jueves, 13 de junio de 2019

PLYMOUTH BARRACUDA (1968)

El FordMustang fue el mas famoso “Pony car” de la historia, sin embargo no fue el que inauguró esa categoría de coches compactos y de imagen y prestaciones deportivas. El primero de todos, por muy pocos días, fue el Plymouth Barracuda, lanzado pocas semanas antes que el Mustang.



Tuvo su origen como “Valiant Barracuda” y era una variante fastback del Chrysler Valiant. Se caracterizaba por su gran luneta trasera curva, la más grande pieza de vidrio en equipar coche de serie alguno hasta el momento.



Pero el Barracuda se convirtió en un coche de altas prestaciones recién en la generación siguiente, aparecida en 1967 y fabricada hasta 1969. Coexistían distintas siluetas de carrocería, la más recordada era la fastback. Aún se asentaban sobre plataformas Valiant, aunque ya no tenían aquel nombre.



El diseño de la nueva generación era obra de John Herlitz y John Samsen. Las líneas eran más fluidas que las de la generación anterior. En los fastbacks, la luneta ya no era envolvente y se habían limitado los cromados exteriores.



El impulsor de base era el conocido “Slant Six”, pero luego fueron apareciendo de serie sucesivamente motores V8 de 6.3, 5.2 y 5.6 litros. En 1968 apareció una serie limitada de 50 vehículos con el motor Chrysler Hemi 426 de 7 litros de cubicaje.



Un dato curioso era que el vano motor era demasiado pequeño para los impulsores V8, al punto de que no había lugar para bomba hidráulica alguna para asistir la dirección. Por consiguiente, aquellos coches eran muy duros de dirección y pesados para conducir.



En 1970 apareció la siguiente generación del Barracuda, con carrocería similar a las de los Dodge Challenger.



La compañía Automex fabricó la segunda generación del Barracuda en México. Aquel coche tenía el motor V8 de 318 pulgadas cúbicas y 230CV, llevados mas tarde a 270 gracias a modificaciones de fábrica introducidas a motor y carburador.



La miniatura es de la serie “Grandes Autos Memorables Mexicanos” de la editorial De Agostini, y tiene retoques en llantas y pintura de interiores.



CRUISER



6 comentarios:

  1. Que lindos son los autos americanos, linda miniatura, bien lograda, buenísimo el tono metalizado del celeste, impecable como siempre los interiores, gran modelo Diego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de las mas lindas de una colección ya de por sí muy hermosa, Laureano.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Está lindo, aunque he llegado a un punto en mi vida que los muscle me resultan todos iguales, o peor, igualmente desinteresantes!
    Sorry amigo!

    Offtopic: me quedé mirando la foto del modelo real, a la altura del techo, donde salen los parantes traseros, parece que fuera una carrocería plástica, sin espesor, como si fuera una carrocería moldeada en lexan, podés verificar el origen de esa foto? El modelo parece real, gomas y parrilla se ven verídicas, pero el resto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Epa amigo... es como si dijeras que es un momento de tu vida en el que ya no te atraen las chicas porque te resultan todas iguales... jajaa. Peligroso!
      La foto primera pareciera ser un render, tenés razón. Quyizás lo sea, en ese caso está muy bueno.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Es muy bonito este Plymouth de líneas deportivas y elegantes, bien acompañadas por los exteriores e interiores en azul.
    Esto de los "pequeños" Pony Cars, siempre me sorprende, acostumbrado a los tamaños europeos. Hay que reconocer que esta categoría ha dado modelos de lo más gratificante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Bernardo, eran coches muy lindos y muy rupturistas con los de la década de los 50s. Prácticamente fueron la semilla de los autos posteriores, hasta el día de hoy.
      Saludos!

      Eliminar