lunes, 10 de junio de 2013

OPEL ADMIRAL (1937)

El primer Opel Admiral de la historia se introdujo a principios de 1937 en el Salón de Berlín, aunque la producción sólo se puso en marcha justo al final del año, con sólo 8 unidades fabricadas en 1937. Puede verse como un intento de disputar el mercado a coches de lujo como Horch, Mercedes Benz y Maybach, sin embargo su precio era considerablemente menor a cualquiera de éstos.

Su potencia sin embargo, era similar a los coches Premium antes nombrados. Su construcción en esquema chasis separado lo hizo apto para el trabajo de muchos carroceros, lo que dio como resultado varias configuraciones distintas (convertible, limusina, ambulancia). El coche estaba propulsado por un seis cilindros de 3.626 cc de nuevo desarrollo, que rendía 74CV con una velocidad máxima de 132 km/h. Ese mismo motor se instaló en el camión Opel Blitz.


La aparición del Admiral coincidió con el impulso a la red de autopistas alemanas (Autobahn). Su tanque de combustible de 70 litros permitía una autonomía de 400 kilómetros a pesar del alto consumo (18 litros cada 100 km).

Entre 1937 y 1939 produjeron 6.404 Opel Admiras, divididos entre 3.500 "Limousine" (sedán / berlina), 2314 descapotables y 590 chasis desnudos suministrados a carroceros independientes.  Según un cálculo al Admiral había captado aproximadamente el 25% del mercado de automóviles de lujo alemán.

El final llegó bastante más bruscamente que en algunos turismos Opel más pequeños, en octubre de 1939 con el estallido de la Guerra. El ejército insistió en que todos los motores de 3.626 cc que Opel podría producir debían instalarse en los camiones Opel Blitz de 3,5 toneladas para uso militar.

El ejército también requisó muchos Admiral directamente antes del estallido de la guerra, ya sea con el fin de utilizarlos como coches personales de oficiales, o con el fin de cortar la parte posterior de la carrocería del coche justo detrás del pilar B y adaptar los vehículos como ambulancias o camiones ligeros.

El Rey de las Autopistas terminó desempeñándose en los campos de batalla, poniendo fin abruptamente a una carrera promisoria para la que había sido dotado de todas las herramientas para salir victorioso. Luego del conflicto bélico muy pocas unidades habían sobrevivido.  Su nombre se utilizó de nuevo en la década del 60 para designar las berlinas tope de gama de Opel, pero ésa es otra historia. 

La miniatura es IXO.
CRUISER


14 comentarios:

  1. está lindo, todo negro y muy sugerente,
    me sorprende esa trasera tan suave, casi como aerodinámica.

    y los lancia?
    me quedé esperando el lancia beta coupe
    y el montecarlo.

    ResponderEliminar
  2. En unos pocos días vas a ver ambos, a esta misma hora y por este mismo canal!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Es de la colección Opel?
    Sé que lo hay en esa colección, pero no recuerdo el color.
    Sea como sea, el modelo es precioso, como todos los alemanes de esa época. Se me va un poquito de la temática por ser demasiado veterano, pero sin duda si lo veo a buen precio caerá algún día.

    solo me queda felicitarte por la miniatura, y cuidado que esa colección engancha...
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Antonio, se trata de la colección alemana. Ahora quiero conseguir el Kadett de primera generación, que sólo lo tengo en la versión rusa, pero acaba de aparecer, y es notable el parecido estilístico que tiene con este Admiral, especialmente en la resolución de las ópticas delanteras y su inserción en el cuerpo del coche, en un anticipo de lo que sería el diseño de posguerra.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Como simpatizante que soy de esta década dorada del automóvil no puedo mas que admirar este modelito, una maravilla.

    Felicitaciones al chef.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy parecido en su silueta al Hotchkiss Anjou, especialmente de perfil, te diste cuenta?
      Saludos!

      Eliminar
  5. realmente bien terminado, te felicito....DICHATO

    ResponderEliminar
  6. Hola Cruiser!!!!!

    Una pieza muy bella, la verdad es que me imagino si no hubiese sido por la interrupción forzada de la producción, podría haber hecho que la Opel llegara mucho más lejos. Una auto muy respetable.

    Saludos y excelentes las fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Vasco, muchísimas cosas cambió la Guerra.
      Saludos!

      Eliminar
  7. Pero que elegante y cuanto porte ! Lástima que se la haya atravezado la guerra. Su publicidad me fascinó y el modelo aun más.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La publicidad, como era común en aquellos años, mostraba un modelo mucho más estilizado y futurista que lo que en realidad era. Son pintorescas esas publicidades, por eso las incorporo cada vez que las encuentro.
      Saludos!

      Eliminar
  8. Otra de las cosas que perdimos por la maldita guerra...
    Un auto hermoso, hubiera potenciado a Opel al nivel de las grandes marcas alemanas (igual Opel es casi una de ellas). ¿Hoy a quien pertenece Opel? Recuerdo en los '70 el Opel K180 que tuvimos en el país, pero como modelo de la General Motors.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanh, hoy sigue siendo parte del conglomerado de GM, pero a nosotros nos puede confundir porque hace bastante que no vemos auténticos Opel en nuestras calles. Los últimos Opel de pura cepa fueron aquí los Chevrolet Vectra, Astra y Meriva. La multiplicidad de Chevrolet que han salido a la venta en este último tiempo (Cruze, Onix, Cobalt, Sonic, Spark, Spin, Aveo y seguro me olvido más de uno) son de origen asiático y ya no vemos Chevrolet-Opel por acá lamentablemente.
      Saludos!

      Eliminar