jueves, 13 de enero de 2022

SIMCA GORDINI 20S (1950)

 

El Simca Gordini 20S estuvo en las pistas muy pocas carreras, pero resultó ser un auto histórico para los argentines ya que con él Fangio debutó en las míticas 24 Horas de Le Mans, una de las tres carreras mas emblemáticas del mundo.


 

En Le Mans nuestro quíntuple Juan Manuel Fangio, pese a que no le gustaba demasiado correr de noche, hizo su presentación por primera vez en 1950. Esa fue la primera de sus cuatro participaciones en una de las joyas de la triple corona. En el circuito de La Sarthe de 1950 se produjo un hecho histórico para el automovilismo argentino ya que no solo debutaba Fangio sino que era acompañado por el gran José Froilán González. Ambos compartían un auto experimental que Amadée Gordini preparó especialmente para la ocasión y lo denominó 20 S.




El auto era una cupé tan particular como simpática realizada por Gordini con componentes de prototipos anteriores, pero con elementos que vendía Simca en sus autos de calle. El resultado fue el Simca-Gordini, una pequeña berlineta con una gran relación de peso y potencia para hacerles frente a máquinas de gran porte y cilindrada.




El prototipo de Gordini salió a correr las "24 hs de Le Mans" de 1950 con muy poco tiempo de trabajo. Fueron dos autos, el primero para los mencionados pilotos argentinos y el segundo para los franceses Maurice Tringtignant y Robert Manzon. Ninguno culminó la prueba abandonando en las vueltas 95 y 34 respectivamente.




Este auto tan particular tenía un chasis de monoposto de competición sobre el cual Gordini basaba todos sus prototipos. Pero el italiano, nacionalizado francés, utilizaba muchas piezas que Simca fabricaba de serie para sus autos de calle.  La carrocería, por ejemplo, era un derivado de la versión cupé de un Simca 8, un automóvil que podía comprar cualquier francés en una concesionaria.




El auto no siguió mucho más y solo se sabe que después de Le Mans del 50 corrió las "12 hs. de Paris", el 23 de julio de ese mismo año, con Aldo Gordini y el argentino Ernesto Tornquist, también sin poder completar el recorrido final.




 El Simca Gordini tenía un motor denominado 8 de cuatro cilindros y 2932 cm3 con sobre alimentación. Tenía 88 hp y una caja de velocidades de 5 marchas. Suspensión independiente adelante y eje rígido atrás. 



El simpático automóvil permitió que nuestro gran Campeón y uno de nuestros subcampeones del mundo corrieran juntos en una de las competencias más famosas del mundo. Un auto con poca vida y mucha historia, cuya réplica se puede apreciar en ese museo.  miseo. Museo "Juan Manuel Fangio" de Balcarce. La miniatura pertenece justamente al coleccionable dedicado a las pie
 

CRUISER

2 comentarios:

  1. Conozco muy bien este modelo de verlo en el Museo Fangio, pero no sabía que fuera construído sobre un bastidor de monoposto.
    Por otra parte, señalo que la réplica no es muy afortunada, el auto real era mucho más cabezón.

    ResponderEliminar
  2. ¿Hay algún Simca-Gordini sin historia? Este es bonito, rápido y argentino. ¿Cómo es que no lo tengo todavía?
    Además en la otra unidad estaba Maurice Trintignant, el gran piloto y tío de Jean-Louis protagonista de “Un hombre y una mujer”, película francesa relacionada con el Rally de Montecarlo, famosa por el Mustang y también por la banda sonora.
    Siguiendo con la relación de los Simca-Gordini con el cine, permite que sugiera la película de 1953 “Rue de l'Estrapade”, de Jacques Becker, donde aparecen, preciosos, los T-11 como el de Fangio citado en el blog, entrenando en Monthlery.

    https://imcdb.org/movie.php?id=46255

    Una película más que interesante, donde el piloto Daniel Gelin tiene problemas con su mujer Anne Vernon, una actriz capaz de enamorar a cualquiera.
    Sé que no te gusta el cine francés, pero te sugiero hacer una excepción con Jacques Becker, un parisino con padre de Lorena (de ahí el apellido) y madre irlandesa, una mezcla cultural tan interesante como su cine: sobrio y elegante. Aquí no hay ni resto de los parloteos vanos que estropean ciertas películas francesas. “Casque d'or” y “Los amantes de Montparnasse” son cumbres del cine.
    Perdona que aproveche para hacer proselitismo cinematográfico. En cuanto se cruzan el cine y los coches me acelero. No puedo evitarlo.
    Saludos.



    ResponderEliminar