lunes, 18 de mayo de 2020

PEUGEOT 504 TN (1977)

Es curiosa la historia de los “deportivos” locales de la década de los 70s. Cada terminal tenía el suyo, pero eran todas versiones de autos familiares de 4 puertas, como los Fiat 128 IAVA, Renault 12 Alpine y Dodge GT100.



Peugeot tenía que buscar un reemplazo para su 404 Grand Prix (otra berlina de cuatro puertas) y lo tuvo que hacer utilizando su único modelo en producción, que era el 504.



Al efecto SAFRAR lanzó el modelo “TN” con la indisimulada intención de utilizarlo en la categoría Turismo Nacional, que se nutría de coches de producción local. Presentaba el ya conocido motor de 2000cc con potencia llevada a 110HP. Para llegar a esa cifra se adaptó un nuevo múltiple de admisión cn cuatro salidas individuales, un carburador vertical de doble boca Solex, árbol de levas con mayor alzada que en la versión estándar, ventilador desacoplable para ganar potencia en carrera, mejoras en la suspensión llantas de mayor diámetro y neumáticos especiales.



Se eliminaba el techo corredizo por ser un elemento irrelevante en las carreras, y con eso se ganaban 20 kg menos de peso. Esos cambios en conjunto lograron llevar la velocidad máxima de 163 a 175 km/h. La aceleración de 0 a 100 mejoró en medio segundo (11,3S) y 7 segundos menos para llegar a los 140 km/h, diferencia destacable si se pensaba en las pistas.



Todos esos cambios no tenían gran impacto en el consumo, El ventilador desacoplable era un elemento importante para las carreras, ya que cuando no estaba en funcionamiento otorgaba 5 HP extras. De todas maneras la fábrica aconsejaba no utilizar ese dispositivo en conducción normal, por los peligros que acarreaba un recalentamiento involuntario.



Las críticas de la época ponderaban el comportamiento dinámico del 504 TN. Eran buenos su aceleración, frenada, tenida en curva, y tendencia a conservar la línea recta.



Exteriormente el coche presentaba un color azul francia surcado por franjas de color blanco, Esa decoración no era del gusto de todos, para algunos remarcaba la imagen deportiva del modelo, para otros atentaba contra sus líneas elegantes y sofisticadas.



En los interiores presentaba tapizados de cuero negro. Las suspensiones delanteras y traseras seguían siendo independientes y de eje rígido respectivamente, y los frenos a discos delanteros y a tambor detrás.

La editorial Salvat ha agregado este modelo a su colección “Inolvidables” pero lamentablemente reciclando el viejo y conocido molde de 504 de Ixo, con sus virtudes (pocas) y defectos (muchos). De todas maneras el conjunto es bastante vistoso. Fue criticada por las llantas, que no son las más comunes en el modelo, pero sí las que equipó originalmente.

CRUISER


13 comentarios:

  1. Hola Diego, muy buena crítica, como siempre, y acompañada de buenas fotos. Según entiendo la eliminación del techo corredizo además de disminuir peso y costos, ayudaba también a incrementar la rigidez estructural, lo cual tenía su importancia dado el objetivo final de participar en las competencias de TN. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Carlos, el techo corredizo ausente aumentaba la rigidez y disminuía el peso, ésas eran las dos razones.

      Eliminar
  2. Una vez leí un reportaje a un viejo mecánico que hacía tunning en los setentas.
    A diferencia de lo que se hace ahora, ponderando el aspecto exterior con aditamentos, gráficas, luces de colores o plancha al piso, en ese tiempo se tocaba directamente el motor, frenos y suspensión, pero sin que se notara. Había que mirar mucho a un auto para notar que estaba pichicateado. Y es que pretendían que no se note.
    Debe haber habido muchos 504 tuneados de modo más discreto que este de fábrica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, no era sólo el aspecto externo sino retoques mecánicos y en motores.

      Eliminar
  3. Justamente el párrafo final define el por qué no lo compré, lo veo irreconocible a punto tal que ni el color ni las llamativas franjas )que sí están relativamente bien logradas) logran compensar semejante esperpento. Ni la última ficha, que sería el frontal doble faro luce decente, quizá si hubiesen puesto las llantas más conocidas era un argumento más para tenerlo pero ni eso lograron.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te diría que el frontal es lo mas fácil de acomodar, retirando todo el frente, sacás las luces, se fetea de atrás la parte negra y listo, los demás errores, ya son mas complicados. Saludos. Luis

      Eliminar
    2. Si, este molde es complicado. Me animé a mandar lima en los modelos GR y en el blanco, que presenté en entradas anteriores, pero el trabajo es bastante arduo y exige repintado, y acá el problema eran las franjas blancas, que no iba a poder reproducir, por éso lo dejé como estaba.

      Eliminar
  4. Yo también lo tengo y pude conseguirlo a precio de oferta, no fue un modelo muy demandado.
    Lastima lo del molde, pero por suerte después salio el GR TN que es una belleza, la mejor matriz del 504 hasta ahora, incluso mas logrado que el de Minichamps.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, son de esos modelos que no se pueden considerar indispensables, pero si se ponen a tiro uno los caza.

      Eliminar
  5. A este lado del océano se hace muy extraño ver un 504 con ese color y esa calandra. Pero no desentona del todo en absoluto.
    No obstante, la colección de los Inolvidables de Argentina está siendo de un muy alto nivel, solo que la editorial a veces tropieza dos veces con el mismo molde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo de aquel lado del océano, sin ir mas lejos, los brasileños no entienden cómo acá tuvimos "deportivos" de cuatro puertas cuando ellos no se salían de las dos ni en familiares, ni en rurales ni en taxis. Raros fenómenos que ameritan explicaciones sociológicas.

      Eliminar
  6. El color azul claro y las bandas blancas otorgan al coche un aspecto más ligero, digamos que menos serio. Me gusta el coche y esa foto rescatada de Corsa Parabrisas. ¡Qué buena revista era!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si si, y muy buenas las pruebas completísimas que les hacían a los autos.

      Eliminar