sábado, 23 de noviembre de 2013

SIMCA ESPLANADA (1966)

El Simca Chambord era el auto más lujoso construído en Brasil a mediados de los años 60s, pero sus líneas eran de mediados de los años 50s. La idea de la marca era “aggiornar” el coche, que ya era obsoleto pero que estaba en el corazón del público brasileño.


La transformación estilística debería presentar un modelo basado en la misma mecánica y plataforma, pero con una imagen más acorde a lo que salía de Detroit por aquellos años.




El trabajo fue simple, pero de real efectividad. Se mantuvo intacta la parte central y la arquitectura general del coche. Pero se rediseñaron todas las piezas, logrando líneas más rectas que las anteriores curvas del Chambord. Aparecía una grilla ancha y baja, y las aletas traseras se suavizaban considerablemente a pesar de mantener las ópticas verticales. Se “americanizó” de esa manera al modelo francés original.




Se presentó en 1966 en el Salón del Automóvil de Sao Paulo. La apuesta de Simca era mantener el interés en la marca debido a que los rumores de absorción total por parte de Chrysler presentaban nubarrones oscuros en el horizonte y desconfianza por parte de eventuales compradores.


El Esplanada fue el primer coche totalmente “brasileño”, ya que hasta el momento las unidades fabricadas en aquél país eran copias de otras producidas en Estados Unidos o Europa.


El coche montaba ahora un motor Hemi V8 de 2,5 litros y140CV de origen Chrysler, que en Brasil se llamó Emi-Sul. Aceleraba de 0 a 100 km/h en 13 segundos y alcanzaba una máxima de 160 km/h. Cuando Chrysler se hace cargo totalmente, la marca Simca desaparece y el coche pasa a llamarse Chrysler Esplanada. El motor baja un tanto su potencia en aras de mayor durabilidad y el tanque de combustible pasa de 55 a 85 litros para aumentar la autonomía.




La competencia y la aparición en el mercado de modelos más modernos (Chevrolet Opala y Ford Galaxie) hicieron que los días del Esplanada estuvieran contados. En 1970 el modelo se discontinuaba dejando paso al Dodge Dart.




La maqueta es del coleccionable brasileño de DeAgostini.


CRUISER

8 comentarios:

  1. HORROR!
    una mezcla de siam ditella y ford galaxy!
    en qué estarían prensando al hacer semejante transformación estilistica?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un poco lo que comentaba en el artículo, aggiornar un auto con un concepto pasado de moda. En los 60s se produjo una ruptura importante respecto a los autos de los 50s. Fijáte que los coches de los 50s en general quedaron de repente muy desfasados, y fueron sustituídos por una nueva generación en los 60s, por lo general más compactos, bajos y anchos. No hubo coches de los 50s que hayan sobrevivido a la década siguiente, en cambio hubo muchos coches de la década del 60 que sobrevivieron hasta los 70s, 80s e incluso 90s. Por eso nos llama la atención un restyling de un auto de esa época para competir con los productos modernos.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Típico de los brasileros, ya lo hablamos muchas veces.
    Pero si digerís los soviéticos, éste es un manjar jajajjj.
    Llama la atención esa bagueta con caída central, da la sensación que el auto está doblado, curiosa "línea de cintura" le dieron.
    La miniatura parece fidedigna a juzgar por la imagen de apertura, lo único que el volante se lo ve gigantezco en la primera foto.
    Por lo que veo vas a completar toda esta colección brasilera?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando vean el Willys Itamaraty, que era la competencia más fuerte de este Simca entenderán que no era el único de estos "artefactos" vetustos y obsoletos al que se pretendía extender su vida comercial mediante retoques poco afortunados. Pero hay que entender el contexto. Por algo allá han sido autos exitosos y queridos. Respecto a sus líneas controvertidas e inexplicables, en el próximo post veremos un comparativo que nos ayudarán a entender mejor la cuestión de este auto transicional.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Respecto a la colección brasileña, Julián, estoy tratando de conseguir los ejemplares más interesantes. Algunos se repiten, otros no tienen rigor histórico (como por ejemplo el Fiat Uno, que no es el brasileño sino el europeo, diferente en la línea de apertura del capó). Me interesan particularmente los representantes de la "fauna endémica automotriz" brasileña, que son moldes inéditos. Algunos de ellos están apareciendo de a poco de la marca Premium X, es así que por ejemplo estoy esperando de esa serie el Ford Galaxie, que en la versión coleccionable está muy pobremente presentado. En otros casos las miniaturas valen la pena, y con poco esfuerzo se pueden mejorar, como en el caso del DKW Universal.
      Saludos!

      Eliminar
  3. El auto quizás no me guste demasiado, pero es otro "rediseño" de los Brasileños que tomaron como base un auto (en este caso el Simca Chambord) y lo modificaron hasta hacerlo uno "propio" para su país.
    A diferencia de acá, que solo le cambiaban los foquitos delanteros y traseros con alguna que otro "maquillaje" y sacaron miles de versiones de muchos autos (504, R12, Fiat 600, Fiat 128, Chevy, R18...........y un largo etcétera......)

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Mauro. Este es un diseño muy contradictorio pero al menos detrás de él hubo nuevas matricerías y el coche que resultó era otro totalmente distinto al Chambord. Te invito a ver el siguiente comparativo.
      Saludos!

      Eliminar
  4. A mi me gustó el auto; ahora entiendo el motivo por el cual los Matra Simca que corrieron en Le Mans desde mediados de los sesenta hasta 1974 (ganando 1972/3/4), llevaban el logo de Chrysler.
    Abrazos!

    ResponderEliminar