sábado, 25 de mayo de 2013

GURGEL XAVANTE (1972)


El empresario brasileño Joao Augusto Conrado Do Amaral Gurgel tenía el sueño de producir un automóvil 100% nacional. Luego de una visita a las instalaciones de General Motors de Detroit quedó muy entusiasmado con la experiencia de la carrocería de FRP (plástico reforzado con fibre ad vidrio) que el gigante americano había volcado a la fabricación de la carrocería del Corvette.



Decidió proyectar un vehículo destinado a competir en el nicho de utilitarios que por entonces dominaban el Jeep Willys y el Toyota Bandeirantes. Partió de la base mecánica del VW Fusca.



El nuevo coche tendría que ser más liviano y económico que sus competidores, y con buenas aptitudes off-road para adaptarse a las rutas en mal estado, que eran la mayoría.



Su primera producción fue un vehículo llamado Ipanema, pero en este caso nos ocupa su sucesor, el X-10 Xavante, llamado así por una tribu indígena del norte de Brasil. Su estructura era de perfiles de acero soldados y revestidos en FRP, lo que hacía un conjunto extremadamente resistente y con la gran ventaja de ser inmune a la corrosión, un mal extendido entre los coches brasileños de aquellos años, especialmente los radicados en las ciudades del extenso litoral marítimo.



El Xavante tenía una imagen muy inspirada en el Kubelwagen de VW, o en el DKW Munga. Su rueda auxiliar iba montada en el frente y tenía un parabrisas completamente rebatible.



Su motor era de 1.285 cc. Y 38 CV, con tracción trasera y caja de 4 relaciones. Poseía un ingenioso y práctico sistema de palancas para distribuír a voluntad el reparto de tracción entre las dos ruedas traseras según las dificultades del camino, dispositivo que recién unas décadas después estuvo disponibles en modernos vehículos de gestión electrónica.



La miniatura es del coleccionable de la filial brasileña de Altaya, con algunos retoques.

CRUISER

12 comentarios:

  1. es muy feo pero lo perdono por el detalle del tablero, palancas, volante y relojito.
    pero qué feo que es?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaucho, se salvó entonces de la condena por los retoques que le hice con marcador plateado.. jajajaja! Era ñintegramente negro todo eso.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Menos mal !.Un modelo abierto como este necesita de esos detalles ,que quedaron de diez y llaman inmediatamente la atención.Es raro , tiene las llantas y la convergencia en la trompa de un Munga ,la cola de un Kubbelwagen ,y todo eso puesto en una prensa y achatado a medio camino...

      Eliminar
  2. sabia que este iba a venir de un momento a otro, después de todos los Buggys que mostraste.
    A mi me gusta, sale un poco de lo común en cuanto a los Buggys que conocemos.
    Buena miniatura de Altaya.

    Corrección: La sigla es PRFV, te lo dice un colega del rubro, jaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PRFV es la sigla en español claro, yo la puse en inglés.
      Más que a un Buggy yo lo veo parecido a éste al DKW Munga. Muy parecido.
      Saludos!

      Eliminar
  3. interesante el modelo y los colores vivos lo hacen para disfrutarlo...DICHATO.

    ResponderEliminar
  4. Si se parece al kubelwagen pero como recortado. No lo conocía, me gusto, no parace tan antiguo aún con el parecido. Buenísimo, me encantó se ve muy real e invita a subirse.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
  5. También lo asocié inmediatamente al Munga, y más de lejos al Mini Moke.
    Aunque por concepto es pariente cercano del Mehari.
    Con estas carrocerías solo había que tener cuidado con ácidos, que las corroía.

    En cuanto a la miniatura me resulta muy interesante, y de lejos me gustó mucho más que los buggys anteriores. En todo caso formarían una buena tripleta.
    También te felicito con los retoques, el modelo ganó muchos enteros.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Hola Diego !
    me gusta mucho la estética y forma del auto!!
    Algunas formas se parecen a las del Citroen Menhari
    También parece un Buggy
    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. A mi me encanta el autito.
    Más porque combina amarillo y negro.
    Me lo imagino como muestra el afiche con gente trabajando cerca de la arena.
    O, lo que es más bello, con muchachas de pechos grandes en bikini camino a la playa. Ja, descubrí porqué me gusta.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos por pasar y dejar sus comentarios!
    Saludos!

    ResponderEliminar