martes, 28 de noviembre de 2017

OPEL K 180 (1974)

Contar la historia del Opel K 180 implica remitirse al año 1971, cuando la empresa GM de Argentina comienza a desarrollar un motor en el contexto del llamado “Proyecto Chevrolet 110”. Ese impulsor sería destinado a equipar un coche mediano para competir con los recientes Dodge 1500 y Renault 12.



La idea era que la empresa incursionara en ese nicho de mercado, que adentrada la década sería cada vez mas elegido por los usuarios, y Chevrolet sólo ofrecía los modelos “400” y “Chevy”, de porte mas grande.



El desarrollo del motor llevó 3 años, y para 1974 estaba listo. Partía de la base del block del Chevrolet 400, al cual se le cortaron dos cilindros, dejándolo con cuatro. En ese mismo año se discontinuó el Chevrolet 400 y GM sólo tenía en oferta la línea Chevy. Paradójicamente, se trabajaba en el motor pero aún no se sabía a qué coche se le iba a colocar.



En 1974 tanto en Brasil como en Alemania, un modelo global de GM, el Opel Kadett C / Chevrolet Chevette era un “top seller”. GM de Argentina decidió que esa carrocería sería apta para recibir el nuevo motor desarrollado localmente, ya que el vano motor era grande y allí entraba el impulsor “Chevrolet 110” sin mayores problemas.



Se trabajó para fabricar el coche en la planta argentina, desarrollando las adaptaciones necesarias, ya que tanto en Alemania como en Brasil el pequeño Opel llevaba motores de baja cilindrada (1100 y 1300cc principalmente). El “Chevrolet 110” tenía 1800cc, mayor potencia y una tapa de cilindros diseñada específicamente. La caja de cambios que se decidió utilizar provenía de los deportivos alemanes “Opel Manta”.



En noviembre de 1974 se presentó oficialmente el Opel K 180. La “K” era por “Kadett” (el nombre alemán del coche) y “180” se refería a los 1.800cc del motor. Poco antes de su aparición, Ford había presentado al Taunus, por lo cual las tres grandes empresas americanas con filial en el país (Ford, GM y Chrysler) ya tenían sus respectivos modelos compitiendo en el segmento de los medianos (Ford Taunus, Opel K 180 y Dodge 1500). Aquellos lanzamientos no pudieron ser mas oportunos, ya que la Crisis del Petróleo de 1973 estaba inclinando las preferencias de los consumidores por coches mas chicos, ya como tendencia irreversible.



El modelo se ofrecía en versiones de sucesiva aparición: Base, Rally y LX. Todos ellos con el mismo motor de 1.800cc y 86 HP. Tenía las mismas virtudes del conocido Kadett (buen espacio interior, gran capacidad del baúl y excelente visibilidad). El spoiler delantero integrado a la carrocería aportaba a lograr un flujo de aire que “pegaba” el auto al suelo favoreciendo su desempeño a altas velocidades. Con el motor 1800 el K 180 llegaba a los 150 km/h. Su potencial de frenado era también muy valorado por la prensa y los especialistas.



En 1977 fue galardonado como el “Coche del Año” en Argentina, al tiempo que la versión LX, la más lujosa, era presentada.



Lamentablemente en 1978, por las remanidas vicisitudes económicas, GM se retira del país, y con ello se termina la producción de todos sus vehículos, incluyendo el Opel. Se cuenta que la empresa nunca pudo recuperar la inversión que requirió su fabricación local, ya que era un coche de avanzada, y que con cada ejemplar vendido, GM perdió dinero.



La miniatura pertenece a la serie “Autos Inolvidables Argentinos” de Salvat. Utiliza una versión adaptada del molde que se usó para los Chevettes brasileños. Lamentablemente no es el molde que el grupo Ixo usó para el Kadett 4 puertas vendido por Eaglemoss en Europa, que por cierto es bastante más acertado en formas y proporciones.



No obstante, se ha hecho un muy buen trabajo de adaptación en el molde con el que se trabajó, y el resultado es muy bueno. Se trata reconociblemente del Opel argentino, es distinto a todos los que existen y tiene muy buenos detalles, como el típico y bien logrado color, las ópticas cuadradas (los alemanes y brasileños las traían redondas), los marcos de puertas en color aluminio y las llantas típicas del modelo argentino.



Complementariamente le introduje otras mejoras, que consisten en la pintura de interiores, escape, recortes de rebabas en paragolpes, y el pintado de un filete cromado que el coche local traía perfilando guardabarros y spoiler.




CRUISER

15 comentarios:

  1. Este es justamente uno de los modelos de la colección que no me gustan para nada, junto con el Regatta, el 504 y el Fiat 600. Tal como hablamos en su momento y como explicas acá, se uso un molde incorrecto, osea el del Chevette celeste de la colección Inesqueciveis, que los mismos Brasileños criticaron cuando salio, porque no estaba bien logrado. Ademas de que el molde esta errado, tiene los faros delanteros grandes, el spoiler delantero no es así en el real y le pusieron unas llantas que ni por asomo son las mismas del K180 (de donde las habrán sacado?). En resumen: No lo quiero, no me interesa, no me gusta. Me quedo mil veces con el Kadett C azul de Ixo / Eaglemoss que estoy "reformando", solo me falta terminar la parte de adelante.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en los defectos del molde, de hecho los comento ahí en la entrada, y también me hubiera gustado el que Ixo usó para la editorial alemana Eaglemoss. Pero a cambio hemos tenido en la colección varias sorpresas inesperadas -sin contar los moldes inéditos- como las nuevas matrices que han usado en el caso de Renault 4, 6 y Dauphine. En cuando a las llantas, no comparto de que no son parecidas "ni por asomo". Pueden tener alguna diferencia, pero se ven muy parecidas a las originales.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Las llantas del Opel K180 son justamente las del azul de Ixo / Eaglemoss (sombreadas, por supuesto) no estas. Hay una gran diferencia entre ambas, tenes mejor ojo que yo para estas cosas, amigo....

      Eliminar
  2. Me olvidaba: tus retoques geniales como siempre, yo aprendí a meterle mano a los autos de blister gracias a tus consejos y fotos, la verdad "levantan" mucho en cuanto a calidad y quedan mejor.

    ResponderEliminar
  3. Que bonito este Kaddet así con naranja gana mucho mas y esas llantas son una delicia.

    Los detalles que en él habéis realizado le dan un plus

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad las fotos no capturaron el verdadero color, no sé qué pasa con algunos colores y las cámaras digitales, no se llevan bien. En realidad la miniatura es del mismo tono naranja que el coche de la primera foto, pero luego aparece de este color tirando a amarillento que se ve en las fotos. La cámara está bien configurada, es un fenómeno que no me explico.
      Saludos!

      Eliminar
  4. una làstima que haya tenido una vida tan acotada,
    realmente tenìa un diseño de avanzada,
    làstima salvat, esta vez la reproducciòn no està a la altura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan de avanzada era que aún en los 90s el coche no acusaba la edad que tenía. Fue un excelente diseño que pasó la prueba del tiempo.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Este Chevy fué emblemático para nuestra clase media, ya que llegó en grandes cantidades de Brasil vía terrestre, era un 1.6 SP. que picaba fuerte y subía como araña por nuestra geografía, las llantas eran diferentes, muy cómodo para largos viajes. el IXO-Brasil es diferente al vuestro.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Brasil es un coche de culto, muy querido y muy exitoso. Aquí no tuvo tiempo se produjo muy pocos años. Todas las variantes de Chevette aparecidas en Brasil en 1/43 son diferentes a éste, como bien dices. Por lo cual es más valioso aún este Opel K 180 en 1/43 porque al margen de sus defectos, es el único que hay hasta ahora y supongo que no habrá otro.
      Saludos!

      Eliminar
  6. Creí haber visto ya la reseña de este Opel, pues con el Cabo vienen mas o menos en forma correlativa con los lanzamientos, capaz fue solo la suya entonces.
    Es cierto que está algo fuera de proporciones pero no tanto como los imperdonables 600, el único que hasta ahora dejé pasar.
    No había reparado en el filete de los guardabarros. Mirando la foto también se adivina que lo traía en el zócalo a lo largo.
    En cuanto al auto real te faltó comentar que ese engendro de motor y caja tuvieron muchos problemas de adaptación entre sí, y es lógico pues ni uno ni otra estaban concebidos para funcionar acoplados. Estas fallas recurrentes (entre otras) fruto de la falta de pruebas previas fue lo que (en el ideario autóctono) sepultó la imagen de marca de Opel al punto tal que forzó a GM a que los sucesivos ejemplares que se vendieron en los 90 (Corsa, Vectra, Astra, etc) lo fueran bajo la marca Chevrolet, que sí tenía buena reputación pese a que abandonaron el barco a fines de los 70.
    Bien por los retoques como siempre.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Fue de los pocos Opel que se vendió aquí. Recuerdo algún Rekord en los 80s y el Calibra en los 90s. El fleje cromado inferior bien lo pude haber pintado, pero se me pasó, y me di cuenta que pude hacerlo sin mucho trámite una vez que tenía los ribetes de los guardabarros hecho. Enmascarar esa parte hubiera hecho sufrir la pintura plateada de los gusrdabarros, por lo que lo dejé como estaba.
      Saludos!

      Eliminar
    2. En realidad que los opel de los 90 se llamen chevrolet aca esta mas relacionado con el hecho de que la marca opel nunca existio en brasil y por supuesto la buena imagen de la que chevrolet gozaba en el pais, es por eso tambien que hoy por tenemos daewoos con el moñito

      Eliminar