martes, 10 de abril de 2018

FIAT 128 IAVA 1100 TV (1972)

La Industria Argentina de Vehículos de Avanzada (IAVA) fue una empresa fundada por la Red de Concesionarios Fiat, subsidiaria de la marca italiana, y dedicada a construir versiones especiales derivadas de los productos de calle que se fabricaban en el país.



Con el propósito de hacerlos más atractivos y orientarlos al público con aspiraciones deportivas, IAVA se funda en 1971 y ese mismo año pone manos a la obra sobra la reciente novedad de Fiat, que era el exitoso modelo “128”. Debido a la potencialidad existente en el coche y la multiplicidad de novedades técnicas y mecánicas, el 128 ha sido el automóvil que más versiones IAVA ha tenido en la historia.



Los modelos IAVA eran reconocibles exteriormente por sus aditamentos estéticos y deportivos, y al 128 IAVA de 1972 le tocó ser pionero en la modalidad de los coches especiales. Inauguró la moda de las franjas, que se mantuvo vigente por toda la década de los 70s y llegó a todas las marcas. Se lo llamó “Fiat 128 IAVA 1100 TV”, esta última sigla derivada de los modelos italianos, que significaba “Turismo Veloce”.



El primer 128 IAVA tenía numerosas mejoras mecánicas que lo convertían en un verdadero “coche de carreras de calle”. A sus colores llamativos complementados con franjas negras se le agregaba una nueva y exclusiva parrilla, y las recordadas llantas deportivas de 13 pulgadas que acompañaron a todos los modelos Fiat IAVA, que comprendían al 128, 133 y 147.



Gracias a las modificaciones íntegramente desarrolladas por la compañía radicada en la zona norte del Gran Buenos Aires, el motor de 1.116cc llegó a erogar 71 HP. Tenía carburador Weber de doble boca y lograba alcanzar la insólita cifra de 9.500 RPM. IAVA fue pionera en lograr sacar mucha potencia a partir de motores de baja cilindrada a fuerza de revoluciones, tendencia que hoy es común en el mundo del “downsizing”.



También se habían modificado árbol de levas, múltiples de admisión y escape, frenos y suspensiones, las cuales sacrificaban confort en pos de la deportividad.



Puertas adentro el cambio se extendía al tablero y su impresionante tacómetro que arrancaba a medir a partir de las 3.000 vueltas y llegaba a marcar 10.000. El volante tenía uyn diseño exclusivo de cuatro radios y centro octogonal. La caja de cambios exudaba deportividad en su performance, y la butaca del conductor era inflable a fin de acomodarse y sujetar la anatomía del conductor. Los 128 IAVA descollaron en los cirtuitos, y fueron dominadores absolutos de las competencias deportivas tanto de pista como de Rally en su categoría durante toda la década.



Cuatro fueron las versiones IAVA del 128. La que estamos viendo es la primera de todas, y esperemos que la colección Autos Inolvidables de Salvat, a la que esta miniatura pertenece, nos deleite con alguna mas.



Es un molde perfecto, y los acabados específicos están muy bien resueltos. Parrilla, llantas, ópticas, parachoques y franjas, todos ellos en su justa forma y lugar. El único defecto aparente es la excesiva altura de las suspensiones y el grosor de los neumáticos, algo recurrente en algunos ejemplares de la serie.



Al que estamos viendo le bajé las suspensiones, y le pinté los interiores y el escape.


Como suele suceder con mi cámara de fotos, el color original de la miniatura está distorsionado. En las fotos -ignoro por qué motivo- el estridente y acertado color naranja de la miniatura aparece amarronado, restándole un poco de méritos. En la foto del modelo real, el corredor Carlos Reutemann posa publicitariamente con su 128 IAVA.

CRUISER


14 comentarios:

  1. Este esta barbaro; muy bien logrado y detallado. Tambien lo baje y queda mas lindo todavia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el único problema es que en las fotos sale color mostaza, y es naranja. No es una falla de la miniatura sino de la cámara. Con el Opel me pasó lo mismo y no acierto a dar con el problema.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Hola Cristian! Bienvenido al blog!
      Saludos!

      Eliminar
  3. alucinante el iava, la comunidad tuerca contenta,
    làstima esas ruedas,
    no le iràn bien, por ejemplo las del fitito, aunque sean las cubiertas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están tan bien agarradas a las llantas y encajan tan perfectamente que desistí de reemplazarlas. Temí arruinar el conjunto.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Tuve uno exactamente igual 1/1 pero rojo el ronroneo del motor sonaba igual al 125 tenía un pique BARBARO!! con esos neumáticos gordos le daban más perfomance - en los veranos llegaban muchos de visita - les llamaba la atención la patente chilena y tengo un Bubby 1/43 - Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los años 70s yo viví mi infancia, pero recuerdo que los Fiat IAVA eran especiales, como bien dijiste, desde el sonido de sus motores hasta su imagen, que no pasaba desapercibida.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Diego que será del inolvidable "Lole" Reutemann contá algo de el. Por fa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos. Mirá, con quienquiera que hables, te va a decir que Reutemann tiene dos facetas, la de aquel corredor por el que todos simpatizábamos es una, y la posterior, a partir de los años 90s, la del político acomodaticio y vitalicio, que al día de hoy es senador nacional, sus acciones pasan muy desapercibidas, y evidentemente el tipo eligió hace algunas décadas vivir de la política y asegurarse cómodamente su futuro económico y el de su familia. Por eso despierta sentimientos encontrados. Es senador por mi provincia, Santa Fe, pero da lo mismo que esté o no esté. O sea, da lo mismo para nosotros, no para él, que pudo hacer una diferencia económica para tres o cuatro generaciones venideras...
      Saludos!.

      Eliminar
  6. Es el equivalente a los modelos especiales con base SEAT que tuvimos por aquí en España en los 70. Preparaciones nacionales como las de DDauto, con pocas unidades sobre la base del 124 y que hoy valen fortunas, esos coches eran verdaderos diablos sobre ruedas y también tenían decoración externa para diferenciarlos del resto.

    El 128 nunca me gustó desde que lo conocí (sobre todo por vuestros blogs) y no lo tuvimos en España, creo que se quedaba algo chico al lado de los 124 y 1430 nacionales. Solamente he visto algún ejemplar semiabandonado en Italia. Pero entiendo que para ustedes fuera un mito.

    La miniatura está muy bonita, pero el eje trasero está desplazado y hace feo. No obstante aprueba con nota.

    Saludos y enhorabuena por las mejoras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eran motores muy picantes y muy tentadores para "meterles mano". Los Fiat de aquellos años eran amados y odiados por igual, había quienes los preferían por la potencia y el nervio que tenían, y a otros los cansaba el hecho de que sus carburadores se salieran contínuamente de punto y fuera necesario hacerles retoques mecánicos prácticamente todos los meses a fin de que no se pase ni para atrás ni para adelante, para que no "rateara" y para que no gastara demasiado combustible.
      Saludos!

      Eliminar
  7. Pero bueno, ¿es posible? Existió un 133 IAVA, un pequeño deportivo sobre la base del modelo español, que aquí sólo servía para las autoescuelas (yo me saqué el carné en uno de ellos), y en muchos casos como segundo coche. ¿Es posible que de aquel trasto malo y feo hicierais un pequeño deportivo, de buen sonido, carburadores gordos y llantas atractivas? Qué grande es la pasión argentina del motor.
    Volviendo al 128, que tantas preparaciones tuvo en Europa en berlina y cupé (este último se fabricó en España), el modelo argentino que presentas es muy atractivo. Cómo debía sonar a casi 10000 vueltas. Y yo que pensaba que los revolucionados eran los 128 del Campeonato de Europa de Turismos, los de Filipinetti preparados por Mike Parkes... ¡Y este IAVA es de calle!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bernardo. Así es, el 133 IAVA era otro potenciado que además de compartir las llantas con éste, tenía pintura a dos tonos y una máscara de plástico negro en el frontal que lo hacían realmente muy bonito. Hay un 133 en preparación para el coleccionable, espero que sea la versión IAVA, o aún siendo el estándar, con el molde y las llantas ya sería muy sencillo editar un IAVA para dejar contentos a los fanáticos de Fiat.
      Saludos!

      Eliminar