lunes, 12 de marzo de 2018

CHEVROLET MONZA HATCH S/R (1987)

El Monza hatchback fue una configuración complementaria del exitoso modelo de GM do Brasil, que era la interpretación local del Opel Ascona de tercera generación.



El coche causó una conmoción en el mercado brasileño. Su perfil aerodinámico y su modernidad pusieron en jaque a la competencia, que sólo contaba con modelos antiguos para hacerle frente, como el caso del VW Passat o el Ford Corcel.



Presentaba a su favor una línea novedosa, mejor aerodinamia, gran visibilidad gracias a su gran superficie vidriada, y mucha amplitud para los pasajeros y el equipaje.



El hatchback fue presentado en 1982, un año antes de la aparición del sedán. El Monza era el primer Chevrolet brasileño de tracción delantera y motor transversal, en un momento en el que la mayoría de los coches de serie del mundo habían adoptado esa combinación desde hacía tiempo ya.



Las primeras versiones equipaban motor de cuatro cilindros de 1,6 litros y 73CV. El que demostró ser insuficiente para mover el coche con pretensiones de buena performance. Para ocupar ese nicho, al que son tan afectos los conductores del país vecino, GM lanzó pocos meses después una motorización de 1,8 litros y 86CV, con el que el auto llegaba a los 160 km/h, 10 más que el 1,6.




En 1987 la terminal agrega a la oferta una versión deportiva llamada S/R, la cual contaba con impulsor de cuatro cilindros y dos litros. Avalados por los éxitos de ventas que convirtieron al Monza en el coche más vendido de Brasil en 1984, 1985 y 1986 (hecho nunca más igualado para un coche de segmento medio) los directivos de GM vuelven a sacudir el mercado con el S/R. La elección del hatch para la versión fue una sorpresa, ya que hasta entonces su participación en las ventas sólo llegaba al 7%. Los usuarios brasileños, como de costumbre, preferían el tricuerpo de dos puertas.



Tenía un grueso zócalo de goma en sus laterales. Línea roja perimetral con la inscripción “Monza S/R” en los laterales de los guardabarros. Espejos retrovisores del color de la carrocería y llantas de diseño específico. Un alerón trasero inédito remataba el conjunto.



Una tercera alternativa de motor era el cuatro cilindros de 1.998cc a alcohol asociado a una caja de cinco marchas, con el cual el coche desarrollaba 110 CV y alcanzaba los 172,5 km/h. El tanque de combustible de 61 litros era una adaptación local de GM que le confería gran autonomía para recorrer las grandes distancias del país sin repostar muy seguido. La miniatura que estamos viendos, de la Chevrolet Collection editada en Brasil por Salvat, reproduce una versión de motor de 2 litros de cilindrada. Tiene retoques en llantas, escape e interiores. 

CRUISER




8 comentarios:

  1. Muy atractivo el hatchback, que parece contar con buenos interiores y llantas, claro que ahí está la mano del autor.
    A destacar que el cupé Opel Monza europeo no difiere mucho exteriormente del Chevy que presentas.
    Es curioso. Mientras el Monza fue en Brasil un gran éxito de ventas, en España el impacto del Opel Ascona en el mercado fue limitado, al igual que el anterior Rekord. El grueso de ventas correspondía al más pequeño Kadett en sus múltiples versiones.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo! El mercado brasileño era muy particular y bastante cerrado al mundo. Eran éxitos no los autos que elegían sino lo poco que había disponible.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Me sorprende Chevrolet bautizando a sus autos como Monza, cuando no recuerdo ninguna actuaciòn destacada del moño en el circuito italiano.
    Para eso le hubieran puesto Sebring o Indianapolis, que seguro tienen varios triunfos.
    El modelo es lindo y por lo que sè, el homòlogo grande andaba muito bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. Ninguna marca de GM usó "Monza" para sus coches. Porque a veces usaban nombres europeos pero para modelos diferentes. Pero no es este el caso. Sebring lo usó y creo que lo usa todavía, Chrysler.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Lindo coche y modelo, aunque tiene algo que me lo hace raro, quizas el tamaño de las ventanillas un poco grandes.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pareciera mucho vidrio para poca chapa, pero era así realmente. El Vauxhall era idéntico y se ve en el comparativo que sigue a esta entrada.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Hay un error de datos: El Monza en Brasil fue lanzado en 1982 primeramente como hatchback y, en 1983, como sedán. En 1986 fue lanzado el S/R con motor 1.8 y en 1987 con motor 2.0.

    Saludos y excelentes aportes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el dato, amigo. Ya está corregido!
      Saludos!

      Eliminar