martes, 9 de enero de 2018

FIAT 131 ABARTH (1976)

A pesar de ser el 131 un coche de origen familiar, la asociación histrórica de FIAT con Abarth lo convirtió en un monstruo mecánico ganador serial de rallies. Se alzó con los campeonato mundiales de 1977, 1978 y 1980.



Para homologar el vehículo y poder ponerlo a competir se necesitaron fabricar 400 versiones “de calle” del producto.



El sedán de 4 puertas no era un buen punto de partida estructural para un coche de altas prestaciones. Su diseño tampoco ayudaba por su poca aerodinamia y por haber sido concebido para otro uso. Sus motores habían sido también desarrollados para priorizar la economía de combustible y el reposado andar orientado a la familia.



La suspensión trasera no independiente y la caja de cuatro velocidades tampoco aportaban mucho. Era evidente que el auto necesitaba muchas modificaciones. Se empezó por el chasis. El eje trasero rígido se reemplazó por un esquema MacPherson para mejorar su adherencia. El motor fue reemplazado por el de doble árbol de levas a la cabeza, de 1.995cc y 16 válvulas.



La potencia se elevó a 140 HP y se dotó de una caja de 5 velocidades. En las 4 ruedas se adicionaron frenos a discos.



Los cambios estéticos más notables fueron el ensanche de los pasarruedas, entradas laterales de aire y alerones en techo y baúl. El 131 Abarth era ahora una máquina de rally, con partes de carrocería de fibra y paneles transparentes de plexiglás en lugar de vidrios.



Sus 980 kg de peso le otorgaban una aceleración de 0 a 100 en 7,8 segundos. Sin embargo no tenía gran velocidad de punta. Apenas 189 km/h.



La miniatura es marca Norev.

CRUISER



10 comentarios:

  1. Me gusta este Abarth lo compartimos salvo que el mío es de la colección de SEAT Sport que participo en el Rallye de Montecarlo del 1979.

    Así en versión de calle y con ese rojo es una delicia


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También tenía ese que tú dices, lo había despintado y dejado muy parecido a éste, en versión de calle, hasta que apareció la oportunidad de adquirir este Norev.
      Saludos!

      Eliminar
  2. El 131 Abarth "Stradale", es tan curioso al verlo en directo como en maqueta, con sus vías ensanchadas, las tomas de aire, los alerones, y las preciosas llantas Cromodora rematadas por el escorpión. ¡Cómo crece el 131!.
    La maqueta de Norev parece bien realizada con su vistoso color rojo y todos los detalles, pero lo que más me ha gustado es su matrícula de Potenza, una de las provincias de la Basilicata italiana (ojo, que en esa época no existía la fábrica de Melfi) de grato recuerdo personal. ¿La traía el coche o la has añadido tú?
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, amigo, no lo he tocado a éste. Está de fábrica, matrícula incluída.
      Saludos!

      Eliminar
  3. ahora sì, el ancho de basto.
    me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, me guardé el ancho para el final porque tenía primera!
      Saludos!

      Eliminar
  4. Mas que interesante, como te gusta meterle mano a los detalles, le haría un contorno negro a los faros auxiliares (probablemente pintando o aplicando el color sobre el spoiler mismo) dándole un plateado abajo de dichos faros, pero hilando muuuuy fino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena observación, Luis. No lo había hecho porque recién ahora lo comparo con la foto del original. Es una buena sugerencia, y veré de hacerla.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Buenisima reseña contando la transformacion del auto para competición.
    Lindo modelo.

    Saludos!

    ResponderEliminar