sábado, 12 de agosto de 2017

FORD TAUNUS GXL (1974)

En la década de los 70s, Ford no quiso quedarse atrás en la lucha por el nuevo segmento de coches medianos europeos en Argentina. La empresa fabricaba los Falcon y Fairlane como únicos modelos de automóviles, ambos de origen americano y de tamaño mediano-grande y grande respectivamente.



Para incursionar en el nicho de mercado que acaparaba las preferencias de los consumidores, el cual dominaban los Renault 12, Fiat 125 y Peugeot principalmente, la marca decidió producir localmente el modelo alemán Taunus, en su versión denominada TC, presentada en Europa en el año 1970.



Los primeros Taunus argentinos comenzaron a producirse el 3 de junio de 1974 y se vendieron a partir del 26 de setiembre de ese año. La marca lo presentó como “El ´chico´de Ford”, aún no siendo un automóvil que pudiera entrar en la categoría de “chico”, sí lo era si se comparaba con los portentosos Falcon y Fairlane.



A diferencia de aquéllos, su diseño y su tecnología eran más actuales y modernos. Por primera vez Ford de Argentina comercializaba un coche con caja de cuarta con todos sus marchas sincronizadas.




Originalmente hubo dos versiones disponibles: “L”, con impulsor de cuatro cilindros y dos litros, y “GXL”, presentada un mes después, en octubre de 1974, con motores de 2,0 y 2,3 litros. Este último motor pasó a ser casi exclusivo con el paso de los años para la versión GXL, y el de dos litros sólo se conseguía en ese nivel de equipamiento por pedido especial. Estos eran los primeros motores de cuatro cilindros producidos por Ford Motor Argentina.




El GXL tenía una potencia de 122HP en su impulsor de 2,3 litros y cuatro cilindros. Utilizaba nafta super, a diferencia del de 2 litros que funcionaba con nafta común. Se trató del primer impulsor local de Ford con árbol de levas a la cabeza.También el primer modelo de la marca en presentar suspensión delantera independiente, trasera de resortes helicoidales y frenos delanteros a discos.




A partir de 1975 los faros auxiliares redondos de la parrilla, que hasta entonces eran opcionales, pasaron a ofrecerse de serie. El interior incorporó materiales símil madera en el tablero. El equipo de aire acondicionado fue ofrecido como opcional a partir de 1978.




Fue el primer Ford argentino en incorporar butacas delanteras en toda la gama, hasta entonces los Fairlane y Falcon traían en algunas versiones asientos enterizos.




La versión GXL se diferenciaba exteriormente por tener llantas deportivas, faros auxiliares, y baguetas cromadas laterales, trasera y en los bordes superiores de las ventanas. Estaba disponible en una gama amplia de colores y también con techo vinílico.




El Taunus medía 4.346mm de largo, 1.700 de ancho y su distancia entre ejes era de 2.570mm. La velocidad máxima del GXL era de 161,6 km/h.  Hubo también una versión coupé de la que hablaremos si Salvat nos da la alegría de tenerla en su listado.




Esta maqueta es el número 23 de la serie “Autos Inolvidables Argentinos”. Se trata de otro molde inédito y muy bien logrado, presentando algunos faltantes, como los detalles en negro de las llantas, y otros mejorables como los pilotos delanteros de excesivo tamaño y enteramente pintados en naranja brillante. Pero como contrapartida tiene un muy buen molde, pintura aplicada en la dosis justa, gran cantidad de detalles en aluminio y cromo, ópticas traseras de acrílico de dos colores, muy buena resolución de parachoques, parrilla delantera y faros, y una exquisita materialización del techo vinílico.


 A mi unidad le pinté los escapes, los detalles en negro de las ruedas y le agregué una antena. A los giros delanteros los limé para desgastarles el excesivo grosor y les agregué un marco plateado que enmarcaba los acrílicos en el modelo original. Por lo demás, está tal cual salió de su burbuja plástica, siendo ésta una de las más interesantes maquetas de la colección hasta ahora, y otro nuevo molde que el grupo Ixo agrega a su catálogo.
  

CRUISER

10 comentarios:

  1. Esperaba este post. Como ya habíamos hablado por WP, el frontal esta desproporcionado, no solo los giros, sino también los faros, parrilla e insignias. Las uñas del paragolpes también son grandes, comparadas con el paragolpes trasero. El mejor frontal es el de la cupe Taunus de Minichamps, incluso es mas exacto que el de Neo.
    Es algo realmente "curioso" este defecto que tiene la miniatura, porque todo el resto del auto esta muy bien logrado.

    En cuanto a los retoques que le hiciste, yo hice exactamente lo mismo que vos, solo que no le puse antena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mauro. Para mí la miniatura está muy bien lograda. Aún comparando con la Minichamps no hay grandes diferencias en la parrilla, y si las hubiera, son fracciones de milímetro. La más notable es el extremo frontal de la moldura central del capó, que en la Minichamps es muy baja y en el Salvat es muy alta, quizás la realidad sería un término medio entre ellas, pero si ahí hay un error, aún Minichamps lo cometió. En altura las parrillas son prácticamente idénticas, los faros son casi del mismo tamaño. Además, estamos comparando una maqueta premium que aquí vale una pequeña fortuna y es inconseguible, con otra masiva que tenemos en los kioscos a precio ridículo. Sigo poniendo a este Taunus en el grupo de miniaturas muy bien hechas de la colección.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Si, por supuesto. No desmerezco para nada esta miniatura, todo lo contrario, pero los guiños delanteros los hicieron muy mal, parecen de Ford Granada o Cortina (es lo que te dije por WP cuando tuve el modelo en mano y lo primero que se advierte). Con tus retoques y "reducción de tamaño" de los mismos, no se nota ese defecto mirando tus fotos.
      No coincido cuando decís que en altura la parrilla de este Taunus es casi idéntica a la cupe de Minichamps...hay una diferencia y te das cuenta al toque con los dos modelos en mano, en realidad, los dos frontales difieren bastante en todo sentido....
      La Cupe de Minichamps me sigue pareciendo maravillosa (ya sea la marrón o la celeste) para mi es una pequeña obra de arte, como la Cupe Fuego de la misma marca.

      Ahora espero el post del Opel K180, seguramente ahí coincidiremos mas vos y yo, por lo que hablamos estos días, jaja!

      Eliminar
  2. Hermoso Taunus, uno de los autos que más me gustaban en los años setenta.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanh! En realidad cuando yo era chico me impresionaba más la coupé. Dentro de la línea cuatro puertas me gustó siempre mas el Opel, que había sido lanzado casi simultáneamente con éste. El tiempo demostró que las líneas del Taunus quedaron antiguas muy rápidamente, y las del Opel sobrevivieron al cambio de las modas, al punto que se siguió vendiendo con pocos cambios hasta mediados de los 90s, época en la que un Taunus como éste hubiera sido poco menos que una pieza de museo.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Yo soy contemporàneo del Taunus, en esos años ochenta, yo estaba a pleno en mis dos dècadas y miràndolos como objeto de deseo, eran muy lindosssss!!!!!
    el modelo se ve interesante, me encantò el escudito lateral!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre lo veía como un coche americano compactado por una prensa. Esas líneas eran las de las series americanas, pero mucho mas corto. Además era una época en la que ningún coche se parecía, no era necesario mirar el logo de la parrilla para distinguir un Taunus de un Opel, un 504, un Dodge 1500 o un Renault 12.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Interesante modelo, nosotros conocimos al sucesor cuando se abrieron cupos de importados (a finales de los 70).
    Tan solo el color blanco no lo veo para esta miniatura, se pierden algunos detalles cromados y la parrilla se difumina. En rojo hubiese sido "la caña"!

    No obstante estoy de acuerdo contigo, da mucho para lo poco que vale y encima es original. Ahora solo queda esperar que salga el coupé.

    Saludos!

    p.d. Ahora en la web de SALVAT España tenemos disponibles algunos números de esta colección al precio de unos 16 euros puestos en casa. Ya salió el Torino. Pero los dejo pasar, mi guerra es otra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. Aunque el color blanco con techo vinílico era muy común en el coche real, uno de otro colo rhubiera hecho resaaltar más las tampografías que dicen "FORD" en la trompa y "Taunus" atrás, al lado de la sigla GXL. De igual manera, la línea lateral cromada que en este coche tenía protagonismo y lo diferenciaba de las versiones "L" también se vería mas.
      P.D.: Lástima que la maqueta del Torino esté tan mal hecha y no represente lo que el coche era en realidad.
      Saludos!

      Eliminar