domingo, 10 de enero de 2016

CHEVROLET IMPALA STATION WAGON (1959)

El cambio generacional producido en el diseño americano de los años 50s dejó atrás las crujientes carrocerías mitad acero, mitad madera para los vehículos familiares. Aquellas pintorescas pero poco prácticas conjunciones de materiales disímiles dejaron paso a las carrocerías completamente hechas de acero.



Las toscas “bestias de carga” disfrazadas de “familares” dejaron lugar a otros vehículos confortables y lujosamente equipados. Según la oferta se refinaba, la demanda acompañaba. Tener una “camioneta” familiar aparcada en los barrios suburbanos era sinónimo de éxito. En 1958 las camionetas representaban el 14,5 % de la producción total. En 1959 ese porcentaje se amplió a uno de cada siete vehículos producidos en Detroit.



Particularmente en Chevrolet, ese porcentaje llegó a ser uno de cada cinco. Y no era para menos. El Impala Station Wagon tenía todo para ser un producto tentador. Su precio se ubicaba en una posición intermedia entre los sedanes mas baratos y los mas lujosos, y derivaba de un sedán probado y admirado.



La tendencia de los “Station Wagons” era ofrecer mas y mas comodidades y equipamiento, lo que aumentaba los márgenes de ganancias de terminales y concesionarias. Eran cruceros de lujo, algunos presentando como novedad una tercera fila de asientos. Aire acondicionado, radio con parlantes distribuídos por todo el habitáculo, ventanas traseras de accionamiento eléctrico y muchos detalles mas.



El Station Wagon Impala de 1959 debía reemplazar al venerable “Nomad”. Además de su equipamiento de confort, presentaba una oferta de tres motores. Un seis cilindros en línea y dos V8. Presentaba inyección de combustible en todas las variantes. Los motores mas potentes llegaron a ofrecer 315 HP, una potencia inusualmente alta para vehículos de perfil familiar. Tal potencia era necesaria para asegurar el buen funcionamiento del aire acondicionado en habitáculos tan grandes.



Las cajas eran manuales de tres o cuatro marchas, y automáticas “Powerglide” de sólo dos. Curiosamente no se ofrecían frenos a discos sino a tambor, lo que desató las críticas de las revistas especializadas. La suspensión delantera era inependiente.



La miniatura es de resina, marca Spark.



CRUISER


17 comentarios:

  1. To jeden z najpiękniejszych modeli jaki widziałem;) o bardzo dawna chciałbym mieć go w swojej kolekcji, niestety model jest dziś już dość trudno dostępny. Wspaniała miniaturka, przyjemnie popatrzeć. Gratuluję!

    Pozdrawiam!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fortunately I got at auction, a couple of years ago, at an affordable price. Greetings!

      Eliminar
  2. Me encanta este Impala una verdadera maravilla de automóvil unas lineas muy buenas


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digno representante de una época de excesos estilísticos que llegaba a su fin. Ya el sucesor de éste tenía mucho menos ornamentos y unas líneas mucho mas limpias.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. ¡ Impresionante modelo ! No sólo está muy bien detallado (ópticas , cromados , sutiles limpiaparabrisas ), sino que la calidad que tiene la pintura metalizada es muy difícil de encontrar .
    Me imagino el tamaño de este mastodonte porque cuando era chico , el hijo de un vecino lo visitaba en un sedán Impala con los mismos colores .
    Por un caprichoso loteo original de los terrenos , es común encontrarte en la zona de Vte. López donde vivo , pasajes angostos y de no más de 200 metros de extensión . En el que yo vivo (al que llamo "Pequeña Sicilia" , porque no es raro escucharnos a los vecinos charlando de balcón a terraza) ,a pesar de no ser de los más estrechos , ese Chevrolet estacionado dejaba espacio para poco más que un Peugeot de la época !

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo haber visto alguno de éstos cuando chico, y lo que me impresionaba -además de su tamaño- era la similitud de ese frontal con el de las pick up Chevrolet de la época. Parecía una Apache comprimida.
      Saludos!
      Saludos!

      Eliminar
  5. bella, .como todo impL. del 59. est serie de spark es excelente,

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, los han fabricado en distintas versiones. También he publicado aquí la versión coupé. Para el cuatro puertas no me alcanzó la nafta....
      Saludos!

      Eliminar
    2. Si, el 4 puertas es el unico que puse conseguir,

      http://autos50s1-43.blogspot.com.ar/2014/05/cadillac-sixty-two-sedan-six-windows.html

      esta es muy linda, y bueno quizas en algun momento


      Saludos!!

      Eliminar
  6. impresionante!
    color, cromados, insertos, transparencias, ruedas, todo excelente.
    lo único que señalaría (aunque no estoy seguro, tendría que ver foto en web) es el parabrisas demasiado alto, visto desde adelante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mismo que noté cuando llegó a mis manos. El parabrisas era considerable mas alto que el nivel de las ventanas laterales, pero igual creo que se les fue un poquito la mano.
      Saludos!

      Eliminar
  7. Maravilloso modelo de Spark; además de ser un coche hermoso, ese color metalizado es insuperable. Una joya Diego.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Es increíble las cosas que hace Spark, a la que tengo como referente en temática deportiva.

    Puede uno tirarse horas viendo detalles...
    Irreprochable, y ni noté lo de la ventana.

    Enhorabuena y saludos!

    ResponderEliminar
  9. Es increíble las cosas que hace Spark, a la que tengo como referente en temática deportiva.

    Puede uno tirarse horas viendo detalles...
    Irreprochable, y ni noté lo de la ventana.

    Enhorabuena y saludos!

    ResponderEliminar
  10. Esta barbaro, me encantan esos cromados!

    ResponderEliminar