viernes, 7 de abril de 2017

FERRARI 250 GT BERLINETTA TOUR DE FRANCE (1958)

Las berlinettas Ferrari 250 GT eran una serie de coches deportivos de dos plazas con carocería cerrada, fabricados principalmente para ser homologados a fin de ser utilizados en competencias.



La Ferrari 250 GT Tour de France era una de esas variantes. La marca los construía con el criterio “carrera-cliente”,por lo que además de competir con la marca oficial también se utilizaban por escuderías privadas. El auge de estas carrocerías se dio por la peligrosidad implícita que tenían los roadsters contemporáneos al ser utilizados en carreras.



Las carrocerías cerradas eran también más aerodinámicas, y establecieron nuevos récords de velocidad y confiabilidad.


Esta “berlinetta” tenía chasis tubular con distancia entre ejes de 2600mm. Las suspensiones eran de resortes helicoidales con amortiguadores, sobre brazos oscilantes. El motor era un V12 Colombo. Las primeras carrocerías eran obra de Pininfarina. Se construyeron gran cantidad de prototipos presentados en salones internacionales a partir de 1955, siempre con variantes y mejoras constantes.


La caja era de cuatro cambios, la velocidad máxima era de 260 km/h y los frenos de fábrica eran a tambor, aunque algunos propietarios los reemplazaron luego por discos.


Enzo Ferrari comisionó a Scaglietti para la construcción de las carrocerías diseñadas por Pininfarina, y el carrocero les introdujo leves cambios a los productos finales. Las series de cada mnodelo eran muy limitadas, en general se producían entre seis y diez unidades de cada uno. 



La versión lujego conocida como “Tour de France” se produjo entre 1956 y 1959, en un total de 45 unidades. Muchos de ellos no se destinaron a carreras, sino que se exportaron a otros mercados europeos y a Estados Unidos a fin de ser utilizados como coches de turismo de gran performance. Esas versiones contaban con parachoques, que las de competición no incluían.


La miniatura de Ixo representa una de esas unidades de uso particular de calle.

CRUISER





7 comentarios:

  1. no es de las ferraris que màs me gustan,
    pero si es de las màs salvajes,
    esas luces delanteras sobredimensionadas son toda una declaraciòn de intenciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de las más raras también, sin duda.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Lástima de estos modelos de IXO para coleccionables, siempre fallan en el tema de las llantas. Mejoran espectacularmente cuando se les pone unas Borrani de metal auténtico.

    El resto bien, pero tanto color plata y cromados a "tutiplén" hacen que me acabe mareando un poco!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, en rojo o azul hubiera quedado muy linda también.
      Saludos!

      Eliminar
  3. De perfil, este Ferrari, es muy parecido al Aston Martin DB5 de 1964.("Goldfinger" y "Operación Trueno")

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, buena observación, es muy parecida al ese Aston Martin.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Hermosa, tengo una casi igual en rojo con franja amarilla; es de la Mille Miglia, la llevé en septiembre del año pasado al Encuentro en Rosario.
    Gran modelo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar