lunes, 20 de agosto de 2018

TC – IKA TORINO 380 LIEBRE MK I – LUIS DI PALMA (1971)

Entre los años 60s y 70s corrieron en la categoría Turismo Carretera una serie de coches denominados “Liebre”, realizados sobre plataforma y mecánica de IKA Torino. Esos autos irrumpieron con fuerza y con éxito deportivo, marcando un verdadero dominio en la categoría, y estableciéndose como nuevos referentes y como los bólidos a batir por el resto de los equipos.



Existieron cuatro evoluciones de las Liebre-Torino, todas creaciones del carrocero Heriberto Pronello y el exitoso preparador cordobés Oreste Berta.



Atentos a lo que sucedía en el TC con la aparición de los primeros coches compactos que venían a mezclarse con las antiguas “cupecitas”, las terminales locales inmediatamente vieron la posibilidad de posicionar sus productos en la preferencia de los usuarios mediante el éxito deportivo. Industrias Kaiser Argentina decide presentar en la categoría un producto nuevo y hasta el momento desconocido por el gran público, el IKA Torino.



El equipo oficial IKA estuvo bajo las órdenes del reconocido preparador Horacio Steven, pero prontamente su lugar fue ocupado por Oreste Berta, que había deslumbrado poco antes por poner a correr en pista con éxito un Renault Dauphine, que resultaba muy atípico dentro del ya por entonces heterogéneo parque automotor de la categoría.



Berta mostró muy pronto su sello innovador. Por cuestiones de imagen, y a pesar de lo permisivo del reglamento de esos años, IKA decidió mantener las líneas principales del Torino a fin de que el público se familiarice con ellas y realizara la asociación inmediata del bólido de carreras con el coupé que se vendía en los concesionarios de la marca.



Berta se asoció con el carrocero Heriberto Pronello, un ingeniero aeronáutico que trabajaba para IKA. Pronello intervino en la parte frontal del Torino, cambiando sus partes originales por una trompa aerodinámica que mejoraba notablemente el desempeño del coche a altas velocidades. Para su debut en 1967, tres Torino oficiales fueron puestos en pista, dos de los cuales mantenían las trompas originales, y el restante presentaba el nuevo frontal aerodinámico permitido por el reglamento.



El nombre “Liebre” proviene de la deformación del término “Lebrel”, que un ingeniero norteamericano de apellido Harbert, ex piloto de la fórmula Indy, asignó al coche la primera vez que lo vió, asociándolo a los coches que con ese apelativo, los equipos ponían en pista a fin de usarlos para forzar a los demás coches a exigirse al máximo y romperse en el intento.  



Rubén Luis Di Palma venía a completar aquel equipo ganador. De fuerte personalidad, carisma y talento para la velocidad, el piloto de Arrecifes se consagró campeón de TC en 1970. Al año siguiente quería repetir y así lo hizo. La asociación Di Palma – Berta se había iniciado en 1967. En su extensa carrera, Di Palma logró ganar en TC con las cuatro marcas tradicionales, Ford, Chevrolet, Dodge y Torino. En el campeonato de 1971 logró cuatro victorias con la “Liebre” en distintos escenarios que combinaban autódromos, circuitos de asfalto y caminos de tierra, incluyendo de montaña.



La miniatura integra la colección TC de la editorial Planeta-DeAgostini.



CRUISER


14 comentarios:

  1. Muy buen post, estaba esperàndolo.
    Te tiro un dato sobre esta Liebre.
    No era sòlo un Torino con trompa aerodinamizada, sino que tambièn tenìa el motor desplazado hacia atràs (unos 15cm si mal no recuerdo) para mejorar el reparto de pesos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen dato, es muy confuso lo que aparece en los artículos al respecto, y por lo general en los fascículos que acompañan a las miniaturas se habla más de estadísticas de carreras y del piloto que del coche en sí mismo.
      Saludos!

      Eliminar
    2. coincido, los fascìculos son bastante pobres en el apartado tècnico.
      por lo que vi, Amèrico coincide con el dato.

      Eliminar
  2. El TC y su evolución del 67 al 71 y el desdoblamiento del 70 es un tema que presta a confusiones. La Liebre 1 era el Torino sin modificaciones estructurales ni de pesos. La Liebre II era la corta de aspecto Rural con carrocería totalmente modificada y motor corrido hacia atrás. La liebre 1 1/2 tenía la carrocería de fábrica con las modificaciones de motor y suspensiones de la II. La liebre III era una evolución de la II con una lînea más aerodinámica.
    En 1970 hubo dos fórmulas: la TCA (en la que cuadra este modelo), con motores hasta tres litros en la que se obligaba a respetar las especificaciones de fábrica y la TCB, en la que se mantenían las libertades reglamentarias respecto a motores y suspensiones (cuatro litros, mejor distribución de pesos, motores y autos podían no compartir mismo origen ej: torino con motor F100)
    En este sentido, no sé si el Torino campeón del 71, al cuadrar en la TCA califica como Liebre per se.
    En cuanto al modelo, parece ser más logrado que el Inolvidable. Tal vez, se me hace un poquito largas las puertas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Américo. Si, es un poco confusa la nomenclatura. Este coche parece más bien cualquier "compacto" de TC con trompa aerodinámica más que una de las Liebre más conocidas, sin embargo así lo dice la peana, y en el fascículo dice que de aquellas primeras tres liebres, una tenía esta trompa y las otras dos no, corrieron todas en la misma categoría, así que a esa información me atengo, haciendo las salvedades de que de competición no sé nada, sólo aprecio la parte visual de los coches.
      Coincido conque en general está mejor proporcionado este coche que el Inolvidable, lamentablemente. Alguna desproporción en el auto de carreras sería tolerable, también en función de que por ahí se utilizaban piezas no originales o se reformaban en mayor o menor medida, pero el de calle es desastroso lamentablemente.
      Saludos y gracias por los aportes!

      Eliminar
    2. Leo el comentario de Américo, y me parece que tiene razón: en lugar de IKA-Torino Liebre 1 y 1/2 o de IKA-Torino Liebre I (como lo tengo en mi blog) creo que debería llamarse "IKA-Torino Coupé Tornado". Prometo investigar más.
      Abrazo!

      Eliminar
    3. Automundo en 1971 la nombraba Liebre I Tornado, así que si le agregamos el fabricante, debería llamarse "IKA-Torino Liebre I Tornado".

      Eliminar
  3. Muy lindo, parece buena esta colección de TC.Las gráficas se ven bien.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano, la colección viene muy interesante, y la gráfica en general también, aunque en algunos casos hay errores de ortografía o intercambio de letras en algunas marcas. Y bueno, no nos quejemos, habría que ver cómo nos iría a nosotros si tuviéramos que dibujar logos y palabras en chino!
      Saludos!

      Eliminar
  4. Me resulta estrambótico el frontal, es como si hubiese sufrido un chocazo! Creo que arruinaron el bonito frontal del modelo. Pero bueno, era un coche de carreras.

    Me agradaron sus colores y la deco, además del interior. Y me dejó extrañado la enormidad de los cristales laterales, vaya pedazo de ventanillas!

    Otro modelo indispensable para ustedes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio. Este chcoe es histórico entre otras cosas, porque inauguró la modalidad de esas trompas plásticas aerodinámicas que luego se utilizaron en todas las categorías locales y llegan hasta el día de hoy en el caso del TC. Las partes traseras quedaban de fábrica a fin de que haya algún elemento estético como para relacionar al bólido con el coche que las marcas intentaban vender y posicionar frente a los potenciales clientes.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Hermoso modelo, el famoso Jockey Club de Di Palma.
    Lo tengo de 380W Models, pero cuando llegue el coleccionable a esta parte del mundo lo compraré igual:
    http://juanhracingteam.blogspot.com/2012/11/165-ika-torino-liebre-1-y-12.html
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Raro ver un auto de carrera en tu blog. Aunque tampoco sea mi temática, ni me guste la categoría, creo que este modelo junto con un puñado de no mas de diez en total (incluyendo las cupecitas) es de los que no se pueden dejar pasar. Ahora, a esperar la colorada de Bordeu.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julián. Hice un excepción con esta colección de TC porque eran autos derivados de coches de calle, y porque admiro especialmente la etapa de transición entre las cupecitas y los compactos y aquellos prototipos tan originales y únicos que nos dió la categoría a fines de los 60s y principios de los 70s. Espero que sean muchos los que aparezcan en la colección, y sin dudas me haré de todos los que considere fundamentales. Obviamente no me gusta repetir modelos aunque hayan salido campeones en distintas oportunidades sino tener un muestrario de la evolución de aquella categoría, cuando todavía no era lo que es hoy.
      Saludos!!

      Eliminar