miércoles, 8 de agosto de 2018

CHEVROLET C-14 (1964)

En el Salón del Automóvil de 1964, se presentó en Brasil la pick up “C-14”, sucesora del modelo “3100 Brasil”, que ya estaba por entonces bastante desfasada estilísticamente.




La nueva pick up presentó líneas mucho mas modernas, y el confort notablemente mejorado. El lema comercial era “O trabalho não precisava ser sacrificio para ninguém”. Así se promocionaba un utilitario con características de confort propias de un auto. La serie comprendía cajas cortas y largas, doble cabina, furgón y la versión familiar “Veraneio”, que hemos visto ya en el blog.



Presentaba cabina más ancha que la anterior, parabrisas panorámico, dos pares de ópticas frontales y pintura bicolor. La cabina tenía una buena aislación acústica, su banco era muy confortable. El volante era más propio de un coche que de una pickup, y contaba con sistema de retorno automático luego de doblar. Entre la columna y la caja de dirección, una junta de goma evitaba la transmisiones de vibraciones mecánicas al volante. La suspensión era totalmente diferente a la de su predecesora, que estaba basada en la de un camión. La nueva pickup presentaba sistema independiente, lo que su desempeño en el aspecto del confort era más semejante al de un automóvil.



Los frenos eran de tambor en las cuatro ruedas, pero de buen desempeño. Tenía un sistema de tracción que permitía transmitir toda la potencia a una rueda en caso de bloqueo de la otra, permitiéndole salir airosa de cualquier atolladero. Su única modiicación externa ocurrió en 1967, cuando de cuatro faros delanteros pasó a tener dos. Un alternador sustituyó al dínamo y los cambios pasaron a ser totalmente sincronizados.



Como en el resto de América, la pick up Chevrolet competía con la F100 de Brasil. A diferencia de Argentina, donde el duelo de ventas era siempre ganado por Ford, en el país vecino Chevrolet siempre llevó la delantera.



La C-14 fue producida hasta 1974, en un total de 125.964 unidades. Ese año fue reemplazada por la serie C-10, de imagen muy similar en su exterior, de la cual hablaremos más en detalle en la próxima entrada.



La pick up C-10 era muy valorada por los usuarios del ámbito rural. Su mecánica era todavía el viejo motor que equipaba a la serie 3100 anterior, un impulsor antiguo de 4,3 litros, que también equipaba a los camiones de la marca. A pesar de su vetustez, era de fácil mantenimiento y muy conocido por los mecánicos, que conocían todos sus secretos. Su régimen en ralentí era extremadamente bajo, entre 400 y 500 vueltas, lo que aseguraba una larga vida útil.



La miniatura integra la “Chevrolet Collection” editada en Brasil por Salvat, y tiene coloreados los interiores artesanalmente. Además fue necesario hacerle arreglos de "cirugía mayor" ya que inexplicablemente la miniatura viene de fábrica con el tren delantero extremadamente bajo. Sus neumáticos no se alcanzan a ver en toda su circunferencia sino que quedan ocultos parcialmente por los guardabarros, tanto delanteros como traseros. Para mejorar su "stance" hubo que trabajar en ambos trenes. 



CRUISER


12 comentarios:

  1. Una digna pieza para poder completar la familia 3100 y sucesoras con una combinación de colores que le sienta muy bien, hay que ver la evolución que dio el modelo y que necesaria se hace para que el modelo prospere y acá lo hizo bien para dar mas confort al pasaje.

    Esta me la anoto para la lista de futuros de la colección de Chevrolet


    Gracias por mostrarla


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si podés conseguirla, no te arrepentirás. Es una muy buena pieza, y al día de hoy la Chevrolet Collection brasilera ya ha completado todas las series de esta camioneta.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Linda camioneta bicolor. Cuantos buenos modelos tienne las colecciones de Brasil, muchos autos realmente y muy variados.

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la combinación de colores es uno de los elementos mas vistosos de esta maqueta. Creo que la elección fue acertadísima.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Sorprende el diseño tan "automotriz", no sòlo en la parrilla con aire de Impala, sino en el parabrisas, inusualmente lanzado, mucho màs aerodinàmico que la C10 que vino luego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, un diseño también al que le sacaron el jugo por demás, siendo puente entre las viejísimas 3100 y las supercuadradas C10.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Bonita maqueta del original, esa inclinación trasera en la cabina recuerda al viejo Ford Anglia de 1960. Buen trabajo para "levantar" la carrocería. - Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es extraño ese diseño de la parte de atrás de la cabina. Ignoro si tendría un fin práctico además del estilístico.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Muy buena maqueta y como siempre un 10 por esos retoques y tambien por el despeje de la carroceria. Hace unos dias atras vi por mi barrio un camion de mudanzas con trompa de veraneio 1970; no pude ver que modelo de chevrolet era...
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es extraño que hayan venido tan bajas las miniaturas,realmente a primera vista se nota el defecto. Levantarlas no es tarea muy sencilla, lleva su tiempo, pero el resultado las acerca mucho mas a la realidad.
      Saludos!

      Eliminar
  6. me resulta llamativa la ausencia total de cromados, como que es super utilitaria la camioneta, ademas de que siempre me llamo la atencion que las camionetas de chevrolet tuvieron un diseño exclusivo hasta la llegada de la silverado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era usual que los parachoques blancos reemplazaran a los cromados en las versiones mas básicas. Y en Brasil las Chevrolet tuvieron sus propios diseños hasta la llegada de las S-10, que ya no eran de "tamaño completo" cono éstas, sino de las nuevas compactas, competencia de las Hilux y Ranger por ejemplo.
      Saludos!

      Eliminar