sábado, 20 de abril de 2013

FORD CORCEL (1970)


La historia del Ford Corcel es por demás de curiosa. A fines de los años 60, Willys Overland de Brasil fabricaba un modelo pequeño (el Renault Gordini, Dauphine para los europeos) y los arcaicos Aerowillys e Itamaraty, vetustos y enormes productos de origen americano. El proyecto de la empresa era fabricar el modelo “M” (mediano) para ubicar en la brecha existente entre ambas ofertas que tenía en el mercado.



Por entonces Renault estaba desarrollando el prototipo que terminaría siendo el conocido Renault 12. A Willys Overland Brasil le interesó hacer un acuerdo con Renault Francia para fabricar ese modelo en Brasil, y ocupar el lugar del modelo “M”.



A todo ésto, la situación financiera de Willys Overland Brasil era complicada, lo que derivó en la venta de todas sus instalaciones a Ford, quien siguió fabricando sus productos con la marca del Ovalo y quiso llevar a cabo el acuerdo con Renault, que estaba muy avanzado.



Pero el diseño del Renault 12 era muy “europeo” para ser lanzado con la marca Ford, por lo cual se hizo un rediseño para “americanizarlo”. El resultado fue un coche mediano de perfil “coke bottle”, que fue lanzado en Brasil antes que el Renault 12 en Francia. Pero no sólo en el perfil se notaba el gusto americano: El nombre “Corcel” y el logo con el caballo a la carrera tenía sus raíces en el Mustang.



Se presentó en 1968, y su principal objetivo era desbancar al DKW 3=6 y luego al Volkswagen Fusca de las preferencias de los consumidores. Con plataforma y mecánica del Renault 12 (motor de 1.289cc, 68CV y 120km/h de máxima) logró hacerse de una importante franja del mercado.



Se presentó en versión dos puertas, como la de la miniatura de Ixo del coleccionable brasileño, pero también en cuatro puertas. Este último utilizaba piezas comunes con el Renault 12 además de plataforma y mecánica, como puertas, parabrisas y luneta. Sin embargo la versión “coupé” fue la mas exitosa, al punto de que en 1977, cuando fue reemplazado por la segunda generación (Corcel II) la versión cuatro puertas desapareció de la oferta.



La guerra de publicidades tuvo sus aristas. Volkswagen hacía hincapié en que sus coches no necesitaban agua ni radiador. Ford contraatacó publicitando al Corcel como un coche “con el motor en el lugar del motor y el maletero en el lugar del maletero”.



El Corcel derivó en su sucesor (Corcel II) y una versión de lujo posterior (Ford Del Rey). Pero la competencia ya había actualizado su oferta (VW Variant, Chevrolet Opala y el novísimo Fiat 147). En 1977 el Corcel I se deja de fabricar, luego de mas de 650.000 unidades producidas.

CRUISER

9 comentarios:

  1. conocía la historia pero sólo del "simil R12",
    no sabía nada del corcel de dos puertas.
    aunque tenga el motor en el lugar del motor y un nombre equino cavallar, la verdad es que no me gusta ni un poquito así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad este engendro es uno de los más "felices" de esta saga de "Renault 12 brasileños". El cuatro puertas no está mal, pero uno no puede dejar de compararlo con el R12 y al lado de éste resulta muy conservador en su estilo. Los más curiosos son el Corcel II y el Ford Del Rey y todos sus derivados, los cuales pretendían aparentar una sofisticación y diseño de vanguardia, pero la plataforma del "12" quedaba escasa por los cuatro costados.
      Ya los veremos en próximas publicaciones. El Del Rey ya salió en la colección pero el Corcel II todavía no.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Si no me lo cuentas no lo creo, que ahí debajo hubiese nada menos que un R12.

    Ya veo que en América del Sur hicieron unos experimentos muy curiosos... (y siguen haciendo, creo).

    A mí no me desagrada, me recuerda un poquito a los primeros Escort de Ford.

    Saludos y gracias por mostrarlo, acá en Europa esta miniatura brasileña está complicado conseguirla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, con los "Frankenstein" con motor de esta parte del mundo bien se podría hacer una enciclopedia, que atraería la atención de los aficionados a estas cosas. Es uno de los motivos por los cuales me interesan los autos de Europa del Este, porque hay tantas similitudes con los nuestros en cuanto a engendros motorizados.
      De hecho para conseguir estos modelos hay que comprarlos directamente en Brasil, o mejor aún de vendedores de Ebay de Hong Kong, donde curiosamente las miniaturas están a la venta antes de ser lanzadas en el coleccionable brasileño (los muchachos tienen sus contactos directamente en fábrica evidentemente).
      Saludos!

      Eliminar
  3. La verdad que si, es increíble que se haya tomado al R12 como base para fabricar este auto.
    A mi no me desagrada para nada, pero parecido al "hermano" Argento no tiene ni ahí.
    Lo mas curioso es que estuve buscando fotos del Corcel II y se parece mucho a un Toyota Corolla, no recuerdo de cual generación.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Cruiser!!!!
    La verdad es que creo que todos nos hemos sorprendido con la historia del Corcel, cuyo parante trasero hacer recordar a la segunda generación de los Taunus.
    La miniatura tal vez no sea muy vistosa, pero con la historia encima, paga doble.

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  5. A mi me gusta, posiblemente por su color amarillo; un auto simple de esos años. Suma mucho a la colección.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. Hola
    como puedo conseguier
    para mi corcel a escala
    me intersa yo tengo tres
    corcel y quiero uno a escala
    como hago

    ResponderEliminar