domingo, 22 de abril de 2018

BUICK ROADMASTER CONVERTIBLE (1947)

El Buick Roadmaster fue producido por la marca de GM en dos etapas: entre 1936 y 1958, y entre 1991 y 1996. Los de la primera etapa fueron construIdos sobre el chasis mas grande de Buick, compartiendo su estructura básica con Cadillac, y luego de 1940, con Oldsmobile, otras dos marcas del grupo.



El Roadmaster era el buque insignia de Buick. La generación presentada en 1942 era la cuarta. Como todas las creaciones de Harley Earl, se trataba de un modelo “más largo, mas bajo y mas ancho” que el de la generación anterior. Su distancia entre ejes había crecido y presentaba una parrilla con barras cromadas verticales.



Presentaba la línea que se llamó “Airfoil”, que se iniciaba en el guardabarros delantero y descendía en curva hacia el inicio de los traseros. Este elemento de diseño se mantuvo en los Buick aún hasta los años 80s, derivado en el llamado “Sweespear” cromado.



El Roadmaster de cuarta generación perdió la opción de cuatro puertas. Sólo presentaba dos, en modalidades de sedán y cabriolet. Esta generación fue afectada por la Segunda Guerra Mundial, durante la cual la fábrica se concentró en la producción de material bélico y de coches sólo para uso militar, con menos cromados, prácticamente reducidos a los parachoques.



En 1946 se reanudó la producción normal. Volvieron los cromados y la opulencia. Los paneles de instrumentos eran de dos tonos y empleaban madera, excepto en los convertibles, que eran de chapa del color de la carrocería. Se hicieron cambios en los carburadores a fin de ahorrar combustible, todavía escaso en esos años posteriores a la Guerra, y la potencia cayó de 165 a 144 CV, aunque aún eran más caballos de fuerza que sus rivales de Chrysler.



El Roadmaster aumentó su participación en las ventas totales de la marca en la Posguerra, pasando del 4% en 1941 al 20% en 1946, año en el que se comercializaron 31.400 unidades.



La miniatura es de la marca Motormax, que aunque con pocas incursiones en la escala 1/43, suele utilizar moldes correctos, fallando sólo en las terminaciones. Pero su precio justifica largamente la adquisición. 300 pesos por un coche en caja, con peana, cuando por los Inolvidables de Salvat se pagan $ 350, es un buen parámetro para apreciar lo mucho que entrega la marca y lo poco que pide a cambio. A mi ejemplar lo retoqué en la parrilla, luces traseras, que no tenía, color y bandalines en las ruedas, y un par de placas de California del año 1949.



CRUISER


11 comentarios:

  1. Estos son los coches que me encantan, grandes y pesados de aquella epoca.

    Lo he visto publicado al precio que mencionas, y estaba en duda si vale la pena o no, mas que nada por su calidad. Pero es cierto que no diste mucho, quizas, de varios de los Inolvidables, y estan en un precio que no existe.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una marca absolutamente recomendable, no cuesta nada y sus moldes son muy buenos. La única contra es lo poco que han hecho en 1/43. Pero aparecieron un par de modelos recientemente que les vuelve a abrir el crédito.
      Saludos!

      Eliminar
    2. si! los he visto, de hecho acabo de encargar este modelo! . Creo que es uno de los mejores, hay que ver bien el resto, algunos me parecieron un poco toscos de primera impresion.

      saludos!

      Eliminar
    3. Fijáte que aquí en la pestaña "Motormax" hay varios. Y si esperás unos días, vas a ver también una pickup Plymouth, que también te la recomiendo. Muy buen molde, y con unos pequeños retoques queda joya.

      Eliminar
    4. Sisi, los Thunderbird estan lindos, y algun dia tratare de incorporar el Chrysler 300 que esta muy lindo!

      Eliminar
  2. La "vieja ballena" de los caminos como la conocemos por su forma y ese frontal carácteristico, ocho cilindro en LÍNEA con casi DOS TONELADAS de peso era un verdadero monstruo antidiluviano. Se nota que sobran los materiales. Bellísima maqueta de Motormax.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que en Chile y en Uruguay se hayan visto en las calles, aquí no. Quizás algún importador particular, como pasaba en aquellos años, pero en mi vida jamás he visto uno real.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. impresionante el viejo dinosaurio, se nota la mano de Harvey Earl, comparte trazos con el Y Job.
    aguante Motormax!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una marca como Yat Ming, de buenos moldes y terminaciones mejorables con poco esfuerzo. Lástima la poca incursión en la escala.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Un Carrazo el Roadmaster.
    Buenos puntos que le sumaste, se le ve muy bien.

    Saludos !!

    ResponderEliminar