martes, 3 de mayo de 2016

CHEVROLET IMPALA SPORT SEDAN (1967)

El Chevrolet Impala fue presentado como tope de gama de la línea Bel Air en el otoño de 1957, como modelo 1958, y fue un gran éxito. Se presentaro luego sucesivas generaciones.



La que apareció en 1965 era la cuarta. Había sido rediseñado por completo y presentaba una línea más estilizada respecto de las de los años anteriores. Se habían evitado casi todos los ornamentos innecesarios y su diseño era muy limpio y moderno.



Las ventas totales de 1965 llegaron al millón de ejemplares, tal era el éxito y el arraigo de este modelo.



Las versiones más potentes equipaban el novísimo motor V8 de 6,5 litros de cilindrada y la caja Hydramatic 350.



El “Sport Sedan” aparecido en 1967 era un auténtico “Muscle car”. Tenía cuatro puertas, pero la ausencia de pilar B le confería un estilo deportivo. Sus principales argumentos estaban bajo el capó: Un motor Turbo-Jet L36 V8 de 385CV que movía los 1.741 kg de peso del coche hasta los 210 km/h y lo aceleraba de 0 a 100 km/h en sólo 7,1 segundos.



A cambio de semejante potencia disponible, el rendimiento era de sólo 4,6 kilómetros por litro de gasolina.



Las cajas eran automáticas de 3 y 4 marchas, y dos automáticas: Hydra Matic y Powerglide.



La miniatura es de la marga Greenlight, pertenece a una serie dedicada a coches de Hollywood y éste en particular, a la serie “Supernatural”. Originalmente trae dos reflectores en los parantes A, los que retiré en función de dejar a la miniatura en estado estándar.

CRUISER


domingo, 1 de mayo de 2016

BMW 327 CABRIOLET (1937)

La firma de Baviera produjo el 327 entre 1937 y 1941.



La particularidad del 327 es que fue originalmente presentado como cabriolet, y la versión coupé apareció un tiempo después.



Su diseño aerodinámico era uno de los más modernos de la década del 30. Incorporaba adelantos mecánicos, como frenos hidráulicos, una moderna caja de cambios y el sistema “eje vivo”.



Su frontal se derivaba del anterior 326, y ya prefiguraba los dos “riñones” de su grilla, típicos de la marca hasta el día de hoy.



La velocidad máxima anunciada por la fábrica era de 125 km/h.



Hasta el comienso de la Segunda Guerra Mundial, un total de 1.396 unidades se construyeron, entre roadsters y ocupes, entre 1937 y 1941. Luego de la contienda, la fábrica de Eisenach caería dentro de la zona de ocupación soviética.



El montaje del 327 se reanudó en la posguerra, pero las cifras de producción son difíciles de obtener. La producción entre 1946 y 1951 estaba fuera del control de la casa central de Munich, y los coches salían de las factorías con las marcas BMW y EMW indistintamente.



Hasta 1952, un total de 505 unidades salieron de fábrica, sumando las dos marcas.
La miniatura es de la firma Detail Cars.


CRUISER

viernes, 29 de abril de 2016

FORD MUSTANG (1965)

Previamente hemos visto aquí casi todas las versiones del revolucionario Ford Mustang original. Los hubo coupes de techo duro, convertibles y fastback.


Si bien el Mustang venía a romper drásticamente con los parámetros que habían dominado la década de los 50s con su diseño compacto y simple, hubo versiones “conservadoras” que conservaban elementos de la década anterior, como techo vinílico o pintura bicolor.



Esta miniatura de Premium X representa una bella unidad de 1965 con pintura a dos tonos.  Los primeros Mustang salieron a la venta el 17 de abril de 1964, con la particular denominación de “Modelo 1964 ½”. Los modelos 1965 presentaban algunas diferencias respecto a la serie presentada el año anterior.



Se construyeron tras la reorganización funcional de la fábrica en agosto de 1964. La gama de motores se cambió. El original motor de 4,3 litros y 120 caballos de fuerza del año anterior dejó paso a uno nuevo de 4,7 litros y 200 caballos. El viejo generador eléctrico fue reemplazado por un alternador.



Nuevas combinaciones de colores interiores y exteriores estaba disponible en 1965. El tablero que originalmente montaba la serie “1964 ½” era el mismo del Ford Falcon. El modelo 1965 contaba con uno nuevo de diseño original, con indicadores circulares.



Numerosos elementos de confort estaban asociados a esos cambios en los interiores. Muchos eran de serie y otros mas se ofrecían como opcionales.



Si bien el Mustang era un emergente típicamente norteamericano, sus dimensiones compactas y su deportividad llevaron a Ford a intentar una exportación a Europa, utilizando la filial alemana. Pero teniendo las tramitaciones empezadas, descubrieron que la compañía Krupp ya había registrado el nombre “Mustang” para un camión. Krupp ofreció a Ford la venta de los derechos por U$S 10.000.- Ford se negó y decidió retirar las insignias y los nombres “Mustang” de todas las unidades exportadas, y se vendieron como Ford T-5, que era el nombre del proyecto previamente a ser bautizado como “Mustang”. Luego de la caducidad de la propiedad exclusiva de Krupp, en 1975, el nombre Mustang estuvo disponible y Ford lo utilizó para Europa.  



CRUISER


miércoles, 27 de abril de 2016

RAMBLER CLASSIC (1965)

La American Motors Corporation (AMC) construyó y vendió el Rambler Classic entre los años 1961 y 1966, en tres generaciones.



La tercera, que es la que nos interesa en este post, fue presentada en 1965, y utilizaba la plataforma de 1963 aunque con algunos cambios. Su diseño era más rectilíneo que los predecesores.



Su distancia entre ejes era de 280 cm. Era un poco mas corto que la versión “Ambassador”, que era la mas lujosa y equipada de la línea, aunque compartía componentes con aquél.



Los modelos de 1965 tenían motores potentes, muchos elementos de confort y un halo de deportivo de lujo, en contraste con la imagen de “auto económico” que caracterizó a las dos generaciones anteriores.



La gama de motores era amplia, y había opciones de 3.2, 3.3, 3.8, 4,7 y 5,4 litros, y potencias que iban desde los 128 hasta los 270 caballos de fuerza. Las motorizaciones V8 eran opcionales.



El coche fue ensamblado o fabricado en distintas partes del mundo: México, Costa Rica, Australia y Nueva Zelanda. En Argentina fue producido en la fábrica de Córdoba desde 1962 hasta 1971 en sus tres generaciones. Todos tenían el motor de 3,7 litros y seis cilindros en línea “Tornado Interceptor”, motores que originalmente habían sido desarrollados por Kaiser Motors en Ustados Unidos para las Jeep Gladiator. Posteriormente fue producido localmente a fin de obtener concesiones arancelarias para las partes importadas de AMC.



Las tres generaciones de Rambler se ensamblaron también en la fábrica Renault de Haren, Bélgica, y se vendió a través de los concesionarios Renault de Argelia, Austria, Bélgica, Francia, Holanda y Luxemburgo. Renault no tenía un coche grande en su gama, y el Rambler vino así a ocupar ese nicho, y se ofrecía como un “coche ejecutivo” y nombrado como “Renault Rambler” según los términos de cooperación celebrado entre los dos fabricantes el 21 de noviembre de 1961.



El modelo de Universal Hobbies que estamos viendo corresponde a una de esas versiones producidas en Bélgica.

CRUISER



lunes, 25 de abril de 2016

CHEVROLET MONZA DOS PUERTAS (1995)

En 1982 General Motors do Brasil prsentó un “auto mundial”, que era casi idéntico al nuevo Opel Ascona europeo. Se llamó “Chevrolet Monza” y su misión era reemplazar al veterano Opala, aunque en la realidad convivió en la oferta con aquél unos cuantos años.



Este modelo de GM apareció simultáneamente en varios países. Se llamó Opel Ascona en Alemania, Isuzu Aska en Japón, Holden Camira en Australia y Vauxhall Cavalier MkII en Inglaterra. La aparición del Monza en la oferta de la Chevrolet brasileña fue motivo de preocupación para sus competidores, el Corcel de Ford y el Passat de VW. Más moderno que aquellos que habían sido presentados en 1977 y 1974 respectivamente, el modelo de GM presentaba varias ventajas propias de su más avanzada concepción.



Su motor estaba ubicado en posición transversal, y se trataba también del primer coche de General Motors do Brasil en presentar tracción delantera. Los anteriores modelos de Chavrolet en el país vecino habían representado en su momento sucesos de venta, tanto el Opala como el Chevette. Con el Monza sucedió lo mismo. Rápidamente fue aceptado por el público.



Su gran distancia entre ejes lo hacía cómodo y confortable interiormente. La posición transversal del motor redujo el espacio del volumen anterior y mejoró la aerodinamia. Tenía capacidad para cinco ocupantes y el espacio del portamaletas era también generoso. El conductor gozaba de una buena postura de manejo. El tablero de instrumentos era envolvente y los interiores negro mate evitaban molestos reflejos.



En la versión de dos puertas los cristales traseros eran basculantes accionados por un botón circular. El conjunto de paragolpes integrados y spoiler delantero, parabrisas inclinados y forma de cuña lo convirtieron en el auto más aerodinámico producido entonces en Brasil. Con ello, los ruidos por rozamiento con el aire eran reducidos a la mínima expresión.



El motor era un cuatro cilindros de 1.598cc. Los frenos delanteros eran a disco. Las suspensiones traseras incorporaban un resorte de diseño poco común, que era de forma cónica, por lo cual al estar el coche cargado, el espiral se introducía dentro de sí mismo, permitiendo más espacio en el interior. 




Su motor de 73CV no era suficiente para mover con agilidad la tonelada de peso, por ello la máxima no pasaba de los 147 km/h. Perdía en la máxima aún contra Passat y Corcel. Por ello en 1983 se presentó un motor de 1,8 litros y 86CV, con el cual la velocidad de punta llegaba a 160 Km/h.



La miniatura corresponde a la “Chevrolet Collection” brasileña, y es interesante porque se complementa con la de cuatro puertas aparecida en las colecciones de coches inolvidables de Brasil y Colombia. Se presenta en el fascículo como “serie 1” aunque pertenece a la serie 2 del auto. En la última foto, lado a lado con la versión 4 puertas correspondiente a la colección colombiana y ya mostrada oportunamente aquí.



CRUISER