miércoles, 23 de enero de 2019

TOYOTA HILUX SR5 (1997)

A principios de la década de los 80s, una exótica "mini pickup" comenzó a poblar las calles argentinas. La Toyota Hilux (aún la marca Toyota nos resultaba una novedad) comenzó a verse cada vez mas seguido en las ciudades y en el campo. Se trataba de la tercera generación del utilitario (nunca conocimos aquí las dos primeras) cuyas raíces se remontaban a mediados de los años 60s.



Importada de Japón, la Hilux tenía el tamaño de las camionetas Peugeot, las únicas producidas localmente de esa categoría, pero por su capacidad de carga competía también con las tradicionales pickups “grandes” como las F100 o Silverado de Ford y Chevrolet respectivamente.



El éxito de la Hilux fue inmediato, aún ante otras importadas desde Japón como Isuzu, Nissan, Daihatsu, Mitsubixhi o Mazda. Se planteó como una fuerte rival para las Peugeot, y el públio dejó de lado los prejuicios contra la nueva marca, que se ganó la confianza de los consumidores en base a un producto noble, resistente y casi irrompible. De hecho aquellas Hilux ingresadas al país en los 80s todavía se ven circular por las calles.



Conforme a las modas, el tamaño de la Hilux fue creciendo, dejando el nicho de las pickups chicas para incursionar en el de las grandes. No sólo peleó contra la histórica y reverencial F100 sino que puso fin a su historia en Argentina. Ford debió empezar a competir localmente con el modelo Ranger para intentar frenar a la arrasadora Hilux.



Toyota decidió producir la pickup en Argentina. En 1997 salió de fábrica el primer ejemplar. Correspondía a la sexta generación del modelo. Su tamaño estaba en plena evolución entre la pequeña camioneta que fue en sus orígenes y el vehículo de gran porte que es hoy.



 Inmediatamente se posicionó en el primer puesto de ventas siendo hasta el día de hoy líder en su segmento, a pesar de que la industria argentina prácticamente se especializó en este tipo de vehículos, produciendo en este momento localmente no menos de media docena de modelos de marcas distintas.



La versión SR5 que estamos viendo, perteneciente a la serie “Autos Inolvidables Argentinos” de Salvat, era la mas bonita y completa de aquella primera tanda producida aquí. Exteriormente se distinguía por unos calcos que dinamizaban una figura por demás de sobria y conservadora. Tenía doble cabina y era un perfecto vehículo para compatibilizar el trabajo y los viajes en familia.



Esta versión tenía la posibilidad de conectar la doble tracción mediante unas llaves situadas en el centro de las ruedas delanteras. Su caja era de cinco velocidades. La suspensión era independiente delanera y de eje rígido atrás. Los frenos de disco adelante y de tambor  atrás eran suficientes para lidiar con la escasa potencia del motor, uno de sus puntos débiles. El impulsor de 2,8 litros Diésel atmosférico no contaba con turbocompresor, y los 78HP que podía desarrollar eran escasos, principalmente para los sobrepasos en ruta, y su máxima apenas llegaba a los 140 km/h.



Líder mundial en su segmento y fabricada en muchos países del mundo, la Hilux sobrepasó el millón de unidades producidas en Argentina y ya se posicionó como el vehículo más fabricado en nuestro país en toda la historia




CRUISER

14 comentarios:

  1. Muy buena miniatura de Salvat, perfectamente reproducida. Quizás un tanto "moderna" para estar en la colección (como el Focus, el 206 y el Corsa), pero igualmente bienvenida sea!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en que es moderna, pero tiene bien ganado su lugar en la colección, se trata del modelo más producido y vendido en la historia de nuestro país. Y eso no es poco. Las ventas de la Hilux desplazaron a los venerables Falcon, 504 y Renault 12 hace rato ya. Si bien es cierto que aquellos eran sólo para consumo local y ésta se exporta en gran porcentaje, las cifras no dejan de ser impresionantes, ya que no sólo es elegida para trabajar sino como vehículo familiar, en una situación sólo comparable a la de Estados Unidos donde la Ford F100 es el vehículo mas vendido desde hace décadas.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Recuerdo las primeras camionetas, allá por 1985, esos años me encontraron en el Sur, en una zona de mucha nieve y mucho trabajo, recuerdo la presencia de estas Toyota y mi asombro por la capacidad de carga que la ponía mano a mano con las F100.
    También recuerdo el detalle que las luces traseras eran intercambiables, es decir una sóla pieza para uno u otro costado.
    Ya desde ese momento eran algo especial.
    La miniatura de Salvat me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que respecto a las luces traseras, con las Dodge D100 pasaba lo mismo. En cuanto a capacidad de carga, hasta las Peugeot superaban a las F100, que no supieron evolucionar a la par de sus competidores de menor categoría.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Estas camionetas Toyotas las conocemos desde los años 70, muy robustas de carrocería y motor (tienen contrapesos en el cigueñal, para que no vibre sobre los 80 KMH, raro sistema). Toyota fabrica también los afamados Lexus y el Toyota Land Cruiser, duro competidor del Land Rover inglés. La maqueta es muy hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se encuentra entre las mas lindas miniaturas hasta el día de hoy, Carlos. Esos calcos laterales esfumados sobre fondo negro no son fáciles de realizar, supongo. Y la multiplicidad de cromados hace el resto. Creo que el color elegido es muy representativo.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Linda la Hilux y aquì se le ven en versiones mas recientes cada vez mas.
    De hecho la marca en general se està posicionando muy alto ya aquì.
    Buena la miniatura, me encantò en color negro.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eddie. No sería raro que las Hilux que ven allá sean las que se fabrican en Ergentina y se vendan en el marco del acuerdo de libre comercio entre ambos países, por el cual también hay muchos coches mexicanos en nuestras calles. El público local considera a los productos mexicanos un escalón por encima en cuanto a calidad y terminación respecto a los que salen del Mercosur.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Pues dejame decirte que el VW Derby que tuve y recièn vendì era argentino. Y le puse su buena friega, me era muy ùtil.
      Saludos !!

      Eliminar
    3. El Derby era nuestro Polo, y depende del modelo que era el tuyo, pudo ser uno de los últimos, que tenía un diseño exclusivo, el cual tomaba prestadas piezas del Seat Córdoba.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Genial este Toyota del que a día de hoy aún se dejan ver muchos tanto en su propia versión como en su hermano Volkswagen Taro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola SEAT. Es una novedad que en España se vean pickups, por los comentarios de Antonio tenía entendido que esta clase de vehículos eran al menos raros en aquellas latitudes. Respecto al VW Taro, lo tuve que googlear, eran la misma camioneta, no sabía de esa historia. Gracias por el aporte!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Uno de esos bichos que si paso a su lado en la calle ni me entero de su existencia.
    Otra cosa es si correr en el Dakar (hace unos años había alguna por ahí).
    La miniatura me gusta mucho.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Me encanta tanto el vehículo real, como la miniatura, ojalá pueda conseguir una.

    ResponderEliminar