domingo, 16 de mayo de 2021

CITROËN 2CV CITRONETA (1970)




Llamada “Citroneta” o “Citrola”, esta versión tan especial del 2CV sólo fue producida en Chile. En los años setentas llenó las calles del país trasandino, siendo el vehículo elegido por las familias para su primera motorización.

 


Compartiendo piezas y mecánica con el conocido 2CV, la parte original era la zaga, donde el fabricante chileno modificó la carrocería a fin de convertir el coche en un tres volúmenes poco convencional.

 


La Citroneta original tenía dos puertas, pero luego se adaptó la solución funcional también a los vehículos de cuatro.

 


El motor era el conocido bóxer refrigerado por aire de 602cc y 33HP. La velocidad crucero era de 60 km/h.

 


La Citroneta fue producida en la planta que la marca francesa poseía en Arica, y desde el principio contó con este rediseño local, realizado bajo la premisa de que el vehículo fuera útil tanto para el campo como para la ciudad.

 


Unos años después, la caja abierta que tenían las primeras unidades pasó a ser un maletero cerrado con tapa, que no era mucho mas grande que un cajón, apto para llevar desde frutas hasta gallinas o lechones.

 


El techo, a diferencia de los originales 2CV era de metal. La Citroneta (acrónimo de “Citroën” y “Camioneta”) fue un éxito de ventas, siendo en su época el vehículo más económico de todos los que se vendían en Chile.  

 




La producción de las Citronetas se discontinuó en 1973. La miniatura es de la serie “2CV of the world” y no tiene retoque alguno, así de completa y bonita sale de su caja.

Agradezco al colega chileno Gonzalo Salinas las gestiones para conseguirla y enviarla.

 

CRUISER

6 comentarios:

  1. Muy interesante, apenas sabía de este modelo por algunas fotos y no sabía que el baúl fuera cerrado (quizás la influencia Amarok).
    Imagino que el techo metálico, le aislaría más de la temperatura, el agua y el ruido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andá a saber si ese techo habrá tenido algún revestimiento interno...

      Eliminar
  2. si no estoy mal informado, las modificaciones nacen de una "necesidad fiscal" que favorecía a las camionetas fabricadas en el país en el terreno impositivo, y, supongo, de alguna manera, esto habrá pasado a ser algo así como una doble cabina, manteniendo esas facilidades, en cuanto a estilo, no hay mucho que decir, pero no deja de tener ese toque de originalidad que realza cualquier vitrina. Saludos. Luis

    ResponderEliminar
  3. Mitad camioneta, mitad turismo, producto local fabricado en Arica. Algo tuvo que influir la presencia del Océano y el Desierto en su gestación como vehículo útil, fiable, polivante, deseable y original, que no hubiera disgustado al creador de la marca.
    También me la figuro colándose en Perú, Bolivia o la Argentina. Altiplano, pasos andinos, salares. Por qué no, si el bicilindríco refrigerado por aire podía con todo.
    Tienes razón: qué bonita miniatura, con el amarillo canario para no perderla de vista.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tratándose de derivado de 2CV es una joya, como todo lo que tenga que ver con la querida Ranita!

      Eliminar