ellas inéditas en el mundo. Al no haber en ese momento histórico ningún otro vehículo producido por la industria local, el Jeep pasó a ocupar varios nichos distintos. Los hubo con distancia entre ejes larga y corta, y esa característica multiplicó las posibilidades también en las versiones de cajas de carga abierta, pick ups de cabina simple y doble, y furgones cerrados.



La solidez del Jeep no debía ser demostrada aquí ya que el mundialmente conocido vehículo venía precedido de toda su buena fama ganada en los campos de batalla primero y en la vida civil después.



El Ejército Argentino y la Fuerza Aérea no tardaron en armar sus propias flotas de Jeeps, los cuales salían de fábrica pintados de colores verde militar y azul respectivamente, para reemplazar y/o complementar las unidades que previamente habían adquirido a los Estados Unidos.



Los Jeep cerrados fueron en Argentina vehículos muy utilizados. A las originales virtudes del modelo abierto tradicional, agregaban mayor versatilidad al poder ser utilizados aún en las condiciones climáticas mas adversas.



Los modelos cerrados carecían del parabrisas rebatible de los abiertos, y a diferenta de aquellos, eran fijos a la carrocería, aunque la parte vidriada podía proyectyarse hacia afuera de manera de permitir ingreso de aire al habitáculo. Los Jeeps carrozados eran versiones de fábrica y también producto de la actividad de empresas dedicadas al rubro, por lo cual la variedad de configuraciones era altísima.



Las suspensiones tanto delanteras como traseras eran de eje rígido con ballestas y los cuatro frenos eran a tambor. El motor era naftero IKA Continental de 4 cilindros en línea, 2480cc y 77 caballos de fuerza.



El Jeep IKA se fabricó entre 1956 y 1978. El primer ejemplar salió de fábrica el 27 de abril de 1956, con un 40% de componentes nacionales, cifra que se duplicó al año siguiente, llegando al 80%. El motor naftero rendía 7,3 kilómetros por litro de nafta, con una máxima de 130 km/h. Posteriormente, entre 1971 y 1974 se ofreció una versión Diesel. Un total de 47 mil modelos IKA Jeep fueron producidos en sus 22 años de historia.



El ejemplar que estamos viendo en la entrada pertenece a la colección “Vehículos Inolvidables de Reparto y Servicio” editada en Argentina por Salvat. Originalmente identificada como una unidad perteneciente a la Fuerza Aérea, he decidido transformarla en un vehículo civil ya que no soy afecto a la militaria como temática de mi colección. Procedí a borrarle las insignias identificatorias, a pintar los interiores, las llantas y el techo, para convertirlo en un militar retirado que pasó a seguir sirviendo en el ámbito de la actividad privada.


CRUISER

19 comentarios:

  1. Debo decir que el color metalizado es más "perdonable" en la Dodge de Lade que en este Jeep. Debe ser porque uno ha visto estos coches con la pintura ya gastada y opaca, que esté tan brilloso descoloca un poco.
    El modelo está correcto, aunque el eje delantero parece estar un poco retrasado respecto del centro de los guardabarros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Américo. Para mí debió ser el mismo color mate en ambos. Lo del eje delantero es un aparente defecto que ya ha sido destacado en los foros. Lamentablemente es complicado de solucionar. Lo que hice fue ensancharle un poco las trochas en base a esquemas del original. Estaban demasiado metidos adentro para mi gusto.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Este jeep-IKA es netamente argentino, la cajuela donde se instalan los pasajeros son diferentes a los modelos de la serie "Coleccion Jeep". - Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Carlos, es uno de los tantos Jeeps propios de aquí, distintos a los que había en el resto del mundo. Las causas radican en que fue el primer coche fabricado localmente y había todo un universo de nichos para cubrir, tanto funcionó como camioneta como coche familiar, como furgón, como un cuasi tractor, etc.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Muy buena transformación, este modelo se me pasó de largo pero me gusta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy recomendable Fran, y esperemos que aparezcan varios mas para pintar el panorama completo de la gama Jeep en nuestro país.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Me parece que el eje trasero está muy adelantado, es decir que quedó demasiado corto entre ejes, qué opinan?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (ahora que leo a Américo, coincido con el eje delantero atrasado)
      Igualmente insisto también con el eje trasero adelantado.
      Al menos la carrocería salió linda.

      Eliminar
    2. Creo que es una combinación de las dos cosas, Eduardo. El delantero atrasado y el trasero adelantado. Son un milímetro en cada caso, no mas, pero al ser un coche de distancia entre ejes tan corta se termina notando mucho.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Hermoso este Jeep de la colección de servicios, uno de los mejores hasta ahora sin dudas. Y bien por la "transformación civil", queda mejor aun en dos tonos de colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, aparte es muy fácil de hacer, el borde del techo está bien definido por esa especie de canaleta perimetral, es muy fácil pintar sin salirse de las líneas y sin tener pulso de cirujano.
      Saludos!

      Eliminar
  6. Quedo excelente, es mas me sacaste la duda de como quedaría el techo de otro color y quedo fenomenal, es un modelo hermoso más lindo que el abierto, buenísimo diego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laureano! La verdad, da para hecer varias combinaciones de colores, un blanco o un gris para techo y llantas también vendría bien, aparte de este beige que elegí. Es cuestión de probar, y de que tu Jeep quede personalizado y distinto al resto.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Había pensado en pintar techo llantas y paragolpes de otro color, inclusive hasta levantarlo un toque, ya lo "maltratare", buenísimo Diego.

      Eliminar
    3. Lo de los paragolpes del color del techo también es una buena idea Laureano, en este caso no los quise tocar porque el negro también era un color común, pero no dudo que quedaría muy bien también.
      Saludos!

      Eliminar
  7. Hola, excelente tu blog. En este caso quería preguntarte que tecnica es la mejor para borrar los calcos, muchas gracias, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo. Gracias! Se retiran con un hisopo humedecido con acetona, con mucho cuidado de no tocar los acrílocos transparentes que representan los vidrios. Si no, también con un algodón con alcohol, que es inocuo para los vidrios pero requiere de mas acción mecánica sobre el calco, lo que puede afectar un poco la pintura de la carrocería.
      Suerte con éso!

      Eliminar
  8. Gracias! Un abrazo y te sigo siempre. Yo también pinto interiores y escapes, a veces llantas.

    ResponderEliminar
  9. Hola amigo, gracias por ser seguidor del blog, bienvenido y me alegro que disfrutes del hobby también!
    Saludos!

    ResponderEliminar