lunes, 30 de julio de 2018

FORD V8 SEDAN (1936)

Con la denominación genérica de “Ford V8” se conocieron una serie de vehículos de tamaño completo, producidos por la empresa norteamericana entre 1935 y 1951.



Venían a reemplazar a los modelos Ford B, y constituyeron una fuerte apuesta de Ford, ya que montaban el motor V8 que estaba destinado a hacer historia, al igual que el Ford T. Apuntaba a competir contra Chevrolet, que usaba impulsores de seis cilindros en línea. Con este modelo, Ford abandonó los cuatro cilindros y equipó a todos sus modelos con motores de 8.



La era de los grandes motores había comenzado en Estados Unidos, y el nuevo Ford era el impulsor y referente. Si bien el nombre oficial del modelo era “Ford 48”, se popularizó como “Ford V8” debido a que las únicas insignias externas que tenía eran el óvalo de Ford y una V con un 8 sobre ella. 



El nuevo coche era además muy amplio y cómodo en su interior. Llegaba a una velocidad máxima de 140 km/h, aunque a altas velocidades su estabilidad se comprometía por su poca aerodinamia, su mala distribución de pesos y su chasis que descansaba sobre suspensiones de ballesta. Como contrapartida, su esquema de suspensiones lo hacía apto para prácticamente moverse por cualquier terreno.



La cilindrada era de 3,6 litros, y aceleraba de 0 a 100 km/h en 22 segundos, tiempo poco usual para los coches de su época. La potencia era inicialmente de 65CV, llevados luego a 85 con una mayor compresión. Tenía caja de tres marchas sincronizada. Estaban disponibles 14 variantes de carrocería, y el precio era por demás de accesible. Empezaba con 460 dólares para el roadster y terminaba con 650 para el convertible sedán.



Los Ford V8 tuvieron una larga vida. Guerra mundial de por medio, su construcción fue retomada luego de la contienda, incorporando pequeños cambios estilísticos. Fue exportado a varios países, incluso la Argentina, donde la versión coupé tuvo mucho éxito en la categoría Turismo de Carretera, siendo el primer modelo en salir campeón de la misma.



Las maquetas que estamos viendo pertenecen a la conocida colección “Taxis del Mundo” de la editorial Altaya. La verde es un taxi de Chicago, con su decoración característica. La negra tiene chapa patente de Montevideo, y es la que retoqué para convertirlo en un coche “civil”. 



Despinté el color amarillo del techo, rellené los huecos de inserto del cartel luminoso superior y repinté por completo. Pinté también parrilla, escape e interiores, y agregué la banda blanca a los neumáticos.



CRUISER


13 comentarios:

  1. Diego, sos un fenómeno!!, el Ford de vos te quedó de maravillas, como los "Autoart" ...¡FELICITACIONES! - Con este modelo V8, Ford pasó definitivamente a la historia del automovilismo, su carroceería tipo todo terreno y su motor indestructible y multifacético.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Creo que exagerás un poco, amigo! Este auto se vió mucho acá en Argentina. Recuerdo que hasta no hace muchos años todavía andaban. La gente de las zonas rurales los conservó porque eran justamente muy aptos para andar por caminos de barro, donde otros no entraban.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Gran trabajo quedo espectacular, simepre pense que me gustaria conseguir una version civil de este modelo, pero nunca supe si IXO lo realizó.
    Felicitaciones, muy lindo.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano. Este es un Ixo, y muy barato, de la colección Taxis del Mundo. Si estás atento, esa colección está de nuevo en los kioscos, lo podés adquirir a muy buen precio.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Claro si, la version taxi la conozco, me refiero a una version "civil", no taxi.

      Eliminar
  3. Que buen teabajo! Como siempre! Enunaz tres semanas saldría el Ford Fordor sedán de Estambul, y en tres numeritos más tenemos a este lindo Forcito. Que tal te resultó esta miniatura de Ixo? Saludos y mi admiración a tu obra. Hernán Radochonski

    ResponderEliminar
  4. Hola Hernán! Como la mayoría de los Ixo de coleccionable, una miniatura aceptable, que con unos retoques mínimos luce un poco mas. El Fordor sedán de Estambul también sufrió las mismas transformaciones de éste, te infito a verlo en el blog.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Espectacular! Parece el Ford V8 de Whitebox / Ixo (googlealo, cuando puedas). Le viste el potencial a esta miniatura para despintarla y hacerla civil, muy buen trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la matriz está muy buena, así que daba para adaptarlo.
      Saludos!

      Eliminar
  6. Me gusta màs el negro que el de Chicago, muy buena mano para rescatar el auto que yace dentro de cualquier taxi!
    Me sorprendiste con la genètica de nuestros primeros TC.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eran muy parecidos a los estándar, sólo con los guardabarros recortados.. suspensiones altas, mucha pinta no tenían...
      Saludos!

      Eliminar
  7. Hermosos modelos, por el colorido me quedo con el verde de Chicago (si fuera verde y negro sería el taxi de Nueva Chicago, chistonto), ya que uno suele representarse a los coches de esos años con un uniforme color negro.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, el color negro era el de la mayoría, quizás por la tradición de Ford de usar ese color que era mucho mas barato que otros.
      Saludos!

      Eliminar