jueves, 27 de junio de 2013

HOTCHKISS ANJOU (1950)

El Hotchkiss Anjou se presentó al público en el Salón de París del año 1950.

  
A diferencia del 686, los faros estaban ahora integrados a los guardabarros, y el coche estaba disponible con motores de cuatro y seis cilindros.



Eran motores de 2.321cc con 74CV el uno y de 3.485cc y 100CV el otro.



Se fabricó entre 1950 y 1954. Un total de 3.687 unidades fueron producidas en ese período.



La mayoría de las versiones estaba equipada con caja de cambios automática Cotal.



Era un coche muy elegante con un solo gran problema: No se vendía. En la Francia de posguerra no había mucho ligar para lujos.



Otros fabricantes franceses de automóviles lujosos como Delage y Delahaye también atravesaban por el mismo problema, por lo cual junto con Hotchkiss decidieron trabajar juntos en la fabricación de camiones y vehículos militares.

La miniatura es IXO.


CRUISER

8 comentarios:

  1. Hasta le fecha has publicado cada cosa que me gusta tanto o mas, pero he de destacar unos cuantos para mi gusto, el Lotus Omega, una verdadera maravilla, de la colección de OPEL, Los Aro el 244D y el 243, un tanto raros para esta parte de Europa de la que se vieron pocos y hoy en día menos todavía, el Ford de rey, cuanto mas curioso que aquí sería versión de cuatro puertas y bajo nombre de Tannus, Granada, pero verlo así en tres puertas lo hace mas llamativo.

    Lo dicho muy buenas piezas y bien surtido como siempre.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola SEAT! Celebro que te hayan gustado esos modelos! Sólo una aclaración: por más parecidos que tenga con Taunus y Granada, el Ford Corcel fue un diseño netamente brasileño que incorporaba elementos estilísticos de los que bien nombraste, pero que era un coche totalmente distinto, basado en el Renault 12. A ese entrada deberé cambiarle las fotos, ya que estuve retocando un poco esa miniatura, le pinté los interiores y qued´bastante mas vistosa.
      Saludos!

      Eliminar
  2. es un auto extraño,
    como muy cuadrado y redondeado al mismo tiempo,
    como si fuera un diseño viejo modernizado,
    o demasiado moderno y viejo.
    no sé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaucho, es muy parecido en su perfil al Opel Admiral que vimos hace una semana. Al punto que próximamente voy a hacer un comparativo entre ambos coches.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Pues sí, parece de transición, cuando lo nuevo no acaba de llegar y lo viejo no termina de irse.

    De todas formas ya eran otros tiempos, con una clase media cada vez más asentada y numerosa que no podía acceder a estos coches pero sí a otros menos exclusivos pero más económicos. Por eso el Anjou lo tenía tan crudo.

    La miniatura es muy buena, realmente IXO hizo un buen trabajo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diste en el clavo Antonio. En la próxima entrada veremos el último intentode Hotchkiss por llegar al gran público, con un auto que tenía mucho aire de familia con éste pero con conceptos distintos.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Es que la Europa de posguerra no daba para que la gente se pueda dar ciertos lujos. Al menos la mayoría de la gente. En los años treinta hubiera sido un boom.
    Gran miniatura.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Muy lindo auto, en realidad me gustan prácticamente todos los coches de esta época.

    Saludos!

    ResponderEliminar