martes, 17 de enero de 2017

COMPARATIVO FIAT RITMO/SEAT RONDA

Ya hemos dicho algo acerca de la controversia planteada ente Fiat y SEAT acerca del producto español Ronda. Los ibéricos sostenían que se trataba de un modelo nuevo e independiente del anterior Ritmo, mientras que los italianos sostenían que a pesar del maquillaje, claramente se advertía que se trataba de un Ritmo disimulado. El controversial artículo 5.1 del convenio decía que a partir del final del convenio, los modelos SEAT debían tener cambios en “aspectos significativos en la panelería externa”. 



Para dirimir si los cambios en el Ronda eran lo suficientemente “significativos”, Fiat llevó el caso ante la Cámara Internacional de Comercio de París, y al mismo tiempo ordenó a sus abogados intentar impedir la homologación del Ronda para la venta fuera de España, ya que iría a competir en algunos países contra el propio Fiat Ritmo, al cual aún no le habían realizado restyling alguno, y ello perjudicaría sus ventas.



Los españoles obtuvieron en Luxemburgo la homologación para la venta en la Comunidad Europea antes de que los abogados de Fiat pudieran trabarla. Sin embargo, la Justicia se preparó para allanar la sede de SEAT a fin de corroborar la denuncia que decía que allí se ensamblaban partes de origen Fiat para venderlas como SEAT. Pero enterados de esta maniobra, en SEAT prepararon la defensa.



Pintaron totalmente de blanco y quitaron las identificaciones exteriores a un Ritmo, un Ronda, y algunos coches más de la misma categoría y forma, a fin de intentar advertir a los peritos judiciales de que todos los coches del segmento se parecían significativamente.



Además, y en una recordada maniobra, pintaron un Ronda totalmente de negro, y sobre esa pintura colorearon en amarillo todos los elementos que lo diferenciaban del Ritmo. Este coche aún se conserva, y el el de las fotos que acompaña este artículo.



El 25 de Noviembre de 1983, el tribunal decretó que los cambios sí eran lo suficientemente "significativos" como para considerar al Ronda un auto “distinto” del Ritmo, y SEAT ganó la controversia. No obstante sus finanzas estaban muy mal y su destino era la desaparición, hasta que VW se hizo cargo de la mayoría del paquete accionario, y reposicionó la marca como “low cost” con productos de entrada de gama. Desde allí en adelante los productos SEAT comenzaron a parecerse a los VW.



Estamos viendo en las miniaturas de Ritmo (celeste) y Ronda (bordó) las similitudes y diferencias entre ambos modelos.



 Evidentemente todo pasa por definir la palabra "significativas" en cuando a las diferencias entre ambos coches. Si bien hay cambios, son los usuales y esperables entre una versión y un restyling.  Y como es habitual en los restylings, se trabaja sobre capó, portón trasero, ópticas, guardabarros y paragolpes, dejando las puertas y el techo, que son las partes más difíciles y costosas de construír y reemplazar. Para los parámetros usuales en la industria automotriz, no hay dudas de que se trata del mismo coche, para los términos absolutos que manejó la Justicia, no fue así, ya que una mímima variante los convierte indiscutiblemente en coches distintos según el sentido común. _



 El caso es que el SEAT encarnó un concepto más moderno, que para bien de la empresa y a criterio de la Justicia derivó en un coche distinto. Lo negativo es que la imagen original y única (discutida también) del Ritmo original se perdió, y el nuevo producto se asemejó a muchos contemporáneos. 

CRUISER

sábado, 14 de enero de 2017

SEAT RONDA CLX (1982)

Cuando se terminó la relación de colaboración entre SEAT y Fiat, la empresa española se vió obligado a reformular sus productos a fin de diferenciarlos lo mas posible de los de su antiguo socio italiano.



Así, el Ritmo se convirtió en Ronda (nombre de una ciudad andaluza) mediante un restyling exterior.  Con el Ronda, SEAT comenzó a cimentarse una fama de constructor independiente, ya que era el primer coche que se diferenciaba un tanto de sus gemelos italianos de la marca Fiat.



El Ronda se fabricó entre 1982 y 1986. El rediseño fue obra de Tom Tjaarda, del estudio Fissore. En su momento el rediseño fue bien recibido, aunque los detalles de terminación dejaban bastante que desear, y fue eso una constante en aquellos años de transición.



El Ronda se vendió bien, habiéndose construído nada menos que 113.241 unidades. Llegó a exportarse exitosamente y a competir también en algunos mercados con el original Fiat Ritmo.



A propósito, el convenio con Fiat decía que al desligarse de aquélla, los modelos de SEAT deberían diferenciarse “significativamente en elementos de panelería externa”. Con sólo tres años en el mercado, el Fiat Ritmo sufrió con la separación de SEAT, ya que la marca española adoptó prontamente el restyling que la italiana tenía pensado aplicar a su producto un par de años después, por lo cual esto produjo un perjuicio contra su producto.



A raíz de eso, Fiat demandó a SEAT alegando que los cambios introducidos al modelo ni impedían inferir que se trataba del mismo con mínimo maquillaje exterior. La empresa italiana se perjudicó también al no poder plantear la evolución que tenía en carpeta para su modelo, y luego de un leve restyling en el que ganó un par de ópticas circulares extras en el frontal, la empresa italiana empezó a trabajar en un reemplazo, que sería a la postre el Fiat Tipo.  



Fiat no tuvo éxito con su demanda, cuestión de la que hablaremos en profundidad en la siguiente entrada.



La miniatura del Ronda es de Ixo para Altaya.


CRUISER

miércoles, 11 de enero de 2017

FIAT RITMO ABARTH 125 TC (1981)

El Fiat Ritmo italiano, a diferencia del SEAT español que sólo tenía cinco puertas, se ofreció al mercado también en versiones de tres puertas.



En 1981 aparece la primera versión de un tres puertas deportivo, se trataba del Ritmo 105 TC, impulsado por un motor de 105 CV de origen Fiat, con una cilindrada de 1.5085 CV, derivado de los que montaban los modelos 131 y 132.


Tenía aditamentos deportivos como faros rompenieblas y spoilers delanteros y traseros. Ese mismo año también se presentó la versión cabrio, diseñada por Bertone.



En setiembre de 1981, en el Frankfurt Motorshow se presentó el Ritmo Abarth 125 TC, una versión más potenciada que el 105 TC.





El motor era de 1.995 cc, que rendía 125 CV. Tenía frenos de discos delanteros ventilados, una nueva caja ZF de cinco velocidades, ajustes en la suspensión y componentes reforzados.



Sus llantas eran de gruesos cuatro rayos, también usadas en el cabrio de Bertone. Paragolpes delanteros con spoiler integrado, rompenieblas y alerón trasero complementaban sus líneas, y un par de insignias con el típico escorpión de Abarth complementaban la decoración.



Este coche no pudo exportarse a Inglaterra e Irlanda, com la anterior versión 105 TC, debido a que el recorrido del caño de escape no permitía invertir a la derecha el volante y la columna de dirección.



La velocidad máxima era de 190 km/h y aceleraba de 0 a 100 en 8,7 segundos. Este modelo fue el último en ensamblarse en la planta Abarth, en forma independizada de Fiat.

La miniatura es marca Norev.
CRUISER

domingo, 8 de enero de 2017

SEAT/FIAT RITMO 75 CL (1979)

La marca española SEAT produjo su versión del Fiat Ritmo entre los años 1979 y 1982.



En 1980 ganó la mención “Coche del Año” en España.



Exteriormente, Fiat Ritmo y SEAT Ritmo sólo se diferenciaban por los logotipos. Eran virtualmente idénticos, aunque a nivel mecánico el producto ibérico era bastante distinto. 



El italiano tenía la mecánica moderna heredada del Fiat 128, y una caja de cinco marchas opcional, mientras que debajo del capó del español todavía se ubicaba el viejo impulsor a varillas y balancines del Fiat/SEAT 124.



El SEAT Ritmo se vendía en dos acabados básicos: “L” y “CL”, con los motores 1.197 y 1.438cc  de 64 y 77 CV respectivamente.





Nuevas versiones se presentaron en lo sucesivo, como la 75 CLX, en 1981 y la CLX 82, en 1982. También la versión deportiva “Ritmo Crono”, aparecida un poco mas tarde. Todas con equipamiento mejorado y colores exclusivos.



En 1980 apareció el SEAT Ritmo D, en acabado CL, con un Diesel de 1.714cc y 55 CV, siendo el primer automóvil compacto con motorización a gas oil fabricado en España. 


La miniatura es de Ixo para Altaya.

CRUISER

jueves, 5 de enero de 2017

OPEL KADETT D (1979)

La nueva generación de Opel Kadett que reemplazaba a la generación “C” se presentó en 1979.



Las nuevas configuraciones hatchback lo hicieron más corto que el anterior Kadett C, pero el habitáculo era mucho mas amplio gracias al motor transversal y la tracción delantera.



Los motores disponibles eran de 1,3  1,6  y 1,8 litros. Las potencias eran de entre 60 y 75CV.



Las ventas totales del modelo superaron los 2,1 millones de ejemplares, se fabricó hasta 1984 cuando fue reemplazado por la nueva generación, el Kadett E.



La miniatura es Minichamps. La cuarta generación del Opel Kadett de posguerra se presentó en 1979, como modelo 1980.



Se trató del primer Kadett con motor transversal y tracción delantera. A partir de esta generación la versión Vauxhall inglesa era idéntica a la alemana de Opel, sólo con el cambio de nombre, el modelo inglés estrenó el de “Astra”, que el alemán recibiría un par de generaciones después.



El Kadett D careció de versión tricuerpo, su oferta se redujo a hatchbacks de tres y cinco y al Caravan. Las coupes de la generación anterior no tuvieron reemplazantes en la gama D.



CRUISER