martes, 24 de febrero de 2015

CHEVROLET CHEVETTE GP II (1977)

Los coches de serie con “espíritu e imagen deportivos” siempre fueron del agrado del usuario brasileño. Chevrolet tenía su versión “SS” del Opala en ese nicho.

El Chevette era un coche moderno, ágil y divertido de conducir debido a su combinación de bajo peso y tracción trasera. Pero no tenía una versión “sport”. En 1975 aparece la versión “GP” (sigla de “Gran Prix”). Justamente en los primeros años de la década de los 70s la Fórmula 1 internacional comenzaba a ejercer un magnetismo especial para los brasileños. Pilotos locales exitosos y televisación en directo y a colores de las carreras las volvieron muy populares.


El primer GP tenía el mismo motor de 1.398 cc y los mismos 68 CV de la versión estándar. Su “espíritu deportivo” se limitaba a una decoración exterior en negro, como ofrecían los productos contemporáneos de GM en Estados Unidos. El desempeño del coche era muy modesto en relación a la pretendida deportividad de sus siglas “GP”. A pesar de ser el “pace car oficial” de las carreras de Fórmula 1 locales, y de un fallido comercial televisivo donde el coche era acelerado a fondo, y en lugar de quemar neumáticos sólo se escuchaba un leve sonido de los mismos al arrancar, los aficionados se sentían defraudados con el modelo.


En 1977 se lanza el “GP II”, con franjas negras en capó, tapa de baúl y laterales, inscripciones en los zócalos y faros auxiliares en la calandra. Los neumáticos habían sido ensanchados aunque las llantas seguían siendo de 13”. En el tablero presentaba cuentavueltas (elemento muy apreciado por los conductores “deportivos”).


Paradojalmente, todas las pretensiones deportivas del nuevo GP se toparon con la crisis petrolera, que hizo que la marca se empeñara en lograr mejores consumos en sus productos. Al mismo tiempo que se lanzaba el GP II, su motor tuvo que ser modificado para reducir el consumo de combustible en un 20%. Un ahorro notable y un esfuerzo encomiable por parte de los ingenieros de GM, que lo lograron mediante un nuevo comando de válvulas, y la recalibración de carburador y distribuidor, pero que iba a contramano de la imagen deportiva que se quería vender.


El GP II tuvo poco suceso, y fue discontinuado prontamente, luego de vender 66.000 unidades, sumando las GP originales. Debido a su escasez, hoy es muy apreciado y buscado por coleccionistas cariocas.


Hasta hoy, en Brasil, es común que aficionados adapten motores de 2,5 litros del Opala a los Chevettes, Esos coches, bautizados cariñosamente “Chepala” tienen un excelente desempeño. Hay quienes han adaptado también motores 6 cilindros de 4,1 litros, y otros V6 de origen Blazer. Esos experimentos populares demuestran que seguramente hubiera habido un campo fértil para un lanzamiento más osado de GM, de haber dotado al Chevette de un motor realmente potente, los cuales hubieran tenido mucha aceptación entre los entusiastas.


La miniatura es IXO DeAgostini, sólo retocada en las llantas.
CRIUISER

7 comentarios:

  1. Me gustan los dos , es un lindo auto y la miniatura le hace justicia . Felicitaciones1

    ResponderEliminar
  2. quizás sea el hecho de estar acostumbrado a las cuatro puertas,
    o que hace mucho que no veo ninguno por la calle,
    pero es que no lo reconozco.
    sin la foto del real y sin los comentarios, me parece que se me escapaba.

    ResponderEliminar
  3. Aunque cuenta con algunos elementos bien ealizados (caso de las luces traseras), encuentro bastantes fallos en el ámbito de la pintura (lo de siempre de Altaya y el color amarillo) y los paragolpes, de muy mala estampa. Sin embargo el modelo vuelve a ser de esos bastante restringidos y eso le da su plus, aunque me parece un primo pobre de los Opel de aquellos años.

    En todo caso, interesante arqueología de ultramar!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es entendible que hayan lanzado esta versión y no alguna posterior, cuando el Chevette brasileño adopta restylings que lo hacen diferenciarse de sus parientes de otras latitudes. En la ampliación de la serie tampoco están listados, pero tengo fe en que sigan agregando modelos y así aparezcan al fin.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Se lo ve bien detallado por ser de coleccionable, pero es otro molde de Ixo que no es fiel al real, Los neumáticos los veo grandes (Como muchos otros de esta misma colección.)
    Si bien reconozco que es una colección con modelos ineditos, también hay que decir que muchos cuentan con varios fallos, tanto de matriceria como de pintura.

    El mejor K-180/Kadett C/Chevette que vi hasta ahora es el de Minichamps

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los neumáticos eran más grandes aún, al punto de casi no entrar en los guardabarros. Si mirás fotos de la web de este modelo tal cual viene en la colección te darás cuenta. Con éste hice un canje: los intercambié con los del Mercedes 450 SLC de Minichamps que posteé hace un par de semanas, que tenía unos muy finos y chiquitos, y ambos modelos salieron beneficiados. El Chevette quedó un poco mas proporcionado y el Mercedes de ve mucho mejor plantado,ya que las gomas que tenía aquél modelo eran de perfil alto.
      Saludos!

      Eliminar
  5. No importa que no tuviera mucha potencia, que no se haya vendido mucho, o que las ruedas sean grandes (en caso que lo sean), igual es hermoso (al menos para mis ojos).
    Gran miniatura, y en Brasil ahora también tienen su coleccionable de F1...
    Abrazos!

    ResponderEliminar