martes, 19 de marzo de 2019

FORD FOCUS CLX 1.8 (1999)

A mediados de 1999 llegaban al país las primeras unidades del novedoso Ford Focus, importadas desde España. El nuevo producto de la marca del Ovalo venía precedido de importantes pergaminos: había sido elegido Coche del Año en 1999, logro que repetiría en nuestro país al año siguiente.



Las primeras unidades eran ofrecidas por Ford juntamente con el Escort, producto que el Focus venía a reemplazar. Como el Escort estaba aún en producción, el Focus sólo se vendía en sus versiones más equipadas, a fin de ubicarlos en el tope de la oferta de la marca. De esa manera la penetración del coche en el mercado no fue muy importante, hasta que el mismo fuera producido localmente en la planta de Pacheco.



El Focus local tenía algunas diferencias con el importado, producto de las acostumbradas tareas de adaptación de los modelos extranjeros a las características de los caminos locales y al gusto del usuario. Tales cambios pasaron por aumentar levemente el despeje (10 y 12mm en trochas delanteras y traseras respectivamente), corregir vibraciones de algunos elementos plásticos, modificación de recorrido de amortiguadores, modificación en las relaciones de caja y reubicación de toma de filtro de aire para aumentar la capacidad de vadeo. La versión producida aquí se destinó a cubrir la demanda del Mercosur.



El motor Zetec de 4 cilindros y 1796cc y 115CV era el mismo que equipaban los Escort y Mondeo. El diseño era el llamado “New Edge”, que por estos lares ya había sido anticipado por el modelo Ford Ka. El mismo poseía muchas líneas curvas y fluídas, cuya armonía y buen gusto le hicieron ganar varios premios del rubro a nivel internacional.



El coche era muy confortable para los términos medios de su nicho (familiar bicuerpo). La capacidad del baúl no era generosa pero tampoco escasa. Una de sus principales virtudes era su nivel de terminación, que no distaba de las unidades importadas que lo precedieron. Los cambios realizados localmente tuvieron el visto bueno de la casa central alemana y no afectaron su ponderado confort y equilibrio de marcha y de manejo. Otorgaba un balance adecuado de desempeño tanto en ruta como en ciudad.



El equipamiento del CLX estaba un escalón por debajo del del tope de gama (Focus Ghia) y carecía de climatizador automático, computadora de a bordo y faros auxiliares como elementos diferenciales mas notables. Por lo demás, lo que ofrecía era acorde a su precio y se convirtió en una compra racional y lógica. El número de Focus vendidos a partir de su producción local aumentó notablemente y la tradicional clientela local de Ford encontró en él el referente que estaba buscando.



La versión bicuerpo tenía 4,15 metros de largo, con una distancia entre ejes de 2,61 m. La fábrica afirmaba que llegaba a una velocidad máxima de 199,4 km/h con un consumo promedio de 9,9 kilómetros por litro de nafta. Poco después la marca amplió la oferta presentando la versión tricuerpo del modelo.



La miniatura es de la serie Autos Inolvidables Argentinos, de Salvat, y presenta retoques de pintura en los interiores.



CRUISER.



10 comentarios:

  1. Miałem kilka lat, gdy zobaczyłem to auto po raz pierwszy, jednak wciąż pamiętam jak bardzo się wyróżniało w tamtym czasie. Osobiście znalazłem do wyścigowej kolekcji Focusa z DTC, który niewiele różni się od Twojego cywilnego modelu.
    Pozdrowienia

    ResponderEliminar
  2. To naprawdę był bardzo innowacyjny samochód w swoich liniach, choć nie tak bardzo jak Ford Sierra w tym czasie. Myślę, że forma tej miniatury wywodzi się z formy używanej do Rally Focus, do której się odwołujesz.
    Pozdrawiam!

    ResponderEliminar
  3. Lindo el Focus, imagino que el molde es el mismo de Ixo que se vendió en Europa unos años antes, correcto?

    ResponderEliminar
  4. Éste no está nada mal, me gustan los detalles externos! (qué buenos los limpias delanteros). Tan solo le veo algo raro en las ruedas, como si fuesen un poco mayores de lo debido, o tal vez es como si el coche estuviese con el chasis rebajado (algo que se contradice con lo que comentas de que el modelo de ustedes era algo más alto para las malas carreteras). También muy buena toda la parte trasera y, sobre todo, el color escogido, que le viene de perilla.

    Te faltó añadir que se hizo una versión familiar, a la que vimos a menudo por España. Aparte de la fea tricuerpo.

    Un modelo que vi en su presentación en Sevilla en 1998 y que agradó casi desde el primer momento, sobre todo por el diseño. Algo parecido a lo que pasó en su momento con el Sierra.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Para mi este Focus es un "intruso total" en la colección de Inolvidables. Lo mismo pienso del Peugeot 206, La Toyota Hilux y el Chevrolet Corsa. Son modelos muy recientes todavía y que deberían haber estado en la otra colección de los 80 / 90, lanzada recientemente.
    La miniatura esta linda, pero no descolla, tuvimos un Focus de esta generación en la familia así que conozco bien el auto real. Yo le veo rara la trompa y el parabrisas (una sana costumbre de Ixo...).

    No me gusta este modelo, pasemos al siguiente, jaja!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. para mì esta muy bien hecho, y no tiene nada q envidiarle al de minichamps, solo q el color oscuro no me va, pero es meramente subjetivo, lo encuentro muy bueno al molde, y no coincido con Mauro, todos los modernos q nombrò dejaron huellas, en nuestro mercado, y son para muchos inolvidables de alguna manera, si bien pudieron integrar la colecciòn 80/90 fue gracias a las quejas parecidas a las de èl, q lanzaron esa colecciòn, si no hubiesen sido màs autos, perfectamente integrados en una sola colecciòn
    ojala saquen el tricuerpo, en 80/90, ya q por acà se vendiò muy bien lastima q la rural no llego a nuestro mercado

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno, y que bien que no olvidaran el detalle de los frenos.
    Aquì le tuvimos en versiòn 3 puertas (que no me gustaba) y el de 4 con maletero que me gustaba. No recuerdo haber visto como el que presentas que pienso no se ve tan raro como el de 3 puertas.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
  8. Este es otro de los que dejé pasar, junto al 206 porque ya tenía de hace muchos años el de Minichamps, y de Norev de concesionario en el caso del Yeyo, ambos excelentes moldes.
    Al igual que Antonio lo veo raro de ruedas, se aprecian toscas como divorciadas del resto del auto. Lo mismo la trompa, que no tiene la curvatura correcta, y está algo gruesa también.


    ResponderEliminar
  9. Hola Fer! Lo que quise decir es que esos 3 autos deberían haber salido en la otra colección (la de 80 / 90) y no en inolvidables porque son todos autos relativamente "viejos", por decir así.
    El otro día se anuncio la Renault 18 Break, me imagino que estarás refeliz, jaja!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. El Focus es uno de los mejores coches que se vieron al final de los 90 y la década siguiente, haciendo de su famosa suspensión multibrazo un emblema de esta primera serie en un segmento que dominó con claridad.
    Yo tenía un cliente que era vendedor en la Ford en Alcorcón, y decía que era tan buen producto que los coches se vendían solos.
    Además para mí tiene un valor añadido. Jose, el pescadero del mercado de Alcorcón donde yo compraba, no podía ir a la presentación del modelo en el Jarama, pero se acordó de mi afición por los autos y me entregó su invitación (era cliente de Ford), con lo que pude dar tres vueltas al circuito, mis primeras e inolvidables tres vueltas, dándole caña al Focus 1.6 de 100 CV, detrás del coche gemelo del monitor, un tal Manel Juncosa (gran piloto de rallies y circuitos) que nos decía por el Walkie pegado al interior del parabrisas que diéramos gas para disfrutar de la potencia. No fuimos despacio, desde luego. Gracias Manel y, sobre todo, gracias Jose.
    La miniatura me parece muy bien, en un color elegante y discreto, representando un modelo que dio, a buen seguro, muchas satisfacciones a sus propietarios. Casi tantas como a ti al retocarlo y a mí al recordar tan buenos momentos.
    Saludos.

    ResponderEliminar